Los mejores emprendedores prefieren escuchar que hablar

Los mejores emprendedores prefieren escuchar que hablar

Escuchar se a convertido en algo secundario para la gran mayoría, preferimos hablar y pasar por alto la opinión ajena. No podemos olvidar que escuchando nos conectamos con nuestro entorno y aprendemos de las personas que nos rodean. En nuestro camino al éxito nos encontramos con personas de gran experiencia y solo sabiendo escuchar nos pueden dejar grandes enseñanzas.

Como emprendedor, saber escuchar a tus clientes y empleados te traerá innumerables beneficios que se verán reflejados en el crecimiento de tu negocio. Lo importante no es lo que tu sabes, esa información ya te pertenece, sino lo que puedas extraer de la mente de las personas que te rodean. Para esto es necesario que tus acciones demuestren el interés por conocer dicha información. A continuación te presentamos algunos tips.


Según el modo de escucha que adoptes, te puedes ver en una situación donde debes interrumpir para dar tu opinión o dirigir el destino de la conversación. Aquí debes ser muy cuidadoso, ya que lo último que quieres es que el interlocutor sienta que no se puede expresar o que su opinión no vale. Trata de no dejar a la otra persona con palabras cortadas, en lo posible déjalo terminar de hablar y ten presente que entre más lo escuches, más conocimiento vas a tener sobre él y sus ideas y por ende más argumentos para soportar tus opiniones.

2. Ten cuidado con la comunicación no verbal.

Si quieres que el interlocutor se sienta escuchado, debes tener en cuenta que tu cuerpo le da a entender si estás o no interesado en lo que escuchas. Reacciones como cruzar los brazos, revisar el celular o estar más enfocado en la conversación de la mesa de al lado le gritan al interlocutor “NO ME IMPORTA LO QUE ESTÁS DICIENDO!”, así que mantén la mirada, sonríe y asiente ocasionalmente para darle vía libre a la otra persona a que se siga expresando. Si la conversación se torna larga y no la puedes interrumpir, se paciente y no descuides tu lenguaje corporal.



3. Haz preguntas.

Si estás escuchando atentamente estás en capacidad de formular preguntas que le dan a entender a la otra persona que estás poniendo atención. Además el tipo de preguntas que hagas reflejará muchas cosas sobre tu capacidad de entendimiento sin necesidad de que hables demasiado.

4. Crea el hábito.

No estamos acostumbrados a escuchar atentamente por que vivimos rodeados de ruido, nos aislamos en nuestros audífonos y nuestro ego siempre quiere decir “estoy presente” diciendo lo que pensamos sin escuchar a los demás. Así que es hora de practicar, bajar la guardia y tomar por costumbre escuchar antes de hablar!

5. Diferencia entre oír y escuchar.

Oímos todo el tiempo, ya sea el viento o el tráfico. Es un proceso inconsciente del cual no podemos escapar pero escuchar requiere que seamos consientes. Así que si vas a escuchar, concéntrate y asegúrate de entender lo que te están diciendo. De esta forma le das más valor a tu tiempo y al de los demás haciendo que tus conversaciones sean productivas. No querrás ser esa persona que la gente evita porque sienten que van a perder el tiempo.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Si deseas tener mucho dinero, responde estas 7 preguntas

Si deseas tener mucho dinero, responde estas 7 preguntas

Una vida acompañada de carros lujosos, costosos relojes, suntuosas vacaciones, y muchos lujos más, es el estilo de vida que cualquier persona desea llevar. Sin embargo, no son muchas las personas que logran llegar a este punto, y si te fijas, la mayoría que lo logra son personas emprendedoras que en cierto momento de sus vidas tomaron un rumbo diferente a la convencional idea de un crecimiento profesional y personal en una compañía.

Si bien es cierto que el internet ha roto barreras que hoy por hoy permiten a cualquier persona iniciar un negocio de una manera simple y económica, la realidad es que el camino por recorrer desde la creación de tu página web a un estilo de vida independiente con altos ingresos no es para cualquier persona. Así lo afirma Bernard Marr, un reconocido best seller, orador, líder de negocios y experto en manejo de datos, en su perfil de Linkedin.

Antes de decidir si quieres seguir esta ruta, tendrás que hacerte las siguientes preguntas:



1. ¿Estás seguro de que tu eres el mejor en lo que haces?

Ser bueno en lo que haces es importante en cualquier lugar, pero tener confianza es mucho más importante. Los empresarios de éxito son casi por defecto seguros de sus capacidades, no sólo para ofrecer su producto o servicio, sino también en su capacidad de hacer su trabajo.

2. ¿Qué tan bueno eres haciendo Networking?

En este aspecto no solo nos referimos a repartir tus tarjetas profesionales en una reunión de negocios, que es de gran ayuda por supuesto. Marr se refiere a que tan buena es tu habilidad en hacer conexiones. Los emprendedores conocen muy bien cómo y cuándo obtener contactos relevantes para su labor, no sólo para su beneficio, sino también para ayudar a otros.

Ser bueno en Networking es una gran ventaja en el mundo de los negocios.

3. ¿Qué tan esencial es obtener un salario mensual fijo para ti?

Para nadie es un secreto que al iniciar tu propio negocio la idea de estabilidad económica en las primeras etapas, es algo que no puede darse por sentado, será muy probable que si quieres dar este paso, tendrás que trabajar sin la esperanza de una compensación económica grande. Si bien es cierto que la idea de independizarte te permitirá tener mayor remuneración económica, esto no sucederá de inmediato, necesitarás estar dispuesto a hacer sacrificios. Esto podría implicar que inicies tu negocio paralelamente a tu trabajo actual, o vivir de tus ahorros por un tiempo.



4. ¿Cómo te sientes acerca de los riesgos y la incertidumbre?

Si la incertidumbre no te deja sentir cómodo, el emprendimiento no es para ti. La incertidumbre es el pan de cada día para aquellos emprendedores exitosos. El crecimiento ocurre fuera de nuestra zona de confort. Al iniciar un negocio, serás empujado a hacer algo nuevo casi todos los días. La mayoría de la gente prefiere tener cierto nivel de certeza sobre las situaciones futuras , si tu eres uno de ellos, este camino no es el que te conviene.

5. ¿Sufres de pánico escénico?

Si estar en frente de una audiencia es una situación que te aterra, como director general de una empresa será muy difícil que puedas presentar ante los inversionistas tu idea de negocio, clientes o socios potenciales e incluso tus empleados las ideas, actividades y beneficios que les puedes ofrecer. En adición a ello, si ser en el centro de atención es una situación difícil de manejar, tendrás que reconsiderar tu deseo de ser emprendedor, ello no significa que tengas que amar las presentaciones en público, pero sí es seguro que debes ser capaz de superar cualquier miedo escénico en el momento que así se requiera.

6. ¿Estás dispuesto a trabajar días, noches y fines de semana?

La maravillosa imagen de los empresarios con fotos en las playas o la comodidad de sus casas mientras están trabajando puede confundirte. Si bien es cierto que pueden trabajar desde cualquier lugar, eso también significa que donde quiera que estén siempre estarán en modo trabajo. En este sentido, si eres de los que está pensando en el siguiente día festivo sin que este haya incluso acabado, tendrás que replantear tus planes emprendedores y empresariales. En las microempresas, en las cuales sólo trabaja su propietario, es muy difícil que haya la posibilidad de tomar algunas vacaciones. No es imposible, pero no es probable que ocurra muy seguido en los primeros años.

7. ¿Te gusta ser el jefe?

Esto puede parecer una pregunta tonta en temas sobre espíritu empresarial, pero hay quieres son buenos en dirigir y estar a cargo, como también hay quienes no lo son en absoluto. No hay nada de malo si no lo eres, pero un buen emprendedor tiene que estar preparado para ser el jefe y hacerlo bien.

No se trata de decir que una persona introvertida prefiera el camino estable y seguro, lo que esto si significa es un camino más largo y algo más complicado.

Si por el contrario dirigir y estar en contacto con la gente es una cualidad espontánea, tendrás más opciones de llegar a ser un emprendedor exitoso.

¿Cuántas de estas respuestas son afirmativas? ¿crees que podrás convertirte en un gran emprendedor de éxito y por ende millonario?

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Es realmente bueno trabajar desde casa ?

¿Es realmente bueno trabajar desde casa ?

