Cómo hacer dinero ayudando a los demás

Steve Jobs decía que los que están suficientemente locos para creer que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen; y día a día encontramos proyectos que desafían las creencias convencionales para darle al mundo más esperanzas de que las cosas pueden estar mejores. Purificación de agua por medio de diferentes métodos para hacerla potable en lugares donde escasea, tecnologías para limpiar océanos y la edición genética son algunos de los ejemplos que has transformado los esquemas.

Es posible que los grandes cambios requieran grandes medidas, pero se pueden realizar cambios sustanciales adaptando soluciones ya implementadas en otros campos y acondicionándolas en nuevos.



Un ejemplo de esto es la labor que está realizando Haley Van Dyck y su equipo para el gobierno estadounidense. El startup dentro de la casa blanca se llama United States Digital Services (USDS) y tiene como misión cerrar la dicotomía de poder usar la tecnología para conseguir servicios privados pero no para solicitar servicios básicos del gobierno.

Si la tecnología nos permite hacer las cosas de una manera más sencilla; como llamar un taxi, solicitar hospedaje o pedir domicilios, ¿por qué los veteranos de guerra deben esperar 137 días para acceder a los beneficios del gobierno? A partir de este problema se desglosan muchas otras fallas que podrían solucionarse con el uso de tecnología que ya se está usando para cubrir otras necesidades.

“Los errores del gobierno en prestar servicios digitales que funcionen, están impactando desproporcionadamente a las personas que más los necesitan” dice Van Dyck, quien además cuenta que hace más de 10 años se iniciaron proyectos para migrar los procedimientos de físico a virtual pero después de más de 1 Billón de dólares y 6 años, ninguno dio frutos. La causa principal radica en la mala gestión, pero en poco tiempo, USDS ha demostrado que digitalizar procesos ahorra costos y optimiza la duración de los mismos. ¿Cómo lo han logrado?



Van Dyck asegura que ellos han tomado lo aprendido por el sector privado de Silicon Valley, acerca de cómo brindar servicios digitales a nivel mundial y lo están adaptando al gobierno. Lo primero es reclutar al mejor talento humano posible (cuentan con ex trabajadores de Facebook, Google, Twitter, Amazon, entre otras; que han preferido aportar su grano de arena por un mejor país). Después los juntan con las personas que ya están dentro del gobierno intentando crear cambios; los enfocan en solucionar tareas específicas relacionadas con los servicios que ofrece el gobierno y les dan un área de cobertura masiva desde las agencias del gobierno hasta el presidente, para que puedan transformar los servicios para bien.

Casos como el largo proceso de inmigración que llenan millones de postulantes en todo el mundo es uno de los ejemplos de que sí se pueden optimizar tiempo y recursos. De igual manera, el proceso de reemplazo de la Green Card que tardaba 6 meses, se puede hacer completamente online.

Otros grandes beneficiados son los veteranos de guerra, que ahora tienen todo lo que necesitan en un solo sitio https://www.vets.gov, el cuál ha sido diseñado por aquellos que conocen las falencias del gobierno mejor que nadie: Los mismos veteranos de guerra.

De seguro muchos emprendedores están en capacidad de cambiar las formas de prestar servicios por parte de los gobiernos latinoamericanos, y está claro que muchos países se beneficiarían de esto. ¿Estás a la altura? No es necesario esperar para actuar hasta cuando tengas la idea definitiva para detener el calentamiento global; muchas ideas sencillas pueden afectar a grandes cantidades de personas y si crees que lo puedes lograr no pierdas tiempo…¡Arriésgate!

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios