7 preguntas que debes responder si quieres tener mucho dinero.

7 preguntas que debes responder si quieres tener mucho dinero.

Una vida acompañada de carros lujosos, costosos relojes, suntuosas vacaciones, y muchos lujos más, es el estilo de vida que cualquier persona desea llevar. Sin embargo, no son muchas las personas que logran llegar a este punto, y si te fijas, la mayoría que lo logra son personas emprendedoras que en cierto momento de sus vidas tomaron un rumbo diferente a la convencional idea de un crecimiento profesional y personal en una compañía.

Si bien es cierto que el internet ha roto barreras que hoy por hoy permiten a cualquier persona iniciar un negocio de una manera simple y económica, la realidad es que el camino por recorrer desde la creación de tu página web a un estilo de vida independiente con altos ingresos no es para cualquier persona. Así lo afirma Bernard Marr, un reconocido best seller, orador, líder de negocios y experto en manejo de datos, en su perfil de Linkedin.

Antes de decidir si quieres seguir esta ruta, tendrás que hacerte las siguientes preguntas:





1. ¿Estás seguro de que tu eres el mejor en lo que haces?

Ser bueno en lo que haces es importante en cualquier lugar, pero tener confianza es mucho más importante. Los empresarios de éxito son casi por defecto seguros de sus capacidades, no sólo para ofrecer su producto o servicio, sino también en su capacidad de hacer su trabajo.

2. ¿Qué tan bueno eres haciendo Networking?

En este aspecto no solo nos referimos a repartir tus tarjetas profesionales en una reunión de negocios, que es de gran ayuda por supuesto. Marr se refiere a que tan buena es tu habilidad en hacer conexiones. Los emprendedores conocen muy bien cómo y cuándo obtener contactos relevantes para su labor, no sólo para su beneficio, sino también para ayudar a otros.

Ser bueno en Networking es una gran ventaja en el mundo de los negocios.

3. ¿Qué tan esencial es obtener un salario mensual fijo para ti?

Para nadie es un secreto que al iniciar tu propio negocio la idea de estabilidad económica en las primeras etapas, es algo que no puede darse por sentado, será muy probable que si quieres dar este paso, tendrás que trabajar sin la esperanza de una compensación económica grande. Si bien es cierto que la idea de independizarte te permitirá tener mayor remuneración económica, esto no sucederá de inmediato, necesitarás estar dispuesto a hacer sacrificios. Esto podría implicar que inicies tu negocio paralelamente a tu trabajo actual, o vivir de tus ahorros por un tiempo.





4. ¿Cómo te sientes acerca de los riesgos y la incertidumbre?

Si la incertidumbre no te deja sentir cómodo, el emprendimiento no es para ti. La incertidumbre es el pan de cada día para aquellos emprendedores exitosos. El crecimiento ocurre fuera de nuestra zona de confort. Al iniciar un negocio, serás empujado a hacer algo nuevo casi todos los días. La mayoría de la gente prefiere tener cierto nivel de certeza sobre las situaciones futuras , si tu eres uno de ellos, este camino no es el que te conviene.

5. ¿Sufres de pánico escénico?

Si estar en frente de una audiencia es una situación que te aterra, como director general de una empresa será muy difícil que puedas presentar ante los inversionistas tu idea de negocio, clientes o socios potenciales e incluso tus empleados las ideas, actividades y beneficios que les puedes ofrecer. En adición a ello, si ser el centro de atención es una situación difícil de manejar, tendrás que reconsiderar tu deseo de ser emprendedor, ello no significa que tengas que amar las presentaciones en público, pero sí es seguro que debes ser capaz de superar cualquier miedo escénico en el momento que así se requiera.

6. ¿Estás dispuesto a trabajar días, noches y fines de semana?

La maravillosa imagen de los empresarios con fotos en las playas o la comodidad de sus casas mientras están trabajando puede confundirte. Si bien es cierto que pueden trabajar desde cualquier lugar, eso también significa que donde quiera que estén siempre estarán en modo trabajo. En este sentido, si eres de los que está pensando en el siguiente día festivo sin que este haya incluso acabado, tendrás que replantear tus planes emprendedores y empresariales. En las microempresas, en las cuales sólo trabaja su propietario, es muy difícil que haya la posibilidad de tomar algunas vacaciones. No es imposible, pero no es probable que ocurra muy seguido en los primeros años.