Como emprendedor es muy posible que tu oficina sea una de las habitación de tu casa y esta perfectamente bien, la cuestión es que no es tan sencillo separar tu vida laboral de tu vida en el hogar. Tus responsabilidades en cada rol son diferentes y puede que trabajar desde casa disminuya tu productividad y por consiguiente tus resultados.

Debes tener varias cosas presentes y por eso en ModoEmprendedor te mostramos algunos tips para que trabajar desde tu casa sea un trampolín al éxito y no un hueco al fracaso.



1. No descuides tu productividad.

No tener un jefe encima te puede meter en la zona de confort y hacer que tu productividad disminuya, así que debes establecer horarios, tener tareas definidas y comprometerte a cumplirlas SIN EXCUSAS! Es muy fácil empezar a ver un partido de fútbol y aplazar tus responsabilidades. Se medido con tus breaks y aprende a manejar las distracciones. Intenta al final de tu jornada, tomarte el tiempo para planear las actividades del día siguiente.

2. Prepara el espacio.

Si vas a trabajar desde tu casa, asegúrate que el lugar escogido sea un verdadero espacio de trabajo, tómate el tiempo de organizarlo y de tener todo lo que necesitas a la mano. En lo posible escoge un lugar con luz natural y asegurate que la conexión a internet sea perfecta, no puedes permitir fallas en alguna llamada por Skype o dejar de recibir un archivo importante.



3. Proyecta profesionalismo

Verte bien te hará sentir bien, no te dejes coger ventaja de la comodidad y por el contrario, aprovecha el tiempo que no pierdes desplazándote hasta una oficina en afeitarte y arreglarte bien para poder recibir esa video llamada con toda confianza! Y al igual que lo haces contigo, cuida tu espacio de trabajo, no querrás que la persona al otro lado de la pantalla piense que vives en un basurero por las cajas de pizza al fondo de la habitación.

4. Conserva el balance.

Es importante repartir tu tiempo y no caer esclavo del trabajo. Nunca confundas “trabajo en mi casa” con “vivo en mi oficina”. Sigues teniendo una vida y debes manejar los balances que la conforman. Así como sacas tiempo para trabajar igual lo debes hacer para continuar con tu vida social y dedicarle tiempo a tu familia.

5. Respira.

Toma breaks y saca tiempo suficiente para almorzar. De ser posible aprovecha algunas oportunidades durante la jornada para salir y despejarte, el aire libre reinicia los sentidos y eso te ayudará a cumplir tus labores a plenitud.

6. Guarda para el futuro.

Estás dejando de invertir en transporte, almuerzos en restaurantes y otros gastos ocasionales, así que es el momento de ahorrar! En tu camino a la cima vas a necesitar invertir y cada centavo puede ser vital.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Qué personas deberían conocer mi idea de negocio?

¿Qué personas deberían conocer mi idea de negocio?

Un gran número de emprendedores temen compartir sus ideas con la intensión de protegerlas, sin embargo, las posibilidades de desarrollar una idea de negocio individualmente son muy reducidas. Siempre será mejor compartirlas que trabajar de manera aislada, no obstante, debes hacerlo con las personas correctas.

Nuestros familiares y amigos son comúnmente las personas a las cuales acudimos cuando necesitamos un consejo. Igualmente sucede cuando tienes una idea para crear un nuevo producto o servicio. Todo emprendedor necesita su propio grupo de asesores, personas que posean diversas habilidades y que puedan brindarle apoyo.

Claramente este grupo no puede estar conformado únicamente por tus amigos más cercanos, ya que a pesar de la confianza que tengas en ellos, es muy probable que no se complementen.

A continuación te presentamos 5 personas con las cuales deberías compartir tu idea de negocio. No te preocupes, la mayoría de las personas están muy ocupadas para robar tu idea de negocio. Es muy improbable que se tomen el tiempo y el esfuerzo que tu si estas dispuesto a tomar.



1. Una persona que tenga experiencia como emprendedor

Tal vez no tengas a un emprendedor con experiencia dentro de tu circulo social, sin embargo, sería de gran ayuda poder contar con alguien que haya recorrido el camino y que tenga la autoridad y el conocimiento para guiarte con tu idea de negocio.

