Después de un día de trabajo extenuante, buscamos la manera de relajarnos y disfrutar de este poco tiempo que tenemos, esperando una nueva jornada laboral. El día a día se convierte para algunos en una cuenta regresiva por la llegada del fin de semana, donde podemos realmente disfrutar de las actividades que más nos gustan.

Poco esfuerzo hacemos por realizar acciones después del trabajo que aporten a nuestro rendimiento y motivación durante la semana. A continuación encontrarás algunos hábitos que te permitirán sentirte mejor al finalizar tu día e impulsarán tu vida.


1. Deja que tu mente disfrute de lo que más le gusta.

Es difícil pensar en hacer actividades después del trabajo ya que las jornadas laborales roban la mayor parte de tu energía. Sin embargo, involucrarse en una práctica que te gusta, ayuda a tu cerebro a relajarse y liberar el estrés, además que te permite socializar con otras personas diferentes a las que normalmente compartes en tu trabajo.

Una hora será suficiente en clases de yoga, danza o el gimnasio. Puedes asistir a grupos en donde comparten tus mismos intereses, disfrutar cierta clase de música o gusto por el cine. No dejes que sean actividades únicas para disfrutar el  fin de semana.

2. Dedica tiempo a las personas que mas quieres: familiares y amigos.

Parte de la motivación que recibimos proviene de la manera como interactuamos con los demás. Como lo dice el autor Brendon Burchard en su libro ” The Charge”, la familia y los amigos son la fuentes principales de amor y conexión. En el momento que decides compartir tiempo con ellos, afectas positivamente tus sentimientos de satisfacción y felicidad. Nutre estas relaciones con actividades simples como una comida, un café o una simple visita, te sentirás feliz al finalizar tu día.


3. Escoge un libro sobre un tema de interés y crea el hábito de leer.

Si eres una de las personas que tiene el hábito de leer te felicitamos, ya que es una rutina difícil de adquirir para muchos. Nuestro aprendizaje y educación continúa a través de los libros que leemos. En este caso somos nosotros los encargados de escoger que tipo de información nueva queremos incorporar en nuestra mente.

Si te sientes agotado después de tu trabajo busca libros sobre motivación personal o profesional. Puedes adquirir también libros acerca de tus pasiones y hobbies. Esto ayudará a que tengas un mejor sueño, aprendas algo nuevo y puedas empezar una nueva jornada más preparado, positivo y motivado. Cambia la televisión por un libro, notarás la diferencia.

Lee también: 5 estrategias super efectivas para que empieces a leer más. 

Libros Recomendados:

4. Haz un reconocimiento diario de tus logros.

Como parte de los hábitos para ser productivo el tener un plan indica llevar a cabo una lista de tareas en el día. Una vez tu día termina, da una vuelta y mira que lograste: que nuevo aprendiste, que dificultades tuviste para hacerlo y sobre todo que cosas no pudiste culminar exitosamente y esperas superar en el día siguiente.

Al reconocer tus logros estas cargando de información positiva a tu cerebro, lo que permite mantenerte motivado durante la semana. Por otro lado, al reconocer las taras difíciles e incompletas, centra tus esfuerzