Estrategias infalibles para controlar el tiempo y multiplicarlo a tu gusto

Estrategias infalibles para controlar el tiempo y multiplicarlo a tu gusto

Siempre he pensado que si pudiera pedir un deseo, sería controlar el tiempo. Aprendería todo lo que quiero, corregiría errores y evidentemente sería más productivo. Desafortunadamente no conozco al genio, no tengo la lámpara y ser productivo es obligatorio.

Organizar el tiempo es una característica de las personas efectivas y parte del éxito de esta labor está en saber priorizar, como lo resalta Stephen Covey en su libro Los 7 habitos de la gente altamente efectiva.


Tendemos a organizar nuestro tiempo cotejando importancia vs urgencia, de esa manera priorizamos, pero de esa misma manera vemos que las 24 horas del día no son suficientes.

Diferentes líderes han añadido una dimensión al “manejo del tiempo”: la relevancia. Y definen las 3 dimensiones así:

  • Urgencia: ¿Qué tan pronto importará?
  • Importancia: ¿Qué tanto importa?
  • Relevancia: ¿Durante cuánto tiempo importará?

Gracias a esto nace el concepto de multiplicar el tiempo. Priorizando como lo hacemos regularmente, lo único que estamos logrando es intercambiar el orden de las actividades, así que el tiempo que tenemos para realizarlas es el mismo. Teniendo en consideración la relevancia, podemos crear más tiempo para poder realizar nuestras actividades profesionales sin dejar de lado familia, hobbies y amigos.

Descubre como manejar tu tiempo, utilizar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra en nuestro nuevo libro.

¿Cómo multiplicamos el tiempo? Dándonos permiso hoy de hacer algo que nos ahorrará tiempo en el futuro.

En su libro titulado Procrastinate on Purpose, el co-fundador de Southwestern Consulting  y autor del best-seller Take the Stairs: 7 Steps to Achieving True Success, Rory Vaden, explica cuáles preguntas nos debemos hacer antes de realizar cualquier tarea.


  1. ¿Es necesario hacer la tarea ahora? ¿La tarea se puede eliminar?
  2. ¿La tarea se puede automatizar? – Un ejemplo sencillo es invertir tiempo hoy definiendo los roles de los miembros en una familia, así todos saben exactamente cuáles son sus obligaciones en la casa y de esa manera no pierden tiempo todos los días discutiendo quién hace qué. Al invertir tiempo hoy, liberamos tiempo para mañana y vamos multiplicándolo.
  3. ¿La tarea se puede delegar? – Rory explica que la razón número uno por la cual no delegamos es que “nadie hará las cosas tan bien como nosotros”, la cuestión está en que en algún punto esa persona dominará la función tan bien como nosotros y ahí empezaremos a ver los frutos de haber invertido el tiempo de enseñarle.
  4. Si la tarea no se puede eliminar, ni automatizar, ni delegar, quedan 2 opciones:
  • Si se debe realizar ahora, concentrarnos y realizarla.
  • Si la tarea se puede hacer después, podemos procrastinar a propósito volviéndola a poner en el tope de tunel. Si vemos que la tarea pasa por todas las etapas y repetidamente continua sin realizarse, en algún punto haremos lo que debimos haber hecho desde el principio, que es eliminarla.

Tiempo1

En su libro Take the Stairs: 7 Steps to Achieving True Success, Rory escribe que la procrastinación es la base de la mediocridad y el asesino del éxito, por enfatizar la necesidad de diferenciar cuando se deja de hacer algo que debemos hacer porque no sentimos que es el momento adecuado (procrastinar), o cuando dejamos de hacer algo por que decidimos que no es el momento adecuado. Así damos relevancia a lo verdaderamente importante.

En palabras de Rory, el problema no es que estemos muy ocupados, el problema es que no estamos en control de la situación…la buena noticia es que somos los suficientemente poderosos para decidir qué hacer y qué no hacer con nuestro tiempo.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

4 simples estrategias para salir victorioso al tomar decisiones difíciles

4 simples estrategias para salir victorioso al tomar decisiones difíciles

La toma de decisiones no es un proceso fácil. Sin importar cuanta experiencia tengas siempre habrá decisiones que nos pondrán en riesgo, nos harán dudar y nos podrían llevar a perder. Si decisiones triviales como escoger una película pueden tomar tiempo, imagina tomar decisiones donde el dinero y otros individuos están involucrados.

Tomar decisiones implica normalmente dar algo a cambio y eso es lo que hace particularmente difícil tomarlas. Estas situaciones son muy usuales en la vida de un emprendedor y si estás en el proceso de crear empresa te enfrentarás a decisiones muy complejas que sólo tú como responsable de tu compañía debes tomar.

En su libro “El Estilo Virgin”, El fundador del Virgin Group Richard Branson, resalta 4 reglas que ha utilizado para tomar decisiones difíciles durante su carrera como emprendedor, las cuales encontrarás a continuación.

1. Encuentra todas las desventajas posibles.

Es necesario que consideres cuidadosamente absolutamente todo aquello que pueda salir mal o fuera de lo planeado. No te guíes por comentarios o experiencias ajenas, sólo las cifras y los hechos reales que rodean la decisión pueden ser tenidos en cuenta.

2. Limita al máximo las posibles perdidas.

El riesgo y la incertidumbre siempre estarán presentes. La posibilidad de perder siempre será una opción, sin embargo, puedes actuar de tal manera que las probabilidades jueguen a tu favor. Si conoces cuales son las posibles desventajas establece un límite de perdidas, de tal manera que si algo sale mal te sea más fácil recuperarte.


3. No actúes emocionalmente.

El miedo a perder o incluso la avaricia nos pueden llevar a tomar decisiones emocionales. Nunca tomes decisiones apresuradas, toma tiempo para organizar tus ideas y más importante aún, para recolectar información que te permita argumentar tu decisión.

4. Evalúa como se verán afectados otros aspectos de tu negocio y tu vida.

Puede que tengas una oportunidad única esperándote, pero debes ser cuidadoso de no perder lo que ya tienes. ¿Cómo se verá afectada tu vida y tus otros proyectos por esta decisión? Por muy tentadora que parezca una oportunidad, es posible que no sea el momento apropiado para tomarla. Siempre piensa en cómo se verá afectada tu marca.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

5 pasos para tener una mañana increíblemente productiva

5 pasos para tener una mañana increíblemente productiva

Yo considero las “horas de la mañana”, las primeras dos horas después de levantarte. En promedio una persona experimenta aproximadamente 50.000 de estas horas en su vida adulta. Como consecuencia, sería sabio de nuestra parte aprender cómo utilizar este tiempo con eficacia.

Muchos de nosotros utilizamos ese momento para hacer nuestro día más fácil, he desarrollado la habilidad de convertir estas horas en una maquina de productividad.

Como emprendedores, el objetivo de la productividad es poder conseguir libertad, no logros. Esto significa manejar nuestro tiempo tan bien, que seamos capaces de pasar las horas que quedan haciendo las cosas que realmente amamos (Hobbies, familia, amigos, etc.).


Por otra parte creo firmemente que el tiempo es nuestro activo más importante, ya que es imposible crear más, siempre se nos esta acabando. Esa es la base de todos los grandes recuerdos.

Encuentra a continuación mis 5 pasos para que tengas una mañana increíblemente productiva.

1. Diez minutos de preparación antes de ir a la cama.

Yo voy a la cama entre las 10:30 y la media noche los 7 días de la semana. Pero antes de tocar la almohada, escribo mis tareas del día siguiente. No utilizo una aplicación, uso una simple tarjeta de 3×5 cm. Primero escribo la fecha y después entre 5 y 10 tareas (Incluyendo aquellas que no termine del día anterior). A continuación agrego números a cada tarea para darles prioridad. La #1 es la tarea más importante y así sucesivamente. Por último apago las luces, no televisión, no teléfono.

2. Diez minutos de estiramiento.

Desde el momento en que me levanto, empieza el juego. Pero eso no significa que salte inmediatamente a Instagram o a ver mi correo. Lo primero que hago es seguir una rutina básica de estiramiento justo al lado de mi cama. Me concentro en mi respiración y algunas veces rezo. Después voy hacia mi teléfono y empieza el día.


3. Recompénsate a ti mismo con comida.

El ítem #1 de mi lista es siempre el más difícil. Es la tarea que no quiero hacer, especialmente 10 minutos después de levantarme. Sin embargo, la hago. No me permito tener el desayuno si no termino mi primera tarea. Algunas veces me toma 15 minutos y otras 1 hora, pero siempre la termino y me preparo un desayuno saludable.

