Cómo lograr tus metas: Planea y consigue tus objetivos en 100 días.

Nuestra vida es una persecución constante de metas. Ya sea aprender cómo invertir en bitcoin o crear tu empresa en un año; siempre estamos pensando en cómo cumplir un objetivo.

Está claro que no todos tenemos las mismas metas, de ahí que no todos alcancemos los mismos resultados. Seguramente los objetivos de Bill Gates no eran los mismos que se propuso el gerente de la sucursal de un banco o un sargento del ejercito.

Lo cierto es que no todas las personas llegan a dedicar suficiente tiempo para saber en realidad que los hace felices y como pueden lograrlo.

Entonces, ¿cómo lograr tus metas?

Como todo en la vida, el secreto está en los hábitos. Hacer ejercicio, comer saludable y levantarnos temprano, se vuelven una constante en nuestras vidas si las volvemos un hábito.

Por eso, en esta ocasión tenemos una propuesta: ¿qué tal si te pones una meta que debas cumplir en los próximos 100 días?

Si aceptas, debes seguir un proceso que te permita establecer un objetivo inteligente y eventualmente conseguirlo sin importar las dificultades que se presenten.




Procedimiento para saber cómo lograr tus metas.

Bill Murphy Jr, escritor para el portal Inc.com y fundador de Proghostwriters.com, tiene un procedimiento de 5 pasos muy eficaz.

1. Elabora un objetivo.

Necesitas un objetivo, obviamente, y los pasos 1 y 2 de este proceso tienen que ver con elegir el objetivo el correcto. Para ser más específicos, necesitas un objetivo que valga la pena, que sea cuantificable y que sea realizable.

Piensa que tu objetivo debe:

Valer la pena: Discutiremos esto más adelante en el n. ° 2, pero no hay nada peor que trabajar duro por algo que no merece tu tiempo y energía.

Ser cuantificable: No se permiten objetivos poco sólidos. Para usar el ejemplo de querer entrenar para correr un maratón en 100 días, no es suficiente decir: “Quiero estar en mejor forma física”. En cambio, necesitas algo que puedas medir, como por ejemplo: Debo poder correr 26.2 millas. Así será más fácil que planees tu entrenamiento De lo contrario, ¿cómo sabrás realmente si has tenido éxito?

Ser alcanzable: Si tu objetivo es “fácil”, probablemente no necesites un plan de seguimiento de 100 días. Pero, tampoco deseas prepararte para algo que nunca tendrás la oportunidad de alcanzar.

2. Questiona tu objetivo.

Para evitar escoger el objetivo equivocado, debes preguntarte “por qué”, mientras estableces el objetivo. Pregúntate por qué quieres lograr este objetivo en particular.

Después de responder esa pregunta, tendrás que volver a preguntar, y preferiblemente una vez más. Cada vez, es probable que reveles un objetivo más grande. Por ejemplo:

¿Por qué correr un maratón? Porque es un desafío, y porque 26.2 millas es un marcador que demostrará que estaré en mejor forma física.

¿Por qué quieres estar en mejor forma física? Para mi salud en general.

¿Por qué te preocupa tu salud general? Porque quiero vivir tanto como pueda y pasar tanto tiempo en este planeta con mi familia como pueda.

El punto es asegurarte de que lo que sea que va a pasar 100 días, te ayudará a lograr un mayor propósito. De lo contrario, ¿cuál es el punto?

Conoce más sobre el Hackeo cerebral y quién inventó la técnica de “los 5 por qué”. 




3. Haz un mapa de ruta.

Tienes un objetivo. Tienes 100 días. Ahora necesitas crear un mapa. Puedes dividirlos como quieras, pero resulta más útil dividir el objetivo final en tres incrementos de 30 días, seguidos por un incremento final de 10 días.

Esto te da cuatro fechas importantes antes de los 100 días.

Piensa en esas pequeñas metas que debes alcanzar para conseguir el objetivo definitivo. Siguiendo con el ejemplo de la maratón, el cual es correr 26.2 millas, plantea 3 fechas con su respectiva meta. Ej. En el día 30 debo estar en capacidad de correr 8 millas; en el día 60, 16 millas; el día 90, 22 millas; y los últimos 10 días serán un tiempo para que te exijas al máximo.

4. Planea los días.

Ya tienes un calendario de 100 días con cuatro etapas marcadas. Ahora, debes establecer que harás cada día. Incluso debes programar días de descanso.

Literalmente, esto es una maratón, no una carrera de velocidad. Tampoco importa mucho si al planear tus días, te das cuenta de que necesitarás un poco más de 100 días para lograr tu objetivo. Todavía tendrás muchas razones para sentirte orgulloso si necesitas unas semanas adicionales y terminaras alcanzando tu objetivo unas semana después; lo importante es que planees y cumplas tu palabra.

5. Haz seguimiento.

Ahora pasamos de la planificación a la realidad y es muy importante seguir tu progreso todos los días.

Debías correr 8 millas el día 30, ¿lo hiciste? Debías encontrar 50 clientes potenciales, ¿lo hiciste? Si al hacer seguimiento te das cuenta que no estás cumpliendo, debes esforzarte más para ponerte al día con los retos que estableciste.

Es normal tener que reajustar estas pequeñas metas, pero debes dejar el alma para cumplir tu objetivo en el tiempo propuesto. De lo contrario, empezarás a aplazar las fechas hasta que la motivación por la cual empezaste, desaparezca y termines por rendirte.

Conclusión.

-Piensa el objetivo.

-Asegúrate de que lo haces por las razones correctas.

-Haz un mapa de ruta con 4 objetivos.

-Planea que harás cada día.

-Empieza.

-Haz seguimiento a tu proceso.

Y bien, ¿cuál es tu objetivo?

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes leer nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios