Cómo cumplir lo que te prometes y alcanzar tus metas personales.

Has tomado una gran decisión, ya sea asistir a la facultad de derecho, correr una maratón, finalmente comenzar tu propio negocio o comprar una casa, y estás orgulloso de ti mismo. En tu mente, ya aprobaste el examen, cruzaste la línea de meta y ya creaste tu empresa. (Simplemente cuando le cuentas lo que quieres hacer a alguien más)

Pero en las próximas semanas, esas metas personales que te habías propuesto se han quedado en el camino. No querías que eso ocurriera, es solo que en tu vida cotidiana estás tan ocupado, que no tienes tiempo para abordar algo más de lo que “realmente puedes”.

Tu sueño se sintió tan real mientras lo contabas a todos que te permitiste estar satisfecho simplemente diciendo que lo ibas a hacer.

A estas alturas, es posible que te hayas dado cuenta de que decir cosas y hacerlas realidad son dos acciones muy diferentes. Si tus sueños eran lo suficientemente grandes como para decirlos al mundo, es muy probable que valieran la pena. No te rebajes a ti mismo planeando objetivos y luego renunciando a ellos.

Aquí hay algunas maneras para que seas fiel a lo que prometes y puedas alcanzar tus metas personales:


Dile a alguien

No te detengas de contarle a la gente sobre tu sueño. Si le cuentas a más personas, más responsable serás de alcanzar su objetivo. Solo la idea de que alguien pueda preguntarte cómo te está yendo con tu objetivo en el futuro, puede ser suficiente para mantenerte encaminado.

Pero debes tener cuidado, es un arma de doble filo y esta es la razón.

Escríbelo

Cuando tienes un objetivo, haz un plan. No solo digas: “Quiero crear un modelo de negocio para mi emprendimiento”. Consigue un cuaderno y un bolígrafo (o tu teléfono y una aplicación) y anota las razones por las que deseas hacerlo, por ejemplo: tendré que lograr optimizar tiempo y dinero; mi producto o servicio deben ingresar rápido al mercado; etc.

¿Qué aspecto tendrá tu objetivo y cómo te sentirás al respecto? Debes ser lo más detallado posible, ya que hará que alcanzar tus metas personales parezca más real.

Sigue tu plan, pero sé flexible

Sí, quieres mantenerte enfocado, pero ten en cuenta que la vida real tiene altibajos. Una muerte en la familia, el nacimiento de un niño, la pérdida de un trabajo o una enfermedad; son eventos que pueden retrasar la obtención de tus metas personales. Sé gentil contigo mismo, no te desmotives, y permítete más tiempo para cumplir tus objetivos si lo necesitas. Solo vuelve a evaluar tu línea de tiempo y date un margen de acción si lo necesitas.

Recompénsate en el camino

No olvides reconocer tus logros y tus metas. Publica tus éxitos en las redes sociales, llama a alguien especial; como a un antiguo jefe que te dio una recomendación y comparte tus éxitos. Sal a cenar o date una noche libre si has tenido un gran avance.


Encuentra personas que te harán responsable

Si continúas dando actualizaciones a los demás sobre tus objetivos, te preguntarán cómo vas. Habla sobre tus éxitos y fracasos pero no lo hagas por alardear, hazlo pensando en que los demás pueden ser parte importante del proceso.

Al pasar estos cinco métodos a tu vida diaria, es posible que te sorprendas de lo mucho que realmente avanzarás. Creo que recompensarte por pequeños logros es vital para la obtención de tus objetivos, así que asegúrate de celebrar los pequeños éxitos también.

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

 

Comentarios