2. Una persona que piense diferente a ti

Encuentra a una persona que siempre desafíe tu manera de pensar, alguien que te haga ver las debilidades de tu idea y los puntos críticos de tu negocio. Esta persona no debe ser negativa o pesimista, simplemente alguien con una perspectiva diferente que pueda hacerte ver ciertas cosas que tal vez no estas considerando.

3. Una persona que te conozca muy bien

La opinión de una persona muy cercana es vital. Alguien que conozca tus ambiciones, tus miedos, tus fortalezas y debilidades te hará encontrar el camino correcto para desarrollar tu idea. No solo es importante la idea en si, la personalidad de quién la desarrolla es una pieza clave, ya que debe existir una relación sinérgica.



4. Un contador

No existe una mejor forma de ver un negocio que desde el aspecto financiero. Los números siempre reflejan los posibles errores que se están cometiendo y que áreas especificas son de mayor atención. Un emprendedor esta usualmente muy involucrado en la parte operativa de la empresa, y no esta observando la empresa como un todo.

Un contador permitirá tener una visión general y mucho más objetiva de tu idea de negocio. No solo tiene la habilidad de crear y analizar estados financieros, sino también conocimientos sobre mejores prácticas que estén funcionando en otros negocios, además de errores que hayan llevado a otras empresas al fracaso. Un contador es uno de los profesionales que indudablemente debes tener al lado.

5. Un abogado

Empezar un negocio tiene ciertos requerimientos legales, por lo cual querrás hablar con un abogado. Éste podrá aconsejarte y brindarte asesoría para que la estructura de tu empresa se acople a tu modelo de negocio.

Adicionalmente, un abogado debe estar presente al momento de establecer relaciones comerciales. Cualquier tipo de transacción debe tener en cuenta los requerimientos legales de tu país, cumpliendo con lo pactado por ambas partes.

Mantener tu idea en secreto no te ayudará a materializarla. Recuerda que no necesariamente debes escuchar y tener en cuenta todos los consejos, por encima de todo debes confiar en tus instintos.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

6 tips para atraer más clientes por medio de las redes sociales en tu empresa

6 tips para atraer más clientes por medio de las redes sociales en tu empresa

A través de las redes sociales puedes tener contacto directo con tus clientes potenciales, es por esto que debes ser cuidadoso con tu forma de interactuar. En ModoEmprendedor te compartimos algunos tips.

1. Ten identidad

Así como reconoces la voz de tus amigos hablando por celular, debes hacer que tus seguidores sepan cual es la voz de tu negocio y/o marca. Antes de abrir cuenta en Facebook o Twitter, tu empresa ya debe tener personalidad, por su imagen, sonido y valores de marca, ahora debes proyectarla. Te preguntas cómo? A través de la coherencia y consistencia en tus post. Si vendes guantes de boxeo y quieres proyectar rudeza, las palabras y redacción de tus post deben ser directas, para deportistas que van a subirse al ring a dejar el alma, a knockear los obstáculos que se les crucen ( ojo! si ocasionalmente quieren intentar algo diferente, esta bien, pero deben saber porqué lo están haciendo!).

Lee también: La importancia de las redes sociales para tu negocio

Si tus seguidores se identifican contigo, vas a tener verdaderos fans y potencialmente más oportunidades de negocio.

2. No pases desapercibido

Los post en los news feed o timelines son como pequeñas personas en un metro, son tantas que pueden pasar desapercibidas, por lo tanto si quieres llamar la atención debes utilizar imágenes llamativas y acompañarlas con títulos que obliguen a dar click. Imagina que cada post es una bala y estás en guerra, no puedes disparar por disparar, debes hacerlo sabiendo que vas a dar en el blanco y siempre teniendo presente mantener una identidad.



Asegúrate de postear cosas positivas, tus fans ya tienen su dosis de “vamos de mal en peor” en los noticieros. Los contenidos con temas alegres se comparten más y aumentarás tus chances de adquirir nuevos seguidores.

4. Muestra tu lado humano

Es muy probable que tus seguidores sean personas que ríen, lloran, comparten y todo esto lo hacen con personas como ellas. Muéstrales que no eres solo una marca, dales razones para pensar que pueden contar contigo. Júntate con ellos, en tus post utiliza palabras como “nosotros”, inclúyete en sus problemas y se parte de la solución. Interactúa!

5. Analiza y vencerás

No puedes saber que quieren tus seguidores de la noche a la mañana y menos cuando estás empezando, así que debes tener como tarea analizar los resultados que trajeron los post anteriores e identificar que gusta más (estudia también en que horarios hubo mejor respuesta). Ten presente que si siempre haces lo mismo los resultados van a ser los mismos, no temas probar cosas nuevas de vez en cuando para sorprender a tus fans.

Es un ejercicio de prueba y error que te va a acercar a las personas correctas , en la forma correcta y el momento correcto.

6. Delegar es avanzar

En ocasiones, si tu equipo de trabajo es pequeño o incluso si estás solo, te verás hasta el techo de trabajo y es posible que descuides el manejo de tus redes sociales, así que si es posible, consigue a una persona que se encargue exclusivamente de eso, que sepa lo necesario para potenciar tu negocio y tener a tu público atento y a la espera del siguiente post.  Deja que un profesional se encargue para que te puedas enfocar 100% a las demás labores.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

4 hábitos esenciales en la mañana si quieres tener un día muy productivo

4 hábitos esenciales en la mañana si quieres tener un día muy productivo

Empezar el día con toda la energía después de largas jornadas de trabajo no es una tarea fácil. Normalmente nos levantamos de la cama, tomamos una ducha y preparamos un café antes de ir al trabajo. Sin embargo, existen hábitos a esta hora del día que contribuyen enormemente con tu rendimiento.

A continuación conoce 5 actividades en la mañana que te ayudarán a tener un día productivo y a mantenerte con energía durante todo tu jornada:

1. Hacer ejercicio

Indudablemente hacer ejercicio en las mañanas es la actividad más favorable para tu  cuerpo y tu mente. Depende de la disponibilidad de tiempo que tengas, sabemos que en la mañana no dispones de mucho, pero si realizas una actividad física de 10 a 30 minutos esto hará una diferencia en el inicio de tu día.

En internet se encuentra un sin número de entrenamientos que te permiten entrenar el tiempo que lo desees, desde 7 minutos en adelante, así que no hay excusa para no hacerlo. Una buena opción lo es también dedicar unos minutos a la meditación, esto despejará tu mente para afrontar la prisa del día.

2. Establecer metas del día y asignarles una prioridad:

Simplemente escoge dos o tres cosas que te gustaría lograr o cumplir al finalizar tu día. Puedes pensar en ello esperando por tu café o camino a tu lugar de trabajo.

Priorizar te permite hacer un uso más efectivo del tiempo y cuando lo haces con la mente despejada en la mañana, puedes establecer una mejor estrategia para afrontar los retos del día.



3. Cambiar tu desayuno tomando jugos nutritivos o desintoxicantes.

Seguramente has escuchado acerca de los jugos verdes o desintoxicantes de la mañana. Esto dejó de ser un habito únicamente para personas que querían perder peso o tratar algún problema gástrico.

Sé que resulta más práctico preparar un cereal, un café o incluso no desayunar. Sin embargo los beneficios de estos jugos están comprobados y preparar uno te llevara poco tiempo en la mañana. Literalmente en solo 1 minuto.

Puedes preparar uno simple a base de banana, naranja manzana y dos vegetales como espinacas y pepino en la licuadora 3 veces por semana. Notaras un cambio en tu organismo y tu rendimiento del día.

4. Establecer una hora para ir a dormir, así tendrás una excelente mañana.

Definitivamente las peores mañanas son en las que nos levantamos agotados debido a que no logramos dormir lo suficiente. De acuerdo con la experta en manejo del tiempo Laura Vanderkam, autor del libro  “What does the most succesfull people do before breakfast”, es necesario establecer una hora determinada para ir a la cama. Muchas actividades en la noche como estar en el computador o en la televisión reducen tiempo valioso de sueño lo que hace nuestra mañana mas agotadora.

Iniciar el día después de un excelente descanso eleva tu productividad. Te permite estar con la mente despejada para establecer los objetivos del día, priorizar las tareas más importantes y contar con la energía necesaria para culminarlas.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.