4 caminos que te llevarán a crear una fortuna desde cero.

4 caminos que te llevarán a crear una fortuna desde cero.

Me parece que podrías ahorrar mucho dinero e invertir mejor tu tiempo si supieras en que tipo de profesiones, industrias y negocios se encontraban los millonarios que analicé en mi estudio, antes de crear sus fortunas. De esta manera podrías enfocar tus energías en esas áreas.

¿Cómo crear una fortuna desde cero?

1. Trabaja para una gran empresa.

23% de las personas analizadas en mi estudio acerca de los hábitos de los ricos, fueron ejecutivos senior en grandes compañías. Cuando hablo de grandes empresas, me refiero a multinacionales y aquellas empresas que se encuentran en las bolsas de valores.



Lo hermoso de trabajar para una empresa de este tipo, es que tu no tienes que ser un ejecutivo senior para convertirte en millonario. Si la empresa ofrece opciones para comprar acciones o un programa para tener participaciones, los empleados cuentan con la ventaja de tener descuentos si deciden comprar. Estos pequeños descuentos no están disponibles para el público en general.

Incluso, algunas de estas empresas hacen algunas contribuciones en acciones al plan de retiro de sus empleados, incrementando su valor a través de los años. Dos de los millonarios en mi estudio eran empleados de rango bajo, quienes compraron acciones de sus compañías durante 35 años. De alguna manera tuvieron suerte, pues las acciones crecieron constantemente, lo cuál no sucede en todos los casos.

2. Conviértete en un experto.

27% de los millonarios en mi estudio eran profesionales en sus áreas. ¿Recuerdas a tu madre diciendo que quería que fueras doctor? Bueno, existe una buena razón. 56% de los profesionales en mi estudio eran doctores, ¿qué tipo de doctores? Cirujanos y científicos obtenían los mayores salarios y eran los más ricos, de acuerdo a la información recolectada. En la siguiente posición estaban los abogados, ingenieros y planificadores financieros.





3. Comienza tu propia empresa.

El 61 de los millonarios analizados en mi estudio eran dueños de pequeñas empresas. Sólo 21 porciento eran profesionales. Es decir, el 39% de los propietarios de empresa no eran profesionales. ¿En qué tipo de negocios se encontraban estos no profesionales dueños de empresa?

  • 9% se encontraban en el sector inmobiliario. Esta categoría incluye la renta de propiedades, construcción y compras de largo plazo para apreciación del inmueble.
  • 7% eran distribuidores. Estos eran típicamente distribuidores de grandes fabricantes, controlando un área regional. Esto les daba la ventaja de tener un monopolio en la venta de los productos de ese fabricante.
  • 5% eran vendedores de vehículos nuevos. Eran usualmente propietarios de una franquicia que les permitía vender los vehículos en regiones particulares. Similar a los distribuidores.
  • 4% estaban en el sector de servicios e instalaciones. Esto incluye negocios que venden sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, piscinas y productos tecnológicos que requieres mantenimiento anual.
  • 3% eran fabricantes. Esta categoría incluye a los fabricantes de equipos especializados y re-fabricantes (reacondicionamiento de equipos antiguos)
  • El 1% se encontraban en pequeñas empresas dentro de nichos poco comunes.

4. Vende algo.

El 11% vendían productos o servicios para grandes empresas o a través de pequeños negocios. Hicieron su dinero por medio de comisiones principalmente.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.


Este artículo fue originalmente publicado en richhabits.net. Su traducción y publicación en ModoEmprendedor ha sido autorizada directamente por el autor y no puede ser reproducida por ningún otro medio.

10 poderosas frases que me volvieron millonario

10 poderosas frases que me volvieron millonario

Inicio » Estrategia

 

Con un abrumador acceso al conocimiento, esta generación tiene mucho más alcance. Saber un poco sobre todo, pero nunca lo suficiente sobre una cosa específica. No tenemos escasez de palabras; más bien, tenemos escasez de palabras correctas.

En última instancia, las palabras son las piedras que cierran la brecha a nuestros destinos más lejanos. De la incomprensión y la superación de la indiferencia, a cerrar una venta y creer en Dios. Las palabras componen lo que pensamos, lo que sabemos y en quién nos convertimos.

Pero las palabras correctas cambian tu vida. Pueden cambiar tu historia.

Aquí están las palabras que han cambiado la mía:


1. ”Nunca estés tan ocupado ganándote la vida para terminar olvidando que tienes una”.

¿Quién la dijo?: Mi abuela

¿Cómo me ayudó?

“Perderse” en algo se que ama a menudo resulta en perderse en general. Vivimos en una cultura que mide nuestro éxito por la cantidad de dinero que ganamos en lugar de medir la plenitud de nuestras vidas. Durante los 13 años que he pasado construyendo negocios, aprendí del tiempo que viví bajo la ausencia de esta frase.

2. “Di las palabras como los demás las necesitan oír, no como tú las quieres decir”.

¿Quién la dijo? Mi mentor

¿Cómo me ayudó?

La empatía es una virtud difícil de dominar. Como empresario, el mejor marketing es realizado por aquellos que pueden entrar en el dolor del cliente. Poner palabras a sus emociones y crear productos que resuelvan sus problemas más difíciles. Como líderes, no debemos olvidar que la reflexión es la forma más eficaz de comunicación.

3. “Tu mayor debilidad es a menudo la exageración de tu mayor fortaleza”.

¿Quién la dijo? Jason Benham

¿Cómo me ayudó?

Soy maestro. Hablar, vender y convencer a otros es casi instintivo para mí. Pero demasiadas veces he sido pateado en la pierna por mi esposa por no cerrar la boca. A medida que he madurado, estoy aprendiendo que el uso excesivo de nuestros dones inherentes puede ser contraproducente. El secreto es aprender a llevarlo al límite, y parar.

4. “Un diseñador sabe que ha alcanzado la perfección no cuando no queda nada por añadir, si no cuando no hay nada que quitar”.

¿Quién la dijo? Antoine de Saint-Exupery

¿Cómo me ayudó?

Un diseñador es alguien que puede hacer algo mejor que alguien con las mismas herramientas y al mismo costo. Cuanto más practico, más me doy cuenta de que el propósito no es abrumar nuestros ojos con muchas cosas, sino con una. Así que siempre que no me gusta la estética de algo en lo que trabajo, como el diseño de un nuevo sitio web, mi primer paso es quitar algo.

5. “El objetivo de una discusión es ganar su corazón, no solo su mente.”

¿Quién la dijo? Matthew L. Jacobson

¿Cómo me ayudó?

Solía odiar las discusiones pero las conversaciones, el debate y el mercadeo son piezas importantes de la familia de la persuasión. En mi experiencia, el secreto para eliminar el miedo a la confrontación es restablecer tu respeto por los demás. Es darse cuenta de que nuestros pensamientos están directamente conectados con nuestros corazones. Ganar una discusión y perder su corazón puede causar dolor. Pero ganar ambos es una causa de respeto. Recuerda, a la gente no le importa lo que sabemos hasta que sabe lo que nos importa.

6. “Es imposible ser espiritualmente maduro mientras seas emocionalmente inmaduro”.

¿Quién la dijo? Peter Scazzero

¿Cómo me ayudó?

Nada es independiente. A lo largo de los años he aprendido que mi relación con Dios solo puede ir tan lejos como mi capacidad de conectar con su pueblo. Con demasiada frecuencia, me encuentro tratando de simplificar mi espiritualidad a una experiencia unidimensional, como si pudiera compartimentar mi fe ausente de los demás, pero no puedo. Debido a que la madurez en cualquier área requiere madurez en todas las áreas.


7. “Cambiamos cuando el dolor de permanecer igual es mayor que el dolor de cambiar”.

¿Quién la dijo? Dr. Henry Cloud

¿Cómo me ayudó?

El viejo dicho: “si no hay dolor, no hay ganancia” se mantiene vigente. Pero en la vida, el dolor no siempre es malo. He aprendido a asociar el dolor con el crecimiento, con lo nuevo, con volver a comenzar. Me ha ayudado a no pasar mi vida evitando el dolor, en su lugar, a identificar el dolor que es bueno para mí. El dolor que me hace crecer. El dolor que me cambia. El dolor que me forma en la persona que estaba destinado a ser.

8. “A quién escuchemos determinará en quién nos convertiremos”.

¿Quién la dijo? Desconocido

¿Cómo me ayudó?

No doy mis ojos y oídos a muchos. Porque mi historia me dice que a los que de permiso de hablar en mi vida determinarán la dirección de mis acciones. Decidirán la vida que acabaré creando. Se cauteloso con las personas a quienes prestas tus oídos. Si dejamos entrar a la persona equivocada, podríamos encontrarnos lejos de quien queremos llegar a ser.

9. “El éxito se produce cuando cambiamos nuestros esfuerzos de hacer un millón de dólares a ayudar a un millón de personas”.

¿Quién la dijo? Dharmesh Shah

¿Cómo me ayudó?

Pasé muchos años tratando de ganar dinero para ganar más dinero. Me sentía desolado y vacío. Y sorprendentemente no gané mucho dinero tampoco. No fue hasta que tuve un corazón genuino para ayudar a otros que vi un salto significativo en mis ingresos. El éxito suele ser contraintuitivo. Lo que parece la respuesta a muchos, es a menudo el camino a la mediocridad. En su lugar, el camino más difícil es típicamente el camino correcto. El camino hacia una prosperidad más sincera.

10. “Si no construyes tu sueño, alguien te contratará para construir el suyo”.

¿Quién la dijo? Desconocido

¿Cómo me ayudó?

Esta frase es un poco dura pero es verdadera. Puede usar tus recursos (tiempo, energía, pasión, etc.) para construir la vida que deseas o utilizarlos para construir la vida de alguien más. Para mí, esta frase ha sido la motivación que necesitaba para convertirme en un creador y no en empleado.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

¿Eres perfeccionista del bueno o del malo?

¿Eres perfeccionista del bueno o del malo?

Inicio » Estrategia

 

¿El perfeccionismo es bueno?

Algunos profesionales argumentarían que sí, ¿qué podría ser malo para mantenerte a ti mismo y a los demás en los más altos estándares? Otros, sin embargo, dirían que no y apuntarían a los estudios que demuestran que el perfeccionismo puede conducir a un miedo paralizante y dilatorio que induce al fracaso. Además, si las aspiraciones son tan altas y nunca se pueden cumplir, no puede ser bueno para la productividad y la salud mental.

¿Quién está en lo correcto?

Nuevas investigaciones muestran una respuesta sorprendente.

El análisis de 43 estudios sobre el perfeccionismo fue llevado por un equipo dirigido por el profesor de la York University St, Andrew Hill.

Se examinó específicamente el vínculo entre el perfeccionamiento y el agotamiento, pero mientras que la capacidad de las tendencias perfeccionistas para acumular estrés es interesante, si no totalmente sorprendente, otro aspecto de los resultados es más intrigante aún.




El lado malo del perfeccionismo…

De acuerdo con Hill y su equipo, en realidad hay dos tipos de perfeccionismo: uno bueno y otro MUY malo. La diferencia entre los dos se reduce a si los estándares de un perfeccionista son altos o imposiblemente altos. Si te estás preparando para el fracaso continuo estableciendo la barra tan alta que ningún humano podría alcanzar, entonces eso equivale al tipo equivocado de perfeccionismo.

El perfeccionismo negativo es “cuando la gente constantemente se preocupa de cometer errores, desanimar a los demás, o no dimensionar sus propios estándares increíblemente altos”, según la investigación. Las consecuencias de este incesante sentido de fracaso y preocupación son sombrías. Ser este tipo de perfeccionista “puede contribuir a serios problemas de salud como la depresión, la ansiedad, los trastornos alimenticios, la fatiga e incluso la mortalidad temprana”. O en otras palabras, se puede hablar de en una muerte acelerada. Ah, y además de la muerte prematura, también provoca el agotamiento en el trabajo.




…y el lado bueno.

Mientras que este tipo de mal perfeccionismo parece francamente aterrador, hay otro tipo de perfeccionismo que no es malo en absoluto. Si en lugar de no satisfacer constantemente tus propias expectativas y vivir preocupándote por eso, simplemente insistes en dar lo mejor que puedas, no tienes nada de qué preocuparte, de acuerdo con Hill y sus colegas investigadores. De hecho, es muy probable que seas un profesional positivo.

Este aspecto del perfeccionismo “implica el establecimiento de altos estándares personales y el trabajo hacia esos objetivos de una manera pro-activa. Estos esfuerzos pueden ayudar a mantener un sentido de logro y retrasar los efectos debilitantes del agotamiento “, reveló el estudio.

Si sospechas tener tendencias perfeccionistas, este podría ser un momento de auto-reflexión. Si te ubicas más en la descripción del “buen” perfeccionismo, continúa. Pero si por otro lado, tienes que admitir que el “mal” perfeccionismo suena más familiar, la investigación sugiere fuertemente que debes tener bajo control tus estándares casi imposibles de alcanzar.

Así que, ¿eres perfeccionista del bueno o del malo?

Fuente

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Porque la imagen que tenemos de nosotros afecta nuestro éxito

Porque la imagen que tenemos de nosotros afecta nuestro éxito

Inicio » Estrategia

 

Si estás frustrado con la velocidad a la que crece tu negocio, echa un vistazo a cómo estás utilizando tu mente.

Piensa en cómo piensas.

Específicamente, examina tu auto-imagen y si estás poniendo un límite al nivel de éxito que estás alcanzando.

En 1960 un cirujano plástico, el Dr Maxwell Maltz, publicó un libro que fue un gran avance en su momento: ‘Psycho Cybernetics’.

Maltz era un cirujano plástico y notó que los problemas de muchas personas con su apariencia eran solo indicios de cómo pensaban acerca de sí mismos en su interior.

De este descubrimiento se produjo un auge en los estudios sobre la auto-imagen de la psicología, que todavía prevalece en la actualidad.

La esencia del campo es la siguiente:




1. Tienes una imagen se ti mismo.

2. Usualmente te desempeñas de acuerdo a esa auto-imagen.

3. Si te empiezas a desempeñar por encima del nivel de esa auto-imagen, inconscientemente te sabotearás y volverás al nivel de la auto-imagen.

4. De igual forma, si te desempeñas por debajo del nivel de la auto-imagen que tienes de ti mismo, empezarás a tomar acciones para volver a tener los resultados de la persona que crees que eres.

5. Por lo tanto, el secreto para alcanzar mejores resultados de éxito, es crear una mejor imagen de nosotros mismos.

¿Cómo podemos aplicar esto a los negocios?

Bueno, Maltz sugería que si quieres lograr mucho más, deberías hacer dos cosas:

En primer lugar, debes diseñar una nueva imagen de ii mismo. (Por ejemplo, más impulsado, más centrado, más seguro, más organizado, más audaz, mejor aprendiz, imparable, etc)

En segundo lugar, debes practicar “verte mentalmente” como esa persona; una y otra vez, todos los días.

Algunos pueden ver esta técnica como dudosa, pero es precisamente el método que forma la base de la formación actual en psicología deportiva. El mismo entrenamiento mental que se ha demostrado en innumerables estudios de investigación para mejorar dramáticamente las actuaciones de muchos atletas.




Así que si te sientes estancado, date una oportunidad. Desarrolla una nueva versión de ti: con los rasgos de la persona que te gustaría ser. Luego, dos veces al día, mañana y noche, pasa 5 minutos imaginándote a ti mismo ser esa persona. Verlo y sentirlo como si fuera realidad.

Si lo haces a conciencia durante un mes, es muy probable que te asombres de cómo ha mejorar tu rendimiento y tus resultados. Casi como magia.

Hay una razón por la cual el libro del Dr. Maltz todavía está en impresión 57 años más tarde:

Funciona.

Fuente

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

7 técnicas para tomar mejores decisiones

7 técnicas para tomar mejores decisiones

Inicio » Estrategia

 

Nuestro éxito está totalmente ligado a las decisiones que tomamos, así que estamos obligados a tomar las mejores decisiones que podamos. Pero ¿cómo garantizamos esto?

Está claro que no conocemos el futuro. Las variables que tenemos en consideración pueden cambiar y lo que parecía una buena decisión resulta ser nuestra condena.

Sin embargo podemos disminuir el riesgo de tomar una mala decisión, simplemente evitando al máximo la “fatiga de decisión”.




¿Qué es la fatiga de decisión?

Es el término acuñado por Roy Baumeister, catedrático y especialista en sicología social, y hace referencia a la disminución en la calidad de las decisiones tomadas por una persona, después de haber tomado muchas otras.

Un ejemplo de esto, lo refleja el estudio conducido por Shai Danzinger, Jonathan Levav y Liora Avnaim-Pesso.

El objetivo era determinar cuáles factores influían más para que los jueces les dieran libertad condicional a los prisioneros de una cárcel israelí.

Después de analizar más de 1000 casos, encontraron que los factores más “obvios” como el crimen cometido, la duración de la sentencia o la raza del prisionero, no eran los más determinantes: era la hora del día en la que el juez tomaba la decisión.

Si un prisionero iba a juicio en los últimos turnos, tenía menos probabilidades de obtener su libertad condicional. Para esa hora del día, los jueces habían tomado más decisiones y como todos sabemos, es mucho más sencillo tomar una decisión que no cambie la situación, en este caso un “no”.

Todos somos vulnerables a esto, así que debemos enfocarnos en crear hábitos que faciliten nuestra toma de decisiones y nos alejen de la “fatiga de decisión”.

¿Cómo?

Encuentra aquí 10 técnicas para conseguirlo:

1. Toma las decisiones más importantes por la mañana

Es menos probable que en las horas de la mañana te hayas enfrentado a muchas decisiones, por lo que tu nivel de fatiga será mucho más bajo y por ende la objetividad de tu juicio será mayor.

2. Para decisiones menos urgentes, elige la opción más simple

Hay decisiones que no van a definir el rumbo de tu éxito. Algunas banales o simplemente de menos importancia. Esas decisiones no merecen que les entregues todo de tu concentración y tiempo.

3. Para decisiones diarias, planéalas la noche anterior

Todos los días debemos decidir qué vamos a comer, cómo nos vamos a vestir, etc. ¿Qué tal si nos adelantamos y tomamos esas decisiones con más tiempo de anticipación?

Al estar de prisa y cansados, tomamos el camino fácil, y como consecuencia, áreas tan importantes de nuestra vida como la alimentación se ven afectadas.

4. No tomes decisiones con el estómago vacío

Pareciera un cliché pero la ciencia respalda esta idea. Al tener hambre, nuestro cuerpo segrega una hormona llamada grelina, la cual afecta nuestra impulsividad y por ende nuestra toma de decisiones.




5. Limita tus opciones

Si tienes menos decisiones para tomar, le puedes dedicar más tiempo a cada una. Mark Zuckerberg viste igual todos los días para evitar tener que pensar en ello. No hace falta que lo hagas igual, pero limitar tus decisiones de seguro optimizará tu tiempo y concentración.

6. Ve por un “suficientemente bueno” y no por un “perfecto”

Tenemos la idea de que la perfección es lo mejor, el problema es que es un término ambiguo. ¿Cómo es la relación perfecta, cómo es el trabajador perfecto?…¡Las respuestas son muchas!

Con tus actividades puede pasar lo mismo y esa búsqueda de la “perfección” fácilmente se transforma en procrastinación.

Apunta a conseguir resultados muy buenos, si con el tiempo te das cuenta que debe ser aún mejor, puedes retomar la actividad y llevarla al siguiente nivel.

7. No decidas en lugares con muchas distracciones

Para tomar mejores decisiones debes estar concentrado, por lo que un lugar con distracciones no es adecuado.

Por ejemplo, cuando entras a un súper mercado lo ideal es que sepas con exactitud qué vas a comprar, de lo contrario, te enfrentarás a muchas decisiones que te distraerán de lo verdaderamente importante.

Fuente

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.


 

6 trucos sicológicos para aumentar tus ventas

6 trucos sicológicos para aumentar tus ventas

Inicio » Estrategia

 

“Tendemos a pensar que nuestro mensaje es lo que mueve a la gente”, dice Robert Cialdini, autor de Pre-Suasion: Una manera revolucionaria de influir y persuadir. “Pero es lo que hacemos primero para crear un estado de ánimo particular en nuestra audiencia que los hace receptivos”.

Ofrecer café, por ejemplo: La investigación ha demostrado que cuando la gente sostiene algo caliente en las manos, se vuelven más generosos. O también lo que los científicos sociales llaman la regla para la reciprocidad. En un estudio, los compradores de dulces eran 42% más propensos a comprar algo si recibían chocolate gratis.

“Muchas cosas que dan forma a nuestro estado de ánimo son tan primitivas y automáticas que no forman parte del proceso deliberativo”, dice Cialdini. Así que puedes inclinar esos instintos a su favor con estas ideas:

1. Encuentra un área en común.

“No es sólo que la gente quiere tratar con alguien que les gusta, es que quieren lidiar con alguien que guste de ellos y que es como ellos”, dice Cialdini. “La gente confía en que los que gustan de ellos no los llevarán por mal camino”. Las señales visuales (camisetas de equipos, anillos de universidades) pueden ayudarte a encontrar puntos en común durante la venta, pero para una preparación más profunda, pensando en la próxima reunión con un cliente, utiliza fuertemente las redes sociales, por ejemplo LinkedIn y crea reconocimiento. “Entonces, si ves que tienen una ciudad natal en común, un alma mater o amor el deporte, sabrás dirigir la charla en esa dirección”, dice Cialdini.




2. Conoce tu gambito inicial.

(Gambito: Jugada de ajedrez que consiste en sacrificar algún peón o pieza al principio de la partida para lograr una posición favorable)

Cuando los investigadores se acercaron a la gente y pidieron sus direcciones de correo electrónico a cambio de una botella de una nueva bebida, el 33% dieron su información. Pero cuando los investigadores preguntaron por primera vez: “¿Te consideras aventurero?” Casi el 76 por ciento de las personas proporcionaron sus direcciones de correo electrónico.

¿Por qué? “Este tipo de preguntas directas”, dice Cialdini, “aumenta significativamente el porcentaje de personas que se consideran aventureros”, lo que los hace momentáneamente “altamente vulnerables a las solicitudes alineadas”, por ejemplo, tu pitch de venta.

Si compites por un negocio con una empresa, comienza preguntando: ¿Por qué nos invitó aquí? “Ellos empezarán a contarte sobre todas las cosas que encuentran favorables y poderosas sobre lo que les estás ofreciendo”, explica Cialdini. “Ahora ya conoces tus fortalezas y puedes potenciarlas”.

3. Destaca tu mejor característica.

Puedes influir en qué tanta importancia dan las personas a la calidad, velocidad, servicio u otra característica a través de señales visuales. Cuando los investigadores crearon una tienda de muebles en línea con nubes esponjosas o monedas brillantes en su website, encontraron que los consumidores que veían las nubes clasificaban la comodidad como más importante que los que veían las monedas.

Los que vieron las nubes, eran propensos a buscar características sobre la comodidad y eventualmente a comprar muebles más costosos.

Sin embargo, cuando se les preguntó después, la mayoría de los participantes negaron que las nubes o monedas tuvieran alguna influencia sobre su comportamiento de compra. Como explica Cialdini, “llamar la atención sobre la “mejor característica” es eficaz no sólo para lograr que el público la tenga en cuenta, sino también para hacer que le presten un significado exagerado”. En otras palabras: Puede ser hora de replantear tu sitio web.




4. Saca fuerza de tus inconvenientes.

Señalar tus defectos es ganar puntos, dice Cialdini. Entre más rápido lo hagas, mejor. “La gente se sorprende cuando les mencionas una debilidad tuya, y eso te hace más confiable. Después creerán más todo lo que les digas”.

En 1962, Avis hizo su famosa publicidad: “Cuando sólo eres No. 2, te esfuerzas más”. La agencia de alquiler pasó de 3,2 millones de dólares en saldo negativo a 1,2 millones de dólares en positivo; su primera ganancia en 13 años. Esa técnica de perseguir una debilidad con una fortaleza, es clave.

5. No menciones a tus competidores.

Felicidades por lo bien que conoces a tus competidores. Ahora, no los menciones. “Hay una ventaja sustancial para una marca cuando los consumidores se centran únicamente en ella”, dice Cialdini. De hecho, cuando se le pide a la gente considerar un producto en particular, su intención de comprar naturalmente aumenta. Pero cuando consideran el producto después de mencionar de lo que tu competidor tiene para ofrecer, el impulso de compra se desploma.

6. La escasez vende.

“Nuestros cerebros entran en pánico cuando los recursos son escasos, lo que hace a los consumidores más propensos a comprar”, dice Cialdini. “Cualquier cosa que juegue con ese temor, por ejemplo el emoji del reloj en una campaña de marketing por correo electrónico, ofrece tiempo limitado y puede alimentar esa sensación de urgencia y ese impulso de compra”.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas. Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente

1 de 2512345...1020...Last »