4. Comida rápida y saludable.

Cuándo la productividad es nuestro objetivo, no hay tiempo para un desayuno de 30 minutos. No obstante, el éxito no es nada si no tienes salud. Tengo una lista de productos orgánicos que tardan menos de 5-10 minutos para preparar como avena orgánica, claras de huevo y barras de granola. Desayuno mientras me concentro en el siguiente elemento de mi lista.


5. El poder del silencio. Tiempo de concentrarse.

Por último, utilizo los siguientes 30-60 minutos de mi mañana en un sitio donde me pueda concentrar. Sin interrupciones. Mi teléfono esta en modo avión y mi email no es una de las prioridades de mi lista. Es ahí donde a menudo logro realizar 2-3 elementos críticos de mi lista. Entonces tomo un descanso de 30 minutos.

Es importante anotar, que paro de trabajar completamente a la 6:00pm. Sin importar que pase a las 6 me detengo. Esto me permite cambiar mi atención hacia mi esposa y mis hijos. Es en ese momento que pienso “Todo ha valido la pena” .

La productividad sin relaciones sanas no es nada. El éxito en el trabajo no es valioso sin una vida sana en el hogar. Permite que tu tiempo sea utilizado para hacer grandes cosas, pero nunca pases mucho tiempo haciendo una vida, al punto que te olvides de vivirla.

Nunca pases mucho tiempo haciendo una vida, al punto que te olvides de vivirla. Click To Tweet

Este artículo fué originalmente publicado en startupcamp.com. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio. 

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa

Este es el secreto para aumentar nuestra productividad

Este es el secreto para aumentar nuestra productividad

¿Si alguien nos dijera que tiene el secreto para aumentar nuestra productividad, reducir niveles de estrés, mejorar nuestra salud, darnos más energía e incluso bajar de peso, lo escucharíamos? ¡Absolutamente! Y lo sorprendente es que sólo debemos cambiar una cosa en nuestras vidas…

La falta de sueño está relacionada con el envejecimiento acelerado, el alzheimer, el cáncer, la depresión y muchas otras condiciones negativas. Incluso en un estudio llevado a cabo en 2012, se comprobó cómo las personas que duermen al menos 8 horas cada noche bajan de peso con mayor facilidad que los que duermen menos de 6 horas.



Podemos dormir 9 horas y levantarnos agotados o podemos dormir 6 y despertarnos renovados, eso es a lo que llama Shawn Stevenson dormir inteligentemente. Shawn es autor de bestsellers, quinesiólogo, biólogo y creador de uno de los podcast americanos más populares en itunes, conocido como The model health show.

En su libro Sleep Smarter, Shawn comparte algunos tips para empezar a dormir mejor desde esta noche, ya sea que tengas problemas de insomnio o simplemente quieras tener una vida mucho más saludable.

Lee también: Cuanto tiempo debo dormir para no sentirme cansado durante el día

1. ¡Recibe más luz solar! 

En animales, bacterias, hongos y plantas se encuentra la melatonina, una hormona que tiene como una de sus funciones controlar el ciclo del sueño. Su producción está altamente relacionada con la cantidad de luz a la que nos exponemos, por lo que es importante recibir altas cantidades de luz en el día y pocas en la noche.



2. Evita las pantallas

¿Qué es lo último que haces antes de acostarte y lo primero que haces al despertar? Muy probablemente revisar el celular. Computadores, smartphones y otros dispositivos electrónicos emiten luz azul que inducen al cuerpo a generar hormonas como el cortisol (hormona del estrés) y esto hace que nuestro ciclo de sueño se vea alterado. Por eso es importante apagarlos al menos una hora antes de dormir.

Herramientas como f.lux permiten atenuar la luz azul emitida por los dispositivos según la hora del día. Así, en la medida que vaya oscureciendo, la pantalla irá tomando un color más cálido que facilitará un buen dormir.

Desde la versión 9.3 de iOS, viene incluida esta funcionalidad y la encuentras en Settings/Display & Brightness/Night shift.

3. Crea un hábito

Ir a la cama todos los días a la misma hora es esencial para regular nuestro ciclo de sueño. Shawn recomienda estar dormido entre las 10 pm y 2 am, ya que la secreción de hormonas y las recuperación general es más intensa.



4. ¡Utiliza blackouts!

Está comprobado que el mejor ambiente para dormir debe tener oscuridad máxima. No basta con utilizar un antifaz; nuestra piel tiene receptores que identifican la luz y pueden enviar señales al cerebro que interfieran con nuestro sueño.

5. Evita el alcohol

Es cierto que después de haber consumido licor nos podemos dormir más fácilmente, la cuestión es que la calidad de sueño no es la mejor y por eso después de unas buenas cervezas al levantarnos nuestro cuerpo y mente no se sienten del todo descansados.

Nuestro sueño consta de 5 etapas, la 5ta y más profunda se conoce como sueño REM; el problema radica en que podemos entrar en el sueño REM solamente después de haber metabolizado el alcohol.

6. No comas antes de dormir

Shawn recomienda no ingerir nada mínimo 90 minutos antes de dormir, si pasa más tiempo es mejor. En especial si se consumen carbohidratos, ya que al tiempo de la ingesta van a haber picos de azúcar en la sangre que dificultarán conciliar el sueño.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Qué alimentos elevan tu productividad en el día?

¿Qué alimentos elevan tu productividad en el día?

Muchos son los hábitos que influyen para que tengamos un buen desempeño durante el día. Dormir bien, hacer ejercicio, y la buena alimentación son los más importantes. Sin embargo cuando pensamos en mejorar nuestra productividad poca consideración se le da a la comida y su impacto en nuestro rendimiento.

Es difícil pensar en hacer una dieta y llevar hábitos de comida saludable cuando en el trabajo tienes poco tiempo para tomar decisiones saludables acerca de lo que comes. El tiempo para almorzar puede ser limitado y durante tu jornada de trabajo debes atender otros asuntos.

Lo que comemos sin embargo afecta nuestra productividad más de lo que pensamos. Según un análisis de Harvard Business Review, tomar una mala decisión a la hora del almuerzo puede afectar todo tu trabajo en la tarde y hacer que te sientas cansado y sin energía. La glucosa que toma el cuerpo de los alimentos influye directamente en nuestra capacidad de concentración y atención.

Comidas como el pan, los cereales y la pasta son rápidamente digeridas por el cuerpo dejándonos después de unas horas bajos de combustible. Por otro lado comidas mas grasosas como el queso y las hamburguesas proveen al cuerpo con mayor energía pero obligan a nuestro organismo a realizar un trabajo más fuerte de digestión, reduciendo el oxígeno que va al cerebro haciéndonos sentir mareados o adormecidos.



Algunas buenas decisiones que ayudaran a mejorar tu productividad durante el día están a continuación:

Intenta comer más veces al día en cantidades más pequeñas que comer solo tres veces una porción grande. Esto no permite que el cuerpo tenga altibajos de glucosa sino por el contrario ayuda al que el cerebro permanezca activo y mejore tu rendimiento.

No dejes que llegue la hora del almuerzo para tomar la decisión de lo que vas a comer. Estudios muestran que se toman decisiones más saludables evitando comidas que contienen demasiadas calorías. Si tomas las decisiones cuando tienes mucha hambre es muy probable que elijas comidas poco beneficiosas para tu rendimiento.

Crea el habito de tener pequeñas porciones de alimentos saludables para comer en tu escritorio de trabajo. Puedes llevar desde tu casa nueces, frutos secos o barras de cereal y guardarlas en tu oficina para toda la semana. Así siempre tendrás alimentos a la mano para merendar entre comidas.

Igualmente comer vegetales y frutas no es solo bueno para tu salud sino para tu mente y por consiguiente tu productividad. Asi lo demuestra un estudio realizado por el diario Britanico de psicologia de la salud. Personas que comen a diario más frutas y vegetales suelen ser más creativas y curiosas y tienen más capacidad de memoria.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Aprovechas el tiempo al máximo? ¡Seguramente no!

¿Aprovechas el tiempo al máximo? ¡Seguramente no!

Un estudio de la universidad de York encontró que el 40% de las decisiones que tomamos durante el día corresponden a nuestros hábitos. Pero qué tal si estos hábitos no nos están ayudando precisamente a aprovechar al máximo el tiempo. Aquí te explicamos cuáles pueden ser aquellos que no te dejan ser más productivo y cómo evitarlos.



1. Uso de las redes sociales

Muchas veces nos levantamos con las mejores intenciones para hacer nuestro día el más productivo, sin embargo, a la hora de trabajar, nuestra concentración se dilata, buscamos cualquier excusa y postergamos el comienzo o finalización de nuestra tarea. Vamos en búsqueda del news feed en Facebook, el último tweet, o la última foto en instagram, entre otras redes. Probablemente este hábito no lo vas a cambiar de la noche a la mañana, pero lo que sí puedes hacer son acciones para evitar este tipo de distracción.

Un secreto para lograrlo es cerrar la sesión de cada una de estas redes, con ello cuando tengas que volver a ingresar a ellas, tendrás que poner tus datos de usuario y contraseña (por lo menos en tu móvil), lo cual te dará suficiente tiempo para darte cuenta que ya te has distraído de tu tarea inicial, y en consecuencia te hará regresar a tu punto de inicio.

Lee también Evalúa que tan adicto eres a tu teléfono

2. Modifica las notificaciones de tu móvil

El paso a seguir, después de haber cerrado la sesión de tus redes sociales en tu dispositivo móvil, será modificar la configuración de las notificaciones. Podrás pensar que el hecho de tener el aviso de un nuevo correo, una nueva conversación o una nueva foto en la estás etiquetado, no será suficiente motivo de distracción. Sin embargo, estás noticias hacen que tu mente se aleje, aunque sea por unos segundos, de tu tarea inicial, e incluso tentarte a tal punto de revisarlas y perderte de nuevo en la navegación de estas redes.

Entonces, si quieres evitar al máximo cualquier tipo de distracción y mantener tu productividad, será mejor tratar de evitar estas tentaciones.

3. Emails

Probablemente tu trabajo no te permita mantenerte alejado de la bandeja de entrada por mucho tiempo. Si este es el caso, trata de establecer ciertos tiempos de revisión de correo, al igual que crear una lista de ellos que necesitan respuesta con más urgencia.

Evita a toda costa comenzar conversaciones internas con tus compañeros de trabajo usando este medio, ello sólo indica que estás malgastando tu tiempo, es más eficaz solucionar aquel “diálogo” por medio de una llamada.

Pregúntate también si conoces y utilizas las herramientas que tu correo electrónico te ofrece. Conocer los atajos en el teclado para responder rápidamente un correo, configurar filtros que organicen automáticamente los mensajes según tus necesidades, e incluso crear plantillas para enviar correos generales, te ayudarán a ahorrar tiempo, y ser más productivo.



4. Una sola tarea a la vez, deja de ser “multitareas”

Pareciera que entre más hacemos a la vez, más productivos somos, sin embargo, Guy Winch, PhD y autor de “Emotional First Aid: Practical Strategies for Treating Failure, Rejection, Guilt and Other Everyday Psychological Injuries” expone que cuando se trata de atención y productividad, nuestro cerebro tiene una cantidad finita. Esto es más fácil de entender si imaginamos un gráfico circular en donde la mayor tajada es tomada por la actividad que estamos realizando en este preciso instante. No hay gran cantidad sobrante suficiente para realizar perfectamente otras cosas, a excepción de comportamientos automáticos, como caminar y masticar por ejemplo.

Estar tratando de hacer más de una tarea a la vez “desperdicia” productividad, afirma este autor, ya que nuestra atención se “gasta” en el acto de cambiar de una tarea a otra, y no se mantiene plenamente en la actividad principal.

Así que la próxima vez evita escribir mientras vas caminando, enviar correos cuando estas en reuniones, o hablar por tu móvil mientras cocinas. Una cosa a la vez te permitirá estar más enfocado.

5. Deja de trabajar horas extras

Probablemente trabajar largas jornadas ya sea parte de tus hábitos diarios, ten en cuenta que ser productivo no es cuestión de cuántas horas trabajas, sino cuan eficiente eres a lo largo de ellas. En algunos casos trabajar menos puede producir mejores resultados.

Es necesario que distingas entre estar ocupado y ser productivo. Estar ocupado no significa necesariamente que estés siendo productivo. La productividad tiene que ver menos con la gestión del tiempo y más con el manejo de tu esfuerzo y energía.

Aprender como utilizar la menor cantidad de energía para obtener los mejores resultados y beneficios sería la tarea a cumplir.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook y ayúdanos compartiéndolo. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.