Cómo concentrarse para estudiar (5 consejos muy útiles)

Llega el fin de semana y estás listo para aprovechar el tiempo libre para estudiar. Estás en tu escritorio con tus libros y tu laptop preparado para la acción.

Pero luego recibes un mensaje en whatsapp, y es un amigo que te esta invitando a salir. Y mientras estás en su teléfono, es mejor que veas de qué se trataba la notificación de Facebook que acabas de recibir, y luego crees que es mejor que veas que esta pasando en Instagram. Luego recuerdas que querías hacerle una pregunta a alguien, así que le envías un mensaje de texto y decides que también quieres ver ese video tan gracioso en Youtube.


¿Suena familiar? Si bien, es posible que esto no nos suceda todos los días, hay muchas posibilidades de que suceda algo parecido a menor escala y de manera regular.

Nunca somos tan productivos como queremos ser, y no es de extrañar. En cualquier momento, hay cientos de cosas a nuestro alrededor, que demandan nuestro tiempo y nuestra atención.

Lee también: Cómo ser más productivos mientras trabajamos.

En ocasiones, puede parecer que concentrarse es casi imposible. Encuentra a continuación una lista rápida de consejos para mantenerse concentrado mientras estudias.

¿Cómo concentrarse para estudiar?

1. Cuida tus necesidades físicas.

Las necesidades físicas son enormes distractores. Es muy fácil levantarse para comer o ir al baño y cuando te das cuenta has perdido más de media hora de tu tiempo. Cuida de estas cosas antes de comenzar a estudiar. Usa el baño, ponte ropa cómoda, coge una manta o una sudadera si crees que podrías tener frío y asegúrate comer algo antes de empezar.

Estarse levantando del escritorio hará imposible que mantengas la concentración.

Lee también: 4 hábitos para mantenerte increíblemente productivo.

2. Utiliza ayudas.

A veces, tener algo que te ayude a recordar puede evitar que encuentres algo que te distraiga. Hay muchas maneras creativas de hacerlo, y también puedes inventar tus propios modos. Aquí hay algunos para que comiences:

  • Intente subrayar o resaltar palabras y frases importantes en tus libros.
  • Copia físicamente las notas importantes de sus libros en lugar de solo leerlas. Escribir siempre te ayudará a recordar.
  • Si está trabajando para memorizar algo, intente caminar o rebotar una pelota contra la pared al mismo tiempo que las palabras.

Lee también: Alcanza tu máxima productividad evitando estas distracciones.

3. Minimiza tus distracciones potenciales.

¿En muy obvio, verdad?. Cuantas menos cosas haya para distraerte, mejor. Como mínimo, eso significa tener el teléfono en silencio, esconderlo en una bolsa o en el otro lado de la habitación, o dejarlo atrás por completo. El teléfono es uno de los más grandes distractores.


Sin embargo, existen otras cosas que pueden distraerte. Pon algo de música, lo suficientemente fuerte, como para que no escuchar la película que tu familia está viendo en la otra habitación, o la conversación que se desarrolla fuera de tu ventana.

Para un entorno aún más libre de distracciones, escucha música instrumental para que ni siquiera las letras te distraigan. Las bandas sonoras de películas y la música clásica son excelentes para esto, al igual que los generadores de ruido ambiental.

4. Elige un buen momento.

Todos tenemos un momento del día en el que somos más productivos. Algunos estamos más alerta por las mañanas, mientras que otros se sientes mejor trabajando en las noches. Averigua a qué hora estás más alerta e intenta programar tus estudios para estos tiempos.

Lee también: 6 rituales de la mañana que pocos practican pero traerán beneficios por el resto de tu vida.

5. Prepárate para enfocarte.

Al final del día, ten en cuenta que nadie puede evitar que te distraigas excepto tu. Puedes bloquear tu teléfono y websites en tu laptop, reproducir música relajante y sentarse en un cubículo vacío, pero si no haces un esfuerzo consciente para concentrar tus esfuerzos en concentrarte, tarde o temprano te distraerás.

Intenta entrenar un poco a la vez. Si puedes trabajar durante 10 minutos sin distraerse una vez, recompénsate con un breve descanso. Una vez que domines esto, ve si puedes ir por 15 minutos. Continúa así hasta que tu cerebro esté acostumbrado a concentrarse en la tarea que tienes delante.

Estudia como un profesional.

Al dominar estos consejos esenciales para el estudio, no solo serás eficiente cuando estudias, también disfrutarás al aprender. ¿Tienes algún consejo de estudio que hayas ideado tú mismo? Escríbelo en los comentarios.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios