Cómo vender lo que sea a quien sea, según este millonario

Robert Herjavec, inversionista y celebridad reconocido por ser un tiburón del programa Shark Tank, nos da su visión acerca de las ventas y como poder concretarlas:

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es vender, ¡a menos que su sueldo dependa de ello! Cada vez que menciono vender, siempre escucho, “No es para mí”, “tienes que tener talento para las ventas”, o “simplemente no puedo concretar una venta”, pero esto no puede estar más lejos de la verdad.

Los vendedores no son los únicos que venden algo. En mi último libro, No tienes que ser un tiburón, la premisa es simple: los grandes vendedores se hacen, no nacen, y nadie logra el éxito en la vida sin saber cómo vender. Piensa en la última vez que convenciste a tus hijos para que se comieran sus verduras o convenciste a tus padres para que te prestaran el automóvil durante el fin de semana. ¡Lo creas o no, estás vendiendo algo! En Shark Tank, los emprendedores tienen que venderse ellos mismos tanto como su negocio, porque invertimos en ellos.

Independientemente de lo que vendas, es más fácil de lo que la mayoría de la gente piensa. Solo ten en mente los siguientes 5 consejos…


Lo primero que estás vendiendo es a ti mismo.

Olvídate del producto o servicio. Si a quien sea que le vendas no le gustas, no te va a escuchar.

Asegúrate de conocer el producto y presentarte bien. Se el vendedor del que comprarías algo.

Escucha más de lo que hablas.

Los malos vendedores “se obsesionan” con lo increíble que es su producto y solo se enfocan en eso, pero los buenos vendedores escuchan lo que dicen sus clientes. Prestan atención a las necesidades de los clientes desde el principio y continúan su presentación acorde a eso.

Debes saber a quién venderle.

Si estás vendiendo un widget que cuesta $50K, no intentes vendérselo a una persona con presupuesto de $2K. Un error común que cometen los vendedores es tratar de vender a cualquiera y a todos. Asegúrate de que lo que estás vendiendo satisfaga las necesidades de tus potenciales clientes y sea “realista” para ellos. ¡Es muy probable que obtengas esa venta!

Comprende la motivación del comprador.

¿Por qué las personas deberían preocuparse por lo que vendes? ¿De qué manera tu producto o servicio les proporciona valor? Presta atención a lo que está impulsando a tu cliente potencial a aceptar reunirse contigo y aborda ese tema en tu discurso.


Mantenlo simple.

No compliques demasiado tu pitch solo porque quieres sonar más conocedor. La medida del verdadero conocimiento en cualquier cosa es qué tan bien le puedes explicar a la persona promedio. Mantén tu discurso simple y por debajo de 30 segundos: ¡practica tu pitch elevator! (Si quieres saber cómo hacerlo, haz click aquí)

La clave para vender con éxito es pensar en la persona a la que le estás vendiendo. Haz un enfoque sobre sus necesidades y piensa en cómo se sentirán después de la presentación / reunión. No existe el “vendedor nacido en el mundo natural”. ¡Escúchame! ¡Cualquiera puede aprender a ser bueno en ventas, incluyéndote a ti!

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente.

 

 

 

Comentarios