7. ¿Te gusta ser el jefe?

Esto puede parecer una pregunta tonta en temas sobre espíritu empresarial, pero hay quieres son buenos en dirigir y estar a cargo, como también hay quienes no lo son en absoluto. No hay nada de malo si no lo eres, pero un buen emprendedor tiene que estar preparado para ser el jefe y hacerlo bien.

No se trata de decir que una persona introvertida prefiera el camino estable y seguro, lo que esto si significa es un camino más largo y algo más complicado.

Si por el contrario dirigir y estar en contacto con la gente es una cualidad espontánea, tendrás más opciones de llegar a ser un emprendedor exitoso.

¿Cuántas de estas respuestas son afirmativas? ¿crees que podrás convertirte en un gran emprendedor de éxito y por ende millonario?

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Este es el secreto para aumentar nuestra productividad

Este es el secreto para aumentar nuestra productividad

¿Si alguien nos dijera que tiene el secreto para aumentar nuestra productividad, reducir niveles de estrés, mejorar nuestra salud, darnos más energía e incluso bajar de peso, lo escucharíamos? ¡Absolutamente! Y lo sorprendente es que sólo debemos cambiar una cosa en nuestras vidas…

La falta de sueño está relacionada con el envejecimiento acelerado, el alzheimer, el cáncer, la depresión y muchas otras condiciones negativas. Incluso en un estudio llevado a cabo en 2012, se comprobó cómo las personas que duermen al menos 8 horas cada noche bajan de peso con mayor facilidad que los que duermen menos de 6 horas.



Podemos dormir 9 horas y levantarnos agotados o podemos dormir 6 y despertarnos renovados, eso es a lo que llama Shawn Stevenson dormir inteligentemente. Shawn es autor de bestsellers, quinesiólogo, biólogo y creador de uno de los podcast americanos más populares en itunes, conocido como The model health show.

En su libro Sleep Smarter, Shawn comparte algunos tips para empezar a dormir mejor desde esta noche, ya sea que tengas problemas de insomnio o simplemente quieras tener una vida mucho más saludable.

Lee también: Cuanto tiempo debo dormir para no sentirme cansado durante el día

1. ¡Recibe más luz solar! 

En animales, bacterias, hongos y plantas se encuentra la melatonina, una hormona que tiene como una de sus funciones controlar el ciclo del sueño. Su producción está altamente relacionada con la cantidad de luz a la que nos exponemos, por lo que es importante recibir altas cantidades de luz en el día y pocas en la noche.



2. Evita las pantallas

¿Qué es lo último que haces antes de acostarte y lo primero que haces al despertar? Muy probablemente revisar el celular. Computadores, smartphones y otros dispositivos electrónicos emiten luz azul que inducen al cuerpo a generar hormonas como el cortisol (hormona del estrés) y esto hace que nuestro ciclo de sueño se vea alterado. Por eso es importante apagarlos al menos una hora antes de dormir.

Herramientas como f.lux permiten atenuar la luz azul emitida por los dispositivos según la hora del día. Así, en la medida que vaya oscureciendo, la pantalla irá tomando un color más cálido que facilitará un buen dormir.

Desde la versión 9.3 de iOS, viene incluida esta funcionalidad y la encuentras en Settings/Display & Brightness/Night shift.

3. Crea un hábito

Ir a la cama todos los días a la misma hora es esencial para regular nuestro ciclo de sueño. Shawn recomienda estar dormido entre las 10 pm y 2 am, ya que la secreción de hormonas y las recuperación general es más intensa.



4. ¡Utiliza blackouts!

Está comprobado que el mejor ambiente para dormir debe tener oscuridad máxima. No basta con utilizar un antifaz; nuestra piel tiene receptores que identifican la luz y pueden enviar señales al cerebro que interfieran con nuestro sueño.

5. Evita el alcohol

Es cierto que después de haber consumido licor nos podemos dormir más fácilmente, la cuestión es que la calidad de sueño no es la mejor y por eso después de unas buenas cervezas al levantarnos nuestro cuerpo y mente no se sienten del todo descansados.

Nuestro sueño consta de 5 etapas, la 5ta y más profunda se conoce como sueño REM; el problema radica en que podemos entrar en el sueño REM solamente después de haber metabolizado el alcohol.

6. No comas antes de dormir

Shawn recomienda no ingerir nada mínimo 90 minutos antes de dormir, si pasa más tiempo es mejor. En especial si se consumen carbohidratos, ya que al tiempo de la ingesta van a haber picos de azúcar en la sangre que dificultarán conciliar el sueño.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Aprovechas el tiempo al máximo? ¡Seguramente no!

¿Aprovechas el tiempo al máximo? ¡Seguramente no!

Un estudio de la universidad de York encontró que el 40% de las decisiones que tomamos durante el día corresponden a nuestros hábitos. Pero qué tal si estos hábitos no nos están ayudando precisamente a aprovechar al máximo el tiempo. Aquí te explicamos cuáles pueden ser aquellos que no te dejan ser más productivo y cómo evitarlos.



1. Uso de las redes sociales

Muchas veces nos levantamos con las mejores intenciones para hacer nuestro día el más productivo, sin embargo, a la hora de trabajar, nuestra concentración se dilata, buscamos cualquier excusa y postergamos el comienzo o finalización de nuestra tarea. Vamos en búsqueda del news feed en Facebook, el último tweet, o la última foto en instagram, entre otras redes. Probablemente este hábito no lo vas a cambiar de la noche a la mañana, pero lo que sí puedes hacer son acciones para evitar este tipo de distracción.

Un secreto para lograrlo es cerrar la sesión de cada una de estas redes, con ello cuando tengas que volver a ingresar a ellas, tendrás que poner tus datos de usuario y contraseña (por lo menos en tu móvil), lo cual te dará suficiente tiempo para darte cuenta que ya te has distraído de tu tarea inicial, y en consecuencia te hará regresar a tu punto de inicio.

Lee también Evalúa que tan adicto eres a tu teléfono

2. Modifica las notificaciones de tu móvil

El paso a seguir, después de haber cerrado la sesión de tus redes sociales en tu dispositivo móvil, será modificar la configuración de las notificaciones. Podrás pensar que el hecho de tener el aviso de un nuevo correo, una nueva conversación o una nueva foto en la estás etiquetado, no será suficiente motivo de distracción. Sin embargo, estás noticias hacen que tu mente se aleje, aunque sea por unos segundos, de tu tarea inicial, e incluso tentarte a tal punto de revisarlas y perderte de nuevo en la navegación de estas redes.

Entonces, si quieres evitar al máximo cualquier tipo de distracción y mantener tu productividad, será mejor tratar de evitar estas tentaciones.

3. Emails

Probablemente tu trabajo no te permita mantenerte alejado de la bandeja de entrada por mucho tiempo. Si este es el caso, trata de establecer ciertos tiempos de revisión de correo, al igual que crear una lista de ellos que necesitan respuesta con más urgencia.

Evita a toda costa comenzar conversaciones internas con tus compañeros de trabajo usando este medio, ello sólo indica que estás malgastando tu tiempo, es más eficaz solucionar aquel “diálogo” por medio de una llamada.

Pregúntate también si conoces y utilizas las herramientas que tu correo electrónico te ofrece. Conocer los atajos en el teclado para responder rápidamente un correo, configurar filtros que organicen automáticamente los mensajes según tus necesidades, e incluso crear plantillas para enviar correos generales, te ayudarán a ahorrar tiempo, y ser más productivo.



4. Una sola tarea a la vez, deja de ser “multitareas”

Pareciera que entre más hacemos a la vez, más productivos somos, sin embargo, Guy Winch, PhD y autor de “Emotional First Aid: Practical Strategies for Treating Failure, Rejection, Guilt and Other Everyday Psychological Injuries” expone que cuando se trata de atención y productividad, nuestro cerebro tiene una cantidad finita. Esto es más fácil de entender si imaginamos un gráfico circular en donde la mayor tajada es tomada por la actividad que estamos realizando en este preciso instante. No hay gran cantidad sobrante suficiente para realizar perfectamente otras cosas, a excepción de comportamientos automáticos, como caminar y masticar por ejemplo.

Estar tratando de hacer más de una tarea a la vez “desperdicia” productividad, afirma este autor, ya que nuestra atención se “gasta” en el acto de cambiar de una tarea a otra, y no se mantiene plenamente en la actividad principal.

Así que la próxima vez evita escribir mientras vas caminando, enviar correos cuando estas en reuniones, o hablar por tu móvil mientras cocinas. Una cosa a la vez te permitirá estar más enfocado.

5. Deja de trabajar horas extras

Probablemente trabajar largas jornadas ya sea parte de tus hábitos diarios, ten en cuenta que ser productivo no es cuestión de cuántas horas trabajas, sino cuan eficiente eres a lo largo de ellas. En algunos casos trabajar menos puede producir mejores resultados.

Es necesario que distingas entre estar ocupado y ser productivo. Estar ocupado no significa necesariamente que estés siendo productivo. La productividad tiene que ver menos con la gestión del tiempo y más con el manejo de tu esfuerzo y energía.

Aprender como utilizar la menor cantidad de energía para obtener los mejores resultados y beneficios sería la tarea a cumplir.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook y ayúdanos compartiéndolo. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Por qué el tiempo se pasa tan rápido?

¿Por qué el tiempo se pasa tan rápido?

La antigua Roma nos dejo infinidad de cosas que hacen a la sociedad actual lo que es: El latín, el catolicismo, los senadores…¡hasta los baños! Y aparte de dejar material para hacer la película El gladiador, los romanos fueron conocidos por todo el conocimiento que dejaron sus filósofos.

Uno de ellos fue Séneca, quien hace más de un milenio dio una solución a un problema que nos aqueja en la actualidad y que día a día parece empeorar: El tiempo pasa tan rápido que la vida nos parece corta.

En el año 55 D.C, Séneca, quien fue político, orador, filósofo y escritor; le dejo al mundo el texto titulado Sobre la brevedad de la vida, el cual terminaría siendo uno de sus escritos más representativos y que lleva como mensaje que la vida es larga si sabemos cómo utilizarla.



Séneca decía que la vida se divide en tres momentos: el que ha sido, el que es, el que será. De ellos, el que ahora recorremos es corto (presente), el que vamos a recorrer es dudoso (futuro), el que hemos recorrido es seguro (pasado). En este es justamente en el que la fortuna pierde todo derecho, pues no puede ya someterse de nuevo al albedrío de nadie. La cuestión es que si no aprovechamos nuestro presente, el pasado (que ya no podemos cambiar), solo lo tendremos para llenarnos de arrepentimientos, seguir desaprovechando nuestro presente y eventualmente sentir que la vida pasa más rápido.

Para este filósofo romano uno de los secretos para aprovechar mejor el presente (y tener una vida más larga) está en vivir día a día con intensidad. “Hay que combatir contra la celeridad del tiempo mediante la rapidez en hacer uso de él”, decía Séneca; y sugiere una forma para hacerlo correctamente:

¡TENER CONTROL!

  • Crear consciencia de que lo único que controlamos es el presente, pone en perspectiva todas las oportunidades que ganamos o perdemos según cómo manejemos el tiempo. ¿Vamos a dejar al azar lo que puede ocurrir, o vamos a tomar riendas sobre nuestra vida y afrontaremos el futuro con más seguridad? Para Séneca la vida se hace más corta si descuidamos nuestro presente, ya que querremos olvidar el pasado y miraremos al futuro con temor.




  • Para tener control es necesario entender que las causas externas no deben condicionar nuestro interior, puesto que si nos dejamos afectar por lo de afuera estamos condenados a vivir como marionetas de las decisiones que no podemos controlar.
  • El control sobre cómo afrontamos los retos está en nuestra capacidad de adaptación. Para Séneca la flexibilidad lleva a la tranquilidad y “es propio de una mente tranquila y serena recorrer todas las etapas de su propia vida”. Esto significa que con una mente relajada podremos leer nuestro pasado, aprender de él y aprovechar mejor el presente.

Nuestra percepción de lo rápido que se nos pasa la vida, está en cómo manejemos nuestro presente y Séneca lo resume en lo siguiente: “Es propio de un personaje grande y levantado por encima de los extravíos humanos no consentir en que le sorban ni una pizca de su tiempo, y su vida se hace larguísima justamente porque toda su abierta extensión queda disponible para él solo. Por eso quedó tirado sin cultivar ni laborar, nada dependió de otro, pues no halló nada que mereciera tomarse a cambio de su propio tiempo un hombre que era su depositario más ahorrativo. De esta manera tuvo bastante: en cambio es forzoso que queden escasos aquellos de cuyas vidas la gente toma mucho”.

Si el tiempo se te pasa rápido, es porque no estas haciendo buen uso de él. Click To Tweet

Libros Recomendados:

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Quieres mejorar tu productividad?

¿Quieres mejorar tu productividad?

¿No te gustaría tener la habilidad para desenvolverte a tu más alto nivel?, ¿a tu más alta capacidad? Para lograrlo, es necesario centrarse en vivir el presente, ¿pero cómo lograrlo?

“Vivimos en un mundo increíblemente ocupado. El ritmo de vida suele ser frenético, nuestras mentes están siempre ocupadas, y siempre estamos haciendo algo… Pero, ¿cuándo fue la última vez que dedicaste un momento para no hacer nada?, ¿tan sólo 10 minutos sin interrupciones? y cuando digo nada, me refiero a nada….”

Con la meditación podrás dedicarte 10 minutos a ti mismo, practicándola podrás mejorar considerablemente 5 aspectos en tu vida que afectarán de manera positiva tu rendimiento diario.

1. Reduce los niveles de estrés

¿Te has sentido alguna vez estresado? ¿Te sientes presionado por los problemas en el trabajo, una relación o por problemas económicos? Cuando todas estas molestias se acumulan, los médicos llaman esto “estrés”. El estrés es perjudicial, como bien ya sabes, no te deja concentrar, es más difícil resolver problemas, y te aleja de dar lo mejor de ti mismo, incluso, si tus niveles de estrés son alamares puede llegar a afectar tu salud física.

¿Por qué nos estresamos? Bueno, realmente el estrés está diseñado para ayudar a nuestro cuerpo a salir de peligro físico. Cuando nos sentimos amenazados, nuestro cerebro emite señales que ponen en “modo alarma” a nuestro cuerpo, el cual desencadena respuestas de “luchar o huir” en nuestro sistema nervioso con el fin de estar listos para responder ante esta situación.

Practicar meditación para reducir los niveles de estrés, alivia la carga que existe en tu sistema nervioso. Mientras el estrés activa la parte de “luchar o huir” la meditación activa la parte de “descansar y digerir”. Nuestro ritmo cardiaco se normaliza, la respiración se suaviza y la presión arterial disminuye. La respuesta de relajación es agradable, por lo cual la meditación está mejorando nuestro bienestar general.



2.Estimula la creatividad

Pensarás que estimular la creatividad es sólo útil si trabajas en áreas artísticas. Vivir una vida plena es un acto creativo en sí mismo, sin importar cual es tu carrera o la actividad que realizas, estimularla te ayudará abrir puertas y aprovechar todas las oportunidades. Cuando te enfrentas a problemas, ya sea por una relación difícil, un problema en tu trabajo e incluso una pelea de familia, un toque de creatividad será muy útil a la hora de tratar de encontrar una solución.

Al practicar la meditación se puede mejorar la manera en que abordamos los inconvenientes, es mucho más fácil reconocer un problema y darle fin. Estudios científicos demuestran que esto se da debido a que esta práctica se basa en prestar atención al momento presente, es una observación no reactiva de tus pensamientos a través del tiempo, la cual te permite un tipo de pensamiento que da lugar a muchas ideas, como resultado tu pensamiento creativo será mayor y por ende encontrarás una solución pertinente a tus problemas.

3.Aprende a concéntrate

Cualquiera que sea tu objetivo final en tu vida, nuestro desempeño y capacidad de realizarlas depende de la habilidad en concentrarnos. Si eres capaz de enfocarte y resistir cualquier tipo de distracción querrá decir que tienes una gran destreza en controlar tus impulsos, emociones y alcanzar metas a largo plazo. De nada te sirve “tener un gran cerebro” si no sabes aprovechar el potencial que tiene.

Los beneficios de la meditación en este aspecto se evidencian en un estudio que comparó a grupos de personas que meditaban y a las que no, sus resultados concluyeron que aquellos entrenados en la meditación eran capaces de realizar tareas más largas, interrumpieron en menor cantidad sus actividades, así como también tuvieron menor retroalimentación negativa después de la ejecución de sus tareas.

Si somos capaces de concentrarnos en la respiración por 20 minutos, piensa en lo fácil que será concentrarse en cualquier actividad que realizas cotidianamente.

4.Reduce la ansiedad

¿Te preocupas demasiado? Muchos de nosotros nos preocupamos todo el tiempo, así que no te preocupes, no estas solo.

Los científicos creen que nuestros cerebros han desarrollado una tendencia a la negatividad, lo que significa que estamos más atraídos a las amenazas que a las oportunidades.

¿Te has dado cuenta que es más fácil percatarte de información negativa más rápido que los aspectos positivos?. Esto se da gracias a la asociación que hace el cerebro con las posibles amenazas en relación al medio que te rodea.

Así mismo numerosos estudios científicos han encontrado que la meditación es una manera eficaz de tratar la ansiedad. Aquellas personas que lograron reducir sus niveles de ansiedad gracias a la meditación tuvieron una amplia gama de beneficios en su bienestar general. Cuando se puede prestar atención plena a las causas de tu ansiedad se aprende a trabajar las dificultades y el estrés en general.

5. Mejora tus relaciones sentimentales

Cuando estás en una relación, lo natural es que quieras dar lo mejor de ti para que esta perdure y tenga éxito. Tú pareja y tú están felices, en sintonía y creciendo juntos. Sin embargo, así lo queramos o no, los conflictos siempre aparecen. Algunas veces no estarás en sintonía con tu pareja por lo cual las expectativas de cada uno serán diferentes. Podrás darte cuenta que estás experimentando problemas con tu pareja, o al contrario, que estas teniendo conflictos contigo mismo, que eres infeliz y eso hace que tu entorno también lo esté.

La meditación es una herramienta que te ayuda a manejar este tipo de conflictos, te ayuda a sentirte mejor contigo mismo y con tu pareja. Diversos estudios han evidenciado que esta influye positivamente en la identificación de las emociones, así como el manejo de la ira,, se relaciona con una mejor calidad en la comunicación durante las discusiones, aparece una observación más atenta, así como también mayor empatía hacia los demás. Las parejas son más capaces de identificar y describir sus sentimientos, están más satisfechos con sus cuerpos y hay menor ansiedad social.

¿Te sientes identificado con alguna de las anteriores situaciones?, entonces es tiempo de que te empieces a dedicar tiempo a ti mismo. Si quieres más información acerca de estos estudios y los beneficios de la meditación, e incluso saber cómo empezar, visita Headspace

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook y ayúdanos compartiéndolo. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

 

¿Por qué  las reuniones son una herramienta tan importante para tu empresa?

¿Por qué las reuniones son una herramienta tan importante para tu empresa?

Está claro que el trabajo en equipo es vital para el desarrollo de cualquier empresa y esto implica tener reuniones frecuentemente para planear objetivos, hacerles seguimiento, resolver inconvenientes o simplemente hacer públicas algunas novedades. En la actualidad estas reuniones se pueden dar de manera presencial o virtual, pero de cualquier manera debemos ser bastante cuidadosos ya que si no se organizan de la manera correcta la empresa resultará perjudicada.

El tiempo que toma tener a todos los miembros del equipo reunidos será una inversión sí y solo sí, la reunión tiene un objetivo claro y se lleva a cabo adecuadamente, de lo contrario la productividad de la empresa disminuye y seguramente los resultados positivos también lo harán.

Desafortunadamente, son pocas las reuniones que terminan siendo 100% productivas y por desgracia, hemos caído en lo que llama Dave Grady, conferencista de TED, el SAI, Síndrome de Aceptación Insensata y lo describe cómo un reflejo involuntario en el cual una persona acepta una invitación a una reunión sin ni siquiera pensar en por qué lo invitan.

Ya sea por que se quiere sentir importante o sencillamente por que es más fácil asistir a una reunión que realizar su trabajo, es común terminar atrapados en una silla durante horas viendo cómo los egos de otros miembros del equipo quieren sobresalir y hacer realidad sus voluntades.

Para combatir esto, David sugiere que al momento de recibir una invitación nos pongamos en contacto con la persona que la envió y le preguntemos cuál es el objetivo de la reunión y de qué manera podemos ayudarle a conseguir esos objetivos. Así, sabremos exactamente si nuestro tiempo será una inversión o una perdida y de igual manera se irá creando conciencia sobre la importancia del tiempo del equipo de trabajo y por lo tanto, asuntos que antes necesitaban de una reunión para resolverse, se podrán solucionar mediante un simple correo.

Ya sabemos que no debemos ir a una reunión si no es necesario pero si somos los líderes de nuestros proyectos y necesitamos convocar a los demás miembros del equipo de trabajo ¿cómo organizamos las reuniones (cuando son absolutamente necesarias) para que el tiempo empleado sea una inversión y no una pérdida para la empresa?



Planeación

Objetivos: Tener los objetivos claros será la base del resto de la reunión, sobre ellos, se construirá toda la estructura y al final, cuando se evalúe su obtención se sabrá qué tan útil fue la reunión.

Priorizar: Si son muchos los temas a tratar es mejor realizar varias reuniones cortas y no una sola. Entre más tiempo pasamos realizando la misma actividad tendemos a perder la concentración y además se debe dejar tiempo para realizar las actividades del día a día.

¿Quienes asisten?: No siempre es necesario convocar a todos los miembros del equipo de trabajo, así que necesitamos estudiar a fondo los objetivos y definir quienes son las personas indicadas. Recordemos que el tiempo de los trabajadores es el tiempo de la empresa y reunir a personas que no aportarán a la obtención de los objetivos puede ser perjudicial.

Planear: De nada sirve saber qué temas se van a tratar y con quiénes si no está claro cómo se hará. ¿Se quieren informar novedades? ¿hacer una lluvia de ideas? ¿solucionar problemas? ¿resolver dudas?, cada reunión tiene su desarrollo y es importante saber cómo se llevará porque de ahí depende la eficacia de la reunión.

Informar: Es importante que los miembros que asistan a la reunión sepan de que se va a tratar, de esta forma pueden estar preparados y en caso de tener que socializar, sus ideas van a ser más claras y el tiempo general de la reunión será más corto.

Concretar: La hora y el lugar son factores importantes para llevar a cabo una buena reunión. No queremos que nuestro equipo de trabajo esté cansado ni incómodo.

Desarrollo: Antes de comenzar la reunión es vital tener a un moderador, que será el encargado de llevar las riendas de todo lo que se diga, enlazar ideas que estén relacionadas, servir de cause cuando las opiniones se alejen de lo verdaderamente importante y de asegurarse que todas las personas involucradas tengan la oportunidad de expresarse.

Puntualidad: Si se planeó una reunión ya está implícita la importancia de la misma, así que debemos ser consecuentes y responsables con el tiempo de los participantes. Empezar a tiempo demuestra respeto y compromiso, TERMINAR A TIEMPO TAMBIÉN!

Equidad: Cuando se designa un grupo de trabajo se hace pensando en que cada miembro puede aportar, de la misma forma, en una reunión la visión de todos los participantes es importante. Asegurarnos que los miembros más reservados tengan la confianza de compartir su opinión en público es vital para tener una perspectiva global y así alcanzar los objetivos.

Sigue el plan: El cómo se planeó la reunión es el libreto a seguir para no perder el norte, por lo tanto debemos seguirlo al pie de la letra.

Sortea desafíos: Gregorio Billikopf, asesor de la universidad de california, comparte algunos desafíos que podemos encontrar en las reuniones:

  • “Alargador” de reuniones (aquellos que desean prolongar la reunión para evitar regresar al trabajo);
  • El fanfarrón así como los participantes que tienen su tema favorito o agenda personal;
  • Señales que indican que los participantes han perdido interés, no comprenden lo que se está diciendo, o pueden estar en desacuerdo, pero no lo expresan.
  • Menospreciar la idea de alguien, ya que esto puede extinguir la creatividad.
  • Declarar que uno tiene la solución, ya que esto también puede sofocar la creatividad.

Resumir: Al final de la reunión es importante recapitular las ideas más importantes. Si se decidió entregar responsabilidades a los miembros, recordar cuáles fueron sus tiempos de entrega correspondientes.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.