Comportamientos que te convertirán en una persona imparable.

Comportamientos que te convertirán en una persona imparable.

Existen diferentes tipos de personas: aquellos que son buenos en lo que hacen pero nunca resaltan entre la multitud, otros que son muy buenos y nos impresionan a todos con su conocimiento, habilidades y destrezas, y un último grupo que está compuesto de personas que se mueven con un propósito de vida y son completamente imparables.

Ellos solo compiten consigo mismos y nunca te enteras de lo que hacen hasta que su trabajo habla por sí solo. Aunque no compiten con nadie, hacen que todos necesiten competir con ellos.

¿Te consideras una persona imparable? Sigue leyendo y encontrarás qué debes hacer para convertirte en una.


1. Se sincero contigo mismo.

Aunque la mayoría de personas no están contentas con su trabajo, no hacen nada para cambiar su realidad. Incluso se mienten a sí mismas para justificar su situación. Viven para complacer a los demás y para mostrar lo que tienen o lo que han hecho.

Una persona imparable nunca acepta vivir con algo que no le gusta. Si hay algo mal, lo cambia lo más rápido posible.

Respétate a ti mismo y ten la confianza de vivir como te gusta, así vaya en contra de tu familia o amigos. Si te quieren aceptarán tus decisiones. Si algo no te gusta, cámbialo inmediatamente.

2. No le temas a las consecuencias del fracaso.

Tener miedo es una sensación completamente normal. Lo que no está bien es dejarnos vencer al punto de no intentar nada nuevo. Se suele pensar que fracasar es malo, a tal punto que la mayoría prefieren permanecer en su zona de confort, donde no hay estrés; pero tampoco hay motivaciones, ni retos, ni propósitos.

¿Quieres tener una vida de la cual te sientas orgulloso? Arriésgate, si no sale bien aprenderás y podrás intentarlo de nuevo.

Si fallas, haz ajustes y continúa.

3. La confianza en ti mismo es tu activo más poderoso.

Casi todo lo que hacemos requiere más de nuestra capacidad mental y nuestra voluntad. Nuestra habilidad para persistir y confiar en nosotros mismos es mucho más importante que el conocimiento o incluso nuestra destreza física. Por eso dicen que correr una maratón es más una actividad mental que física.

Los grandes retos siempre tendrán momentos en los que tu mente te dirá que no puedes más, que es suficiente, que pares. Confiar te permitirá callar esa voz interior que te detiene.

Cuando confías en ti mismo no te importa cuántas veces falles o qué tan cansado te encuentres, siempre encontrarás una motivo para continuar.

4. Nunca sientas envidia de los logros de los demás.

Ser exitoso significa que no solo quieres satisfacción propia, también deseas lo mejor para todos. Incluso aquellos que consideras tu competencia.


La envidia es muestra de debilidad y de tu dependencia a los fracasos de otros para sobresalir.

Ten en mente que tu éxito depende exclusivamente de tu trabajo y esfuerzo. Si alguien está triunfando, eso nada tiene que ver contigo. Siéntete feliz y desea mucha suerte.

5. Que el dinero nunca sea tu motivación.

Algunos dicen que el dinero no es la felicidad pero se le parece. Otros creen ciegamente que tener dinero es la solución a todos sus problemas.

Siendo sinceros, sí hay que aceptarlo, con dinero todo es un poco más fácil. A todos nos gusta comprar buenas cosas, pagar por experiencias inolvidables, viajar, comer, etc.

No obstante, el dinero no es lo que mueve a las personas imparables. Con o sin dinero sus propósitos no cambian. Tal vez sus planes para lograr sus objetivos deban replantearse, pero el destino final siempre será el mismo.

6. Si paras de aprender mueres.

La mayoría de las personas anhelan que sea viernes. Su mayor objetivo es llegar al fin de semana. ¿Por qué? Siempre están buscando entretenimiento. Salir de la realidad en la que viven.

Las personas imparables también buscan entretenimiento, mal o bien todos queremos un poco de diversión. Pero lo hacen por medio de la educación y el aprendizaje. Si no aprendiste nada nuevo hoy, perdiste un día de tu vida.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Te sientes viejo para emprender? Estos ejemplos te demostrarán que estás muy equivocado

¿Te sientes viejo para emprender? Estos ejemplos te demostrarán que estás muy equivocado

Me gusta escribir artículos con introducciones que sumerjan completamente al lector, pero las personas que se resignan a buscar sus sueños con la excusa de que están “viejas”, me alcanzan a desesperar; así que al grano. Estos son ejemplos de personas que alcanzaron sus sueños tiempo después de su adolescencia.

1. Donald Fisher, cofundador de Gap a sus 41 años.

No te preocupes por aquellos que hablan a tus espaldas, están detrás tuyo por una razón Click To Tweet

Vio una oportunidad gracias a la tienda de ropa Levis. Cuando intentó devolver unos jeans, se dio cuenta que ninguna tienda de Levis tenía todos los modelos en todas las tallas, así que pasó una propuesta para abrir una que tuviera esta característica y la llamó: “GAP”.
Tiempo después, Donald junto con su esposa, sacaron su propia linea de ropa (GAP) que llevaría el mismo nombre de la tienda; volviéndose la primer marca que hacía esto.
En la actualidad GAP tiene más de 15 billones en ventas y más de 135.000 empleados.


2. Lynda Weinman, co-fundadora de Lynda.com a sus 40.

“Ganar dinero es algo que debes hacer para vivir, pero el impulso de querer crear algo que genere valor es mucho más poderoso”.

Cuando necesito aprender algo para darle más valor a mis proyectos, pienso en dos cosas: YouTube y Lynda.com.

Lynda Weinman, al igual que muchos otros emprendedores, inició sus primeros pasos con un fracaso: Inauguró 2 tiendas de ropa que debió cerrar tiempo después. El camino al éxito la llevó a trabajar haciendo animaciones y efectos especiales para diferentes películas y en 1995 fundó Lynda.com.
Al comienzo, era una fuente de información y recursos para sus estudiantes de computación. A la fecha es uno de los portales de educación más importantes, razón por la cual fue comprado por LinkedIn en 1.5 billones de dólares.


3. Bob Parsons, fundó GoDaddy a los 47 años.

“En los negocios terminas intentando muchas cosas, la mayoría no funcionan. El camino para que una persona se vuelva buena en los negocios es fallando, fallando, fallando y volviendo a fallar”.

“Me he ganado todo lo que he recibido”, dice Bob. “Muy poco me fue dado, trabajo desde que tengo recuerdo. Ya fuera vendiendo o repartiendo periódicos, en estaciones de gasolina, trabajando en construcción y fábricas…Siempre me he ganado mi dinero”.

Después de arduo trabajo, a sus 44 años vendió su primer compañía. Parsons Technology fue adquirida en 64 millones de dólares por la empresa Intuit, Inc. Para 1997, fundó GoDaddy.com, una de las empresas encargada de vender dominios en internet más reconocidas.

Según Forbes, Bob tiene un patrimonio de más de 2.7 billones de dólares.

4. Jack Ma fundó Alibaba a sus 35 años.

“Nunca tenemos falta de dinero. Tenemos falta de personas que sueñen y estén dispuestos a morir por sus sueños”

Todos sabemos lo que ha conseguido Jack Ma pero muchos no saben por lo que debió pasar.
Hace unos años “fracaso” y “Jack Ma” eran sinónimos. De las muchas barreras que tuvo en su educación, se destacan los 10 rechazos por parte de Harvard. Después, 30 rechazos en la búsqueda de trabajo. Uno de ellos cuando llegó KFC a China: Se postularon 24, contrataron a 23 y ¿adivinen a quién rechazaron?
También vio fracasar 2 de sus proyectos iniciales pero eso no lo detuvo y ahora su empresa, Alibaba, es el competidor más temible que tienen gigantes como Ebay y Amazon y él ocupa el trono del hombre más rico de China.


5. Tim Westergren, co-fundó Pandora a sus 35 años.

“Haz que tu equipo se sienta respetado, empoderado y genuinamente emocionado por la misión de tu compañía”.

Antes de co-fundar Pandora, Tim trabajó como productor y compositor musical por 20 años, incluso fue niñera en sus tiempos libres.
Pandora no fue siempre una empresa exitosa, incluso alcanzó a deber más de 150.000 dólares y Tim no tuvo cómo pagarle a los empleados durante 2 años. Cuando había “reventado” 11 tarjetas de crédito y todo parecía perdido, recibió la inversión que salvó su empresa y hoy en día cuenta con más de 2000 empleados y sigue revolucionando el mercado del streaming musical.

6. Bernie Marcus, co-fundó Home Depot a sus 50 años.

“Básicamente soy un dinosaurio, no utilizo e-mail, pero reconozco la importancia de la ciencia y las posibilidades resultantes”.

Marcus quiso ser médico pero no tenía los recursos para costear la carrera, así que mientras trabajaba con su padre, hizo carrera de farmaceuta. Pasó por varias empresas y en cada una de ellas entendió la importancia de las ventas. Años más tarde cuando tenía un cargo importante, fue despedido junto con la persona que sería cofundador de Home Depot. En 1978 se arriesgaron y fundaron Home Depot, al poco tiempo Marcus, su socio Arthur Blank y Ken Langone, el encargado de conseguir al grupo de inversionistas, se volvieron billonarios.


7. Robert Noyce, co-fundador de Intel a sus 41 años.

“La innovación lo es todo. Cuando estás adelante, puedes saber cuál será la siguiente innovación. Cuando estás atrás, debes gastar toda tu energía para ponerte al día”

Robert no es protagonista de una historia llena de fracasos ni dolor, es la historia de un joven cuyo ingenio cambio el mundo.
A muy corta edad construía radios e incluso aeroplanos para jugar con su hermano. Siempre se destacó en sus estudios, siendo la matemática el área en la que más resaltaba.
Su talento le permitió trabajar en reconocidas empresas hasta que finalmente en 1968 fundó Intel. Sus logros lo hicieron merecedor de honores por parte de 3 presidentes, miembro del U.S Business Hall of Fame y merecedor del Lifetime Achievement Medal.
Ni sus habilidades no lo hicieron un emprendedor adolescente…

Y no podía faltar, la historia de Chris Gardner, el hombre que inspiró la película: “En busca de la felicidad”.

No. Saques. Excusas…Encuentra caminos.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

¿Por qué la gente exitosa se levanta temprano?

¿Por qué la gente exitosa se levanta temprano?

Las personas exitosas son usualmente madrugadoras. Grandes y conocidos emprendedores son reconocidos por levantarse al amanecer. Sin importar sus motivaciones, no cabe duda que ellos han tomado ventaja de levantarse antes de que salga el sol y antes de que la mayoría de las personas lo hagan.

¿Por qué levantarse temprano es algo tan común entre estos personajes? ¿Qué tiene madrugar que atrae a tantos famosos y exitosos empresarios? ¿Por qué se esfuerzan para levantarse, aún si están cansados, cuando el resto de los mortales están soñando?


1. Es el pensamiento de los ganadores.

Se adquiere un sentido de control cuando vences a tu voz interior. Si tu mente gana la batalla entre ser la víctima o ser exitoso todo empezará a cambiar progresivamente. Reconocer que hay una voz interior que no te deja levantar es el primer paso para combatir esta costumbre.

Cuando la alarma empieza a sonar y tu voz interior te dice: “te acostaste muy tarde como para levantarte” o te dice “5 minutos más” ¡¡NO ESCUCHES!! Aquellos que se quedan en la cama no son competencia de los grandes jugadores. Cuando controles esa voz interior no habrá nada que te detenga.

2. Tienen más tiempo.

Si te levantaras un hora mas temprano cada mañana ganarías 15 días en un año. Es increíble cuando lo piensas de esa manera. ¿Cuántos días de tu vida desperdicias durmiendo? Creemos que tienes muchas cosas por alcanzar en tu vida como para desperdiciarla acostado en un cama. Si no te alcanza el tiempo, duerme menos, 6 o 7 horas es suficiente.

3. Se mantienen más activos.

Las horas de la mañana son excelentes para hacer ejercicio. Te hacen empezar la mañana con energía, concentración y entusiasmo. Algunas veces te sientes invencible. El estrés tiene que trabajar muy duro para alcanzarte y todas tus relaciones son más felices y tranquilas. Hacer ejercicio en la mañana te hará mas productivo y exitoso.


4. Aprovechan el silencio.

Si necesitas hacer algo importante, no hay nada mejor que el silencio de la mañana. Levantarte temprano te dará la tranquilidad, el enfoque y la concentración que necesitas para salir de aquellas actividades que requieren de tu atención

5. Encuentran inspiración.

Tu actividad cerebral en la mañana te permite ser más creativo. Grandes obras de arte y novelas fueron hechas en las horas de la mañana, ¿Tienes una obra maestra en mente? Levántate temprano y trabaja en ella.

6. Tienen tiempo para comer.

El desayuno es la comida más importante, pero nunca le damos la importancia que necesita porque siempre estamos cortos de tiempo. Correr al trabajo con un café en el estomago no te va a dar la energía que necesitas. Si te levantas más temprano tendrás tiempo para desayunar tranquilamente.

7. Están un paso adelante.

Levantarse temprano te mantendrá un paso adelante de la multitud, más tranquilo, concentrado y seguro cuando los demás corren hacia la oficina. ¿Por qué? Sencillo, tienes todo bajo control. Cuando te levantas temprano tienes tiempo de planear, pensar estratégicamente y organizarte. Empezarás a aprovechar mejor el tiempo, serás más organizado y tomarás mejores decisiones.


El gran beneficio de empezar más temprano es que tendrás menos distracciones y por consiguiente serás más productivo.

Si no has creado el hábito de levantarte temprano, empieza mañana. Ve a la cama temprano para que no te levantes cansado. Te tomará unos días acoplarte a la rutina pero sentirás los beneficios inmediatamente. Es imposible que millones de personas estén cometiendo un error.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Fuente.

8 cosas a las que debes renunciar para ser exitoso

8 cosas a las que debes renunciar para ser exitoso

Algunas veces para ser exitoso y estar más cerca de ser la persona que quieres ser, no debes agregar más cosas, por el contrario, debes renunciar a algunas de ellas.

Existen hábitos y costumbres que han sido probadas científicamente que nos llevan a ser más productivos, creativos y en general a tener una mejor calidad de vida. Entre ellas están mantener una buena alimentación y mantener una actividad física continua. Sin importar lo que quieras lograr, debes empezar por crear estos dos hábitos.

Ser exitoso tiene significados diferentes para cada persona. Es indispensable que determines que significa ara ti y cómo lo vas a conseguir. A pesar de esto siempre encontrarás obstáculos y muchos de ellos son generados por tus pensamientos y por tu actos. Si estás comprometido con tus proyectos y con lograr grandes cosas debes renunciar a lo siguiente:


1.Renuncia a creer en el éxito sin esfuerzo.

El éxito repentino es un mito. Las personas exitosas saben que deben hacer pequeñas y continuas mejoras cada día para obtener los resultados que desean.

Por eso debes planear para el futuro. Evalúa cada día y mejora un 1% el día siguiente.

2. Renuncia a las excusas.

Las personas exitosas saben que ellos son los únicos responsables de su vida, sin importar se dónde provengan sus debilidades o sus fracasos del pasado.

Darte cuenta que eres responsable por lo que viene es malo y bueno al mismo tiempo, pero es el único camino al éxito. Las excusas solo te detienen y te impiden hacer lo que debes hacer.

3. Renuncia al pensamiento de corto plazo

Las personas exitosas siempre establecen metas a largo plazo y saben con certeza que están compuestas de pequeños hábitos que necesitan integrar a sus vidas todos los días.

Estos no son hábitos de momento, deben ser hábitos que hagan parte de tu personalidad y que practiques diariamente.

Es muy diferente ir al gimnasio para verte bien en las siguientes vacaciones, a ir al gimnasio porque así eres tú, porque te gusta y el día que no lo haces sientes que algo esta mal.

 


4. Renuncia al perfeccionismo.

Nada en el mundo será perfecto, no importa cuanto lo intentes.

El miedo a fracasar o incluso el miedo al éxito, en muchas ocasiones no nos deja actuar y poner nuestra creatividad e ingenio a trabajar. Perderíamos muchas oportunidades si esperáramos a que todo fuera perfecto.

5. Renuncia a tratar de controlarlo todo.

No te preocupes por aquellas cosas que no puedes controlar y concéntrate en aquellas que sí. Muchas veces lo único que podrás controlar es a ti mismo. Solo serás capaz de controlar tu actitud frente a tu entorno.

6. Renuncia a decir “sí”, a aquellas cosas que no le aportan a tus metas.

Las personas exitosas saben que deben decir “no” a algunas peticiones de sus amigos, colegas o familiares; todo con el fin de cumplir sus objetivos.

Al principio sentirás que estás sacrificando mucho y que no ves resultados rápidos, sin embargo con el tiempo te darás cuenta que vale la pena.

7. Renuncia a las personas tóxicas.

Las personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo tienen gran influencia en nuestras vidas y en especial nuestro futuro.

Existen personas que han logrado grandes cosas y otras que no han perseguido ningún propósito. Si pasas la mayor parte del tiempo con el segundo grupo, estarás en riesgo de tener el mismo destino.

Por el contrario, si inviertes tu tiempo con personas que te reten a ser mejor cada día, lo más seguro es que tus probabilidades de éxito aumenten considerablemente.

Dale un vistazo a tu circulo social y evalúa si estás con las personas adecuadas para ti y tus proyectos.

8. Renuncia a la necesidad de gustarle a los demás.

Nadie es “monedita de oro” para caerle bien a todo el mundo, así que no gastes energía ni tiempo tratando de complacer a los demás.

El punto 4 de este artículo también aplica a nuestra personalidad, así que para de justificarte. Es literalmente imposible ser perfecto para todos.

Lo único que puedes hacer es ser tú mismo, ser auténtico y preocuparte por agregar valor. Entre más personas te odien significa que estás haciendo algo importante.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Fuente

 

¿Estás enseñando a tus hijos a ser emprendedores o empleados?

¿Estás enseñando a tus hijos a ser emprendedores o empleados?

Tener éxito como emprendedor no es nada fácil. Pasé siete años estudiando a 177 millonarios y debo decir que están entre los individuos mas valientes que he conocido. Ellos ponen todo en juego y toman enormes riesgos para perseguir sus sueños. Si quieres que tus hijos crezcan como emprendedores, existen ciertas cosas que tu como padre puedes hacer para enseñarles a pensar como emprendedor y no como empleados.

1. Enséñales a ser optimistas.

El optimismo es una de las grandes cualidades de las personas exitosas. 67% de los millonarios analizados en mi estudio eran fanáticos optimistas. Incluso sabiendo que el camino para ser emprendedores podría ser muy largo, difícil y lleno de obstáculos, ellos creían firmemente que podrían sobrevivir y llegar hasta el final.


Enseñarle a tus hijos a ser optimistas les dará una gran ventaja sobre cualquier persona con la que estén compitiendo en su edad adulta, ya que es el optimismo quien impulsa, motiva y da las fuerzas para superar los errores y fracasos que puedan cometer.

Aquellos que sean los más optimistas, serán también los más persistentes, y la persistencia es un requisito del éxito.

El que es optimista es persistente, y la persistencia es un requisito del éxito. Click To Tweet

2. Ayuda a tu hijo a crear un pequeño negocio.

Los emprendedores generan ideas y las materializan. En el proceso cometen errores, superan obstáculos y algunas veces fallan. El mejor momento para cometer errores es en la juventud cuando no existen grandes responsabilidades como la hipoteca de la casa, los niños y las cuentas por pagar. Estas son algunas ideas para que ayudes a tu hijo a despertar su espíritu emprendedor.

  • Abrir un puesto de venta de limonada o helado casero.
  • Vender pulseras hechas a mano.
  • Tener una venta de garaje y poner a su hijo a cargo de la venta y la recolección de dinero. Dale una comisión sobre cada venta, el 20%, por ejemplo.
  • Vender arreglos florales.
  • Vender bandas, sombreros o camisas personalizadas.
  • Vender bufandas, guantes o calcetines.

Como padre, tienes la responsabilidad de ofrecerle a tu hijo sus primeras experiencias como emprendedor y que aprenda de sus errores desde pequeño.


3. Enséñale a tus hijos la diferencia entre buenos y malos objetivos.

Los emprendedores exitosos establecen objetivos que los ayudan a cumplir sus sueños. Conocen la diferencia entre los buenos y los malos objetivos. Difícilmente has escuchado a alguien hablando de objetivos desde una perspectiva negativa, ya que siempre son percibidos como algo bueno. Sin embargo, encontré en mi investigación que existen algunos no le dan valor real a tu vida. ¿Cómo saber que tipo de objetivos debo enseñarle a mi futuro hijo emprendedor?.

Los objetivos buenos crean beneficios de largo plazo y una felicidad duradera cuando son alcanzados. Ellos te permiten crecer como individuo y transforman tu comportamiento de forma positiva. Te llevarán del punto A al punto B, donde el punto B es un mejor lugar, donde habrá más riqueza, una mejor oportunidad o un mejor ingreso. Un ejemplo de un buen objetivo sería perder peso. Esta meta te obliga a mantener un régimen diario de ejercicio, buena alimentación y te motivará a mantener un estilo de vida saludable. Esto también te impulsará a moderar el consumo de alcohol y dejar el cigarrillo. Cuando logres perder peso disfrutarás los buenos comentarios de la gente, te sentirás sano y todo esto te traerá felicidad.

Los malos objetivos crean felicidad y beneficios de corto plazo. Un ejemplo es adquirir un Ferrari. Para adquirir un vehículo de esta clase debes ganar más dinero. Más dinero puede significar más trabajo o caer en un gran riesgo financiero. Existe un costo beneficio de trabajar más, el tiempo que inviertes nunca lo recuperarás. No me mal entiendas, trabajar más para ganar dinero puede ser algo bueno, pero el gastarlo para comprar cosas materiales como un Ferrari, no lo es. La felicidad que trae ser poseedor de algo material muere al poco tiempo, sus beneficios son de corto plazo.

Por otro lado, el tiempo que invertiste nunca podrá ser recuperado. Si el objetivo, por el contrario, fuera invertir ese dinero extra en un riesgo calculado como en una empresa o una propiedad que te permitan pasar más tiempo con tu familia, entonces estableciste un buen objetivo.

4. Ayuda a tus hijos a descubrir sus talentos únicos.

Todos tenemos ciertos talentos innatos que son únicos y nos pertenecen. Desafortunadamente la mayoría de nosotros nunca nos enteramos de cuales son. Como resultado, cuando llegamos a ser adultos, nos encontramos atrapados en trabajos que no nos permiten utilizar nuestros talentos individuales. Esto crea infelicidad en nuestras vidas. Donde los padres fallan más a menudo es en incluir a sus hijos en dos o tres actividades, normalmente actividades deportivas. ¿Cómo puede un niño encontrar sus talentos si se limitan solo a estas actividades? Existe una solución. Cada 6 meses expón a tus hijos a una nueva actividad basada en habilidades. Estas podrían ser entrar al periódico de la escuela, al grupo de actuación, a un grupo de música o arte. Deja que tu hijo experimente algo nuevo cada 6 meses.

Sabrás que tu hijo ha encontrado algo en lo que es realmente bueno porque querrá continuar haciendo esa actividad. No será necesario que lo fuerces a continuar.


5. Tu primera doctrina.

Los humanos por naturaleza estamos concentrados y obsesionados con nuestras propias vidas. Cuándo alguien se acerca a nosotros de manera honesta y nos muestra interés en nuestros intereses, nos derretimos como mantequilla.

La clave para construir relaciones fuertes y duraderas es detener un poco nuestro afán de pensar solo en nosotros mismos y tener en cuenta los intereses de aquellos que me rodean. Cuando le enseñas a tus hijos acerca de la doctrina de “Yo primero”, los ayudarás a ganar sobre casi cualquier persona.

En el juego del éxito las relaciones juegan un papel crítico abriendo puertas que de otra manera estarían cerradas. Si quieres ganar el juego, necesitas seguir las reglas. Cuando le enseñas a tu hijo esta doctrina, le estas enseñando la regla más importante para ganar el juego del éxito.

6. Enrola a tu hijo en la Universidad equivocada.

Los errores son cosas hermosas. No solo te enseñan qué no debes hacer, también te ayudan a avanzar hacia la dirección correcta. Los errores son muy importantes en el éxito de todo emprendedor y aquellos padres que quieren educar futuros emprendedores necesitan enseñarles que cometer errores no es algo malo. Existe una herramienta que puedes utilizar para enseñarle esto a tus hijos, yo la llamo la “carpeta del error”. Es una lista de todos los errores que has cometido en la vida. Cada error es documentado en una página que se divide en cuatro partes.

  • ¿Cuál fue el error?.
  • ¿Por qué sucedió así?.
  • ¿Cómo evitar este error en el futuro?.
  • ¿Qué aprendí al cometer este error?.

El objetivo es que hagas que tu hijo tome el hábito de responder estas preguntas cada vez que se equivoca. Hazlo que pase algunos minutos analizando estos errores. Esto los ayudará a aprender y a mantener estas equivocaciones en su memoria, funcionando como un radar que los alerta cuando están a punto de cometer un error similar. Esta herramienta eliminará la percepción negativa que caracteriza al hecho de fallar.

De esta manera, tus hijos pronto se encontrarán pensando como emprendedores, aprendiendo de sus errores y transmitiendo esos conocimientos a los demás.

7. Enseña a tu futuro emprendedor la importancia de buscar un mentor.

De los 177 millonarios que participaron en mi estudio, aquellos que encontraron un mentor, cortaron su camino al éxito entre 32 y 12 años. Aún mas importante, acumularon dos veces la fortuna promedio ($7.4 millones vs. $3.4 millones) sobre otros millonarios en mi análisis. No es fácil encontrar buenos mentores, pero si no buscas nunca los vas a encontrar.

Enseña a tus hijos la importancia de buscar aquellas personas que puedan ayudarlos a encontrar el éxito. Lo creas o no, los emprendedores más exitosos son increíblemente felices ayudando a otros a lograr sus sueños, y eso incluye tus hijos. Aquellos que han logrado sus metas, desean compartir sus conocimientos con personas que tengan una mentalidad similar.

Este artículo fue originalmente publicado en richhabits.net. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio.

Cómo continuar cuando no he obtenido buenos resultados

Cómo continuar cuando no he obtenido buenos resultados

Los malos resultados estarán siempre presentes. Las probabilidades de cometer errores al inicio son muy altas y te tomará tiempo acoplar tu idea y tu modelo de negocio al mercado al que quieres entrar.

Debes meterte algo en la cabeza y tenerlo en cuenta siempre que te sientas desmotivado: El éxito nunca llega de la noche a la mañana.

Los medios de comunicación nos transmiten que puedes ser millonario fácilmente con todas estas historias de jóvenes con brillantes ideas que hoy son portadas de reconocidas revistas y hacen parte de las personas más ricas de Forbes.


No te dejes engañar. Ninguno de estos personajes inició a trabajar en su idea y después de un mes se convirtió en millonario. Es cierto, la creación del internet ha acelerado por completo el proceso de creación de empresa, sin embargo el trabajo y el esfuerzo de crear una marca, un producto, promocionar y vender llevan tiempo.

Bill Gates necesitó una década para convertir a Microsoft en un éxito. Steve Jobs duró dos décadas luchando para convertirse en uno de los emprendedores más reconocidos del mundo y transformar Apple en lo que es hoy. Aunque Yahoo, Amazon y Google alcanzaron el éxito en menos tiempo necesitaron entre 3 y 5 años para lograrlo. Aún comprar la lotería puede tomarte más de una vida para ganarla.

Si no estás teniendo buenos resultados es porque hay algo que no estás haciendo bien. Ten en cuenta los siguientes pasos:

  • Encuentra todo aquello que no está dando buenos resultados.
  • Identifica aquello que sí da buenos resultados
  • Invierte el tiempo y la energía que usabas en los procesos que no estaban dando buenos resultados en los que sí.
  • Haz cosas nuevas siempre.

Si piensas que no haz podido encontrar el éxito a pesar de tus esfuerzos, no te desmotives, solo necesitas una palabra para cambiar el significado de esta frase: “No he podido encontrar el éxito, todavía”. Puede que te encuentres solo a una semana o a un día de ver los resultados que esperas, así que no renuncies.

Te arrepentirás toda la vida de no haberlo intentado, pero nunca del sacrificio para lograrlo Click To Tweet

Lo que acabas de leer fue una sección de nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” . Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y necesitas más información sobre este tema, en este texto encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo. Haz click en la imagen o en el link de arriba para adquirirlo.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.