Cómo dirigir reuniones para aprovechar mejor el tiempo

Cómo dirigir reuniones para aprovechar mejor el tiempo

Dirigir reuniones puede ser muy difícil, sin importar lo bueno que seas en tu trabajo. Puedes tener miedo de perder la atención de las personas o porque tu presentación no los complace. Incluso porque tus ideas no estaban tan bien pensadas como esperabas.

Sin importar el caso, hay una gran variedad de técnicas que puedes usar para asegurarte de que tu siguiente reunión sea la mejor.

Aquí hay 5 que puedes probar:

1. Piensa muy bien por qué organizas la reunión.

Antes de siquiera organizar la logística, es vital pensar cuál es la razón principal por la cual estás organizando la reunión.

¿Cuál es el propósito de la reunión? ¿Por qué es una reunión en lugar de una llamada, o enviar un correo o un texto? ¿A quién quieres incluir? ¿Porqué los incluirías? ¿Qué le aportan a la reunión?

Pensar en estas preguntas te puede hacer entrar en razón de que no necesitas una reunión. De hecho, tu tiempo y el de todos los demás podría estar mejor invertido si identificas con precisión por qué hacerla y a quién convocar.


2. Ten un organigrama.

Si llegas a una reunión que no ha tenido planeación en ciertos aspectos, de seguro terminará siendo menos efectiva de lo que esperabas.

Crear un organigrama hace más que simplemente decirte “qué sigue”. Le indica a los demás en qué se deben preparar para la reunión y los aleja de perder tiempo valioso.

3. Conoce a los participantes.

Identificar a los participantes principales permitirá que la reunión sea mucho más eficiente, especialmente si invitas específicamente a las personas que deben participar.

Ten presente que es importante motivar a los participantes a ir y no permitir que simplemente dejen de asistir. Si algunos no pueden, ten un plan para recopilar y distribuir la información que se trate en la reunión.


4. Mantente concentrado.

Asegúrate de empezar y terminar la reunión a tiempo y que todos estén preparados con lo que se necesite para que puedan participar de lleno. Da el ejemplo teniendo tus notas, agenda todo cuadrado y listo y para empezar.

Haz preguntas puntuales a los participantes para que estén preparados

5. Realiza un resumen.

Muchos líderes saltar este paso crucial, pero sobre todo en reuniones largas, puede ser muy fácil olvidar por qué todos se reunieron en el primer lugar. También reforzará las responsabilidades que siguen a la reunión, así como resumirá los puntos clave y los objetivos de cualquier proyecto en el que esté trabajando.

Fuente

 

 

3 enseñanzas de Game of Thrones sobre emprendimiento y liderazgo.

3 enseñanzas de Game of Thrones sobre emprendimiento y liderazgo.

Game of Thrones es un fenómeno mundial que acaba de sorprender con su 7 temporada. Más allá de los reinos, las historias fantásticas y complots, se teje una trama que tiene mucho que enseñarte sobre liderazgo y emprendimiento.

Si ignoras los dragones y los sangrientos enfrentamientos; cada historia de Game of Thrones esconde dinámicas que son el vivo ejemplo de la vida diaria de todo emprendedor, porque todo parece ser un campo de batalla.


Seas o no fanático de la serie, estos consejos sirven para que veas cómo se conecta el mundo fantástico con nuestra realidad. ¡Escúchalos!

¿Cuáles son las lecciones de emprendimiento y liderazgo de Game of Thrones?

– Ten siempre control sobre tus emociones y autodisciplina. Toma el ejemplo de Baratheon: Si él no hubiera sido el ebrio derrochador y lujurioso, tal vez hubiera sido capaz de luchar contra las conspiraciones y traiciones que terminarían por dejarlo en completa desgracia. Es importante desarrollar inteligencia emocional que te haga resistente a toda distracción que te aleje de tu foco. Empieza por escuchar porqué el 70% de tu éxito depende de tu inteligencia emocional.

– No te dejes cegar con triunfos parciales porque perderás de vista tus objetivos. Martell tuvo a La Montaña bajo su control y cultivó por años su deseo de venganza contra él. Al tener la oportunidad de hacerlo, la dejó ir y terminó con el cráneo aplastado en el intento. Al emprender, es mejor ser proactivo y tener una estrategia siempre en mente, pero no te quedes mucho tiempo en la planeación o, cuando la acción te atrape, terminarás como Martell. Para esto, Moisés Furman es experto y te explica la diferencia entre la reactividad y la proactividad. ¡Escúchalo!


– El poder de las mujeres. Daenerys pasó de ser una sumisa mujer a ser una arrolladora conquistadora.; reconocida como la ‘Madre de los Dragones’. Este es un claro ejemplo de empoderamiento femenino que todos debemos conocer. Así no lo creas, este tema tiene muchos aprendizajes que rescatar y este episodio sobre paradigmas a los que se enfrentan las mujeres es el mejor ejemplo que podrás escuchar para empezar.

¿Hay más consejos?

ESCUCHA MÁS: Claves para la perseverancia y el enfoque al logro.

A lo largo de la serie, se ve cómo los habitantes de los siete reinos desconocen que el mundo es mucho más pequeño de lo que piensan. Siempre hay amenazas que están más cerca de lo que crees, y puede que las estés ignorando. Esto no es más que una lección de emprendedores sobre globalización.

La mente debe estar siempre curiosa e inquieta ante lo que sea que pueda venir Click To Tweet

Sigue disfrutando de este regalo que HBO nos da, nada más ponte la tarea de ver cada episodio de forma que te permita tomar lecciones para tu día a día. Se dice que siempre se puede aprender de todo, nada más es poner la perspectiva adecuada.

Errores financieros de los millennials y cómo superarlos

Errores financieros de los millennials y cómo superarlos

Millennials, los nacidos entre principios de los 80 y finales de los 90, tienen una gran ventaja cuando se trata de dinero: tienen más tiempo a su favor que cualquier generación de adultos. Pero eso también significa que tienen más tiempo para cometer grandes errores financieros.

A menudo vemos titulares hablando de las dificultades financieras de los millennials: deuda de préstamos estudiantiles, trabajos de baja remuneración, perspectivas bajas para avanzar en sus carreras y mucho más. Simplemente, evita los siguientes errores:




1. No entender el valor temporal del dinero.

La ventaja que tienen los millennials es el tiempo. Es algo que las generaciones más viejas envidian. El tiempo es el mayor impulsor de la riqueza gracias al poder del interés compuesto. Los millennials constantemente se olvidan de este hecho y no toman ventaja.

Los millennials debe centrarse en ahorrar cada centavo posible durante sus primeros años. $100 dólares a sus 22 años valdrán tanto como $9,305 dólares en 40 años. Esas sumas de dinero son las que los millennials están dejando pasar por no ahorrar a tiempo.

Las generaciones mayores, simplemente no tienen 40 años para dejar “crecer” su dinero. Y con cada década que pasa, es más difícil que la riqueza se valorice a ese ritmo.

2. Aversión al riesgo.

Los millennials también son conocidos por su aversión al riesgo. Crecieron viendo crisis financieras:  Una que hirió a sus padres durante la “burbuja del dotcom” y muchos se graduaron de la universidad durante épocas de recesión. Estos dos eventos están influyendo negativamente en los millennials: temen invertir en acciones.

Sin embargo, las acciones como un todo son de las mejores clases de activos para el crecimiento a largo plazo. Y los millennials necesitan centrarse en el largo plazo. Deberían invertir una porción más grande de sus carteras en acciones para aprovechar esto a través del tiempo. El tiempo extra que tienen les permite asumir el riesgo adicional que viene con el mercado de valores. Dejar de hacer esto hará que muchos millennials lleguen sin ganancias al momento de retirarse. A pesar de que falta mucho, deben darse cuenta de esto ahora.




3. Ignorar la ecuación básica de dinero.

La siguiente brecha importante que enfrentan los millennials es ignorar la ecuación de frugalidad. Cuando se trata de dinero, una simple ecuación es fundamental: Ingresos – Gastos = Ahorros. Un montón de millenials (y cada generación) se centran en la parte de “minimizar los gastos” de la ecuación, pero la mayoría pasa por alto el aspecto de “ingresos” de la ecuación.

Los millennials tienen una ventaja única cuando se trata de ganar potencialmente más dinero. Por lo general son más saludables, más activos, conocen la tecnología y entienden la nueva economía del internet. Como tal, los millennials deben hacer todo lo posible para maximizar sus ingresos. Emprendiendo, aceptando trabajos secundarios para ganar dinero adicional y buscando oportunidades de inversión. Al aumentar sus ingresos desde un comienzo, los millennials tienen el potencial de ahorrar más en el tiempo y construir la riqueza que va a la jubilación.

4. Caer en la “trampa milenaria”.

Pero incluso teniendo en cuenta esto errores, los millennials y los adultos jóvenes no deben caer en la “trampa milenaria”. Esta trampa es la gran mentira que dice que todos los millennials lo están haciendo mal. Por el contrario, la mayoría ya están abordando estos temas y haciendo grandes progresos. Otros están haciéndolo muy bien, tal vez no en el nivel de Mark Zuckerberg, pero haciéndolo bien.

La verdadera cuestión es que la mayoría de los medios de comunicación favorecen el reportaje de las historias negativas. La mayoría de historias de éxito de millennials no son portadas de las revistas.

Fuente

Cómo ser un buen líder en 7 pasos.

Cómo ser un buen líder en 7 pasos.

Mientras que las tendencias en el tema de gerencia pueden variar, algunas cosas ya están probadas, son verdaderas y no pueden ser discutidas por nadie. Los mejores líderes siempre son capaces de inspirar a sus empleados a permanecer leales, trabajadores y entusiastas.

Si esperas ser un gran líder o te quieres asegurar de seguirlo siendo, definitivamente debes hacer estas 7 cosas cada día.

1. Reconocer.

Cuando alguien está haciendo cosas realmente grandes en una organización, los grandes líderes siempre se encargan de hacérselo saber a los demás empleados. Reconoce públicamente los logros de los empleados en tu organización. Simples palabras de estímulo a veces pueden ser más eficaces para motivar a los empleados que los bonos monetarios.

2. Motivar.

Establecer estándares altos para las personas de tu organización, es la manera más fácil de animar a la gente a seguir dando el mejor trabajo que son capaces de hacer; incluso si es difícil. Y siempre que las cosas salgan mal, lo mejor es trabajar juntos como un equipo para volver a formar un buen ambiente, en lugar de simplemente criticar a quien hizo las cosas mal.




3. Comunicarte.

Siempre es mejor comunicar demasiado que no lo suficiente. Si no hay una retroalimentación frecuente con tus empleados, sentirán que su trabajo no está siendo apreciado. Comunícate tanto como sea posible y haz que siempre valga la pena.

4. Dar confianza.

Ten confianza en que todos en tu equipo se esforzarán por hacer el mejor trabajo que puedan. Ten fe de que tus empleados son capaces de hacer todo lo necesario para completar el trabajo. Los empleados apreciarán la autoridad y el ambiente colaborativo.

5. Motivar la evolución.

Ofrece a tus empleados opciones de crecimiento, proporcionando oportunidades de capacitación. Anima a tu personal a expresar sus deseos y opiniones para que puedas ayudarles mejor a lo largo de su camino mientras están en la empresa.

6. Ser directo.

Asegúrate de ofrecer una dirección adecuada al delegar tareas, para que esté claro lo que se debe o no hacer. Si es así, los empleados se sentirán muy bien con respecto a sus responsabilidades.

7. Involucrar.

Involucra directamente a tus empleados en la organización para que se sientan parte de algo realmente especial. Cuando las personas sienten que sus habilidades son necesarias para una tarea, definitivamente aumentan su confianza y autoestima.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Qué es un pitch elevator y cómo crear uno excelente

Qué es un pitch elevator y cómo crear uno excelente

Si pudieras tener un trailer de película creado acerca de ti, ¿qué te gustaría que dijera? Eso es esencialmente tu elevator pitch. La orientadora vocacional, Jenn Dewall, explica: “un elevator pitch es un breve resumen explicando quién eres tú y/o qué haces, y es una manera de conocer a alguien de una manera profesional.” Un elevator pitch es rápido, “no más de 60 segundos. Nadie va a prestar atención a algo más de un minuto.”

A pesar de que estamos hablando de unos pocos segundos, un pitch bien elavorado y diseñado puede ser la diferencia entre conseguir un trabajo o no, o la obtención de un nuevo cliente o no. Si puedes hablar con confianza y elocuentemente acerca de quién eres y lo que ofreces, estás a pasos gigantes por delante de la competencia.

He aquí cómo elaborar y decir un elevator pitch que te hará resaltar:


Paso 1: Determina tus metas

“Averigua lo que es importante para ti y lo que deseas lograr mediante la presentación del “elevator pitch”, dice DeWall. “Lo #1 que hay que recordar acerca de un elevator pitch es que te estás ofreciendo a ti mismo como una solución a un problema que necesita ser resuelto.” ¿CÓMO eres tú la solución? Además, hazte estas tres preguntas:

¿Qué quiero transmitir?

¿Que es importante que sepan los demás de mí?

¿Qué quiero que recuerden de mí?

Paso 2: Identifica la forma en que quieres ser recordado

DeWall recomienda pensar acerca de esta pregunta: “¿Qué logros, habilidades y fortalezas quieres destacar sobre ti mismo?” No tienes el tiempo suficiente para recitar toda tu experiencia de trabajo, o todos tus intereses y habilidades; en lugar de eso, debes centrarse en los aspectos más destacados y en las cosas que disfrutas hablando más.

Paso 3: Haz un bosquejo

“Escríbelo, sácalo de tu cabeza”, dice DeWall. “Pasar tu elevator pitch al papel te ayuda a tomar todas tus palabras y las ideas y ponerlas en una simple estructura de oración. “No deben ser más de 5-6 frases para asegurarte de que sea menos de un minuto. Como DeWall resalta, el objetivo aquí es ser rápido, pero con algo de espacio para despertar curiosidad acerca de quién eres.”

Paso 4: Conoce a tu audiencia

Tu elevator pitch debe ser personalizado para tu audiencia, de forma similar a cómo se adapta un curriculum vitae para trabajos específicos. DeWall recomienda hacerlo pensando en el 2-3 públicos (ej: empresas, clientes, clientes potenciales) y personalizarlo para cada uno. Esencialmente, “cosas diferentes para personas diferentes”.


Paso 5: Asegúrate de que no estás entregando todo

“Pensar en una manera poderosa de cautivar a tu público,” dice DeWall, “deja a la gente queriendo saber más sobre lo que haces y cómo lo haces.”

Paso 6: Practica

Un elevator pitch es solo tan bueno como lo digas. Tu trabajo es hacer que el pitch cobre vida y la mejor manera de asegurar el éxito de esto es por medio de la práctica. “Practica en voz alta, por tu cuenta, diciendo todas las palabras. Memorizarlo “, aconseja DeWall.

Paso 7: Decirlo con confianza

La confianza es necesaria para decir tu pitch como un pro. Haz contacto visual con tu audiencia y asegúrate de que tu lenguaje corporal sea el adecuado. Por ejemplo, no cruces los brazos. “Hazlo con una sonrisa. ¡Te estás presentando y quieres ser accesible!”

Un elevator pitch es un discurso rápido y persuasivo que las personas inteligentes usan para atraer interés. Es un “adelanto” bien elaborado que puede crear o romper tu próxima gran oportunidad. ¡Así que prepáralo y da todo lo que tienes!

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

 

7 hábitos que te harán perder a tus mejores empleados

7 hábitos que te harán perder a tus mejores empleados

Perder a un gran empleado es algo terrible. Hay un gasto en encontrar, incorporar y en entrenar reemplazos. Hay mucha incertidumbre en cómo funcionará un nuevo empleado y se presentan muchas dificultades en el personal mientras se llena la posición.

En ocasiones hay razones de peso: El empleado no encajó en el equipo, se fue por razones personales o le ofrecieron una oportunidad que no podía dejar pasar. En esos casos, incluso siendo difícil, es lo correcto.

Pero ¿qué tal otras causas?

Mantener a tus mejores empleados empieza por entender por qué se van. Estas son las 7 razones principales:

Estancamiento

La gente no quiere pensar que están atrapados ni que deben ir al mismo lugar y hacer lo mismo todos los días durante los próximos 20 o 40 años. La gente quiere sentir que sigue avanzando y creciendo en su vida profesional. Quieren tener aspiraciones. Si no hay una estructura para el progreso, saben que tendrán que buscarla en otro lugar. Mientras tanto, es muy probable que se aburran, se sientan infelices y resentidos; cosas que afectan el rendimiento y la moral de todo el equipo.




Trabajo excesivo

Muchos trabajos tienen momentos de estrés y angustia pero nada desgasta más a los empleados que el trabajo excesivo. A menudo son los mejores empleados, los más capaces y comprometidos, en los que más confías, sobre los que recargas más trabajo. Si se encuentran constantemente recibiendo más y más, especialmente en ausencia de reconocimiento como ascensos y aumentos, llegan a sentir que están siendo aprovechados. Y, ¿quién podría culparlos? Tú sentirías lo mismo.

Visiones indefinidas

No hay nada más frustrante que un lugar de trabajo lleno de visiones y grandes sueños, pero ninguna traducción de esas aspiraciones en los objetivos estratégicos que los hacen alcanzables. Sin esa conexión, todo es solo “habladuría”. ¿Qué persona talentosa quiere gastar su tiempo y energía en apoyar algo incierto? A las personas les gusta saber que están trabajando para crear algo, no solo dando vueltas.

Ganancia vs Personal

Cuando una organización valora sus ganancias más que su gente, los mejores empleados se van a otra parte, dejando atrás a aquellos que son demasiado mediocres o apáticos para encontrar una mejor posición. El resultado es una cultura de bajo rendimiento, baja moral e incluso cuestiones disciplinarias. Por supuesto, cosas como el beneficio, la producción, satisfacer las partes interesadas y la productividad son importantes; pero el éxito en última instancia depende de las personas que hacen el trabajo.

Falta de reconocimiento

Incluso la gente más desinteresada quiere ser reconocida y recompensada por un trabajo bien hecho. Es parte de lo que somos como seres humanos. Cuando fallas en reconocer a los empleados, no solo los desmotivas, también pierdes la forma más eficaz de reforzar un gran desempeño. Incluso si no tienes el presupuesto para aumentos o bonos, hay un montón de formas de bajo costo para proporcionar reconocimiento. Por ejemplo, una palabra de agradecimiento es gratis. Las personas pierden interés si no se sientes notados.




Falta de confianza

Tus empleados tienen una posición para ver tu comportamiento y compararlo contra tus compromisos. Si ven que tratas de manera poco ética a los vendedores, mientes a las partes interesadas, engañas a los clientes o no mantienes tu palabra; los empleados principales se irán. El resto, aún peor, se quedará atrás y seguirán tu ejemplo.

Jerarquía excesiva

Cada lugar de trabajo necesita estructura y liderazgo, pero una organización rígida de arriba hacia abajo hace a los empleados infelices. Si tus mejores empleados saben que deben producir sin aportar sus ideas, si no están facultados para tomar decisiones, si están constantemente teniendo que mostrar a los demás el nombre de su cargo y no su experiencia; no tienen mucho para estar felices.

Por último, muchas personas que abandonan su trabajo lo hacen por el jefe, no el trabajo ni la organización. Pregúntate qué puedes estar haciendo para alejar a tus mejores empleados y comienza a hacer los cambios necesarios para mantenerlos.

 

Fuente

5 de 29« First...34567...1020...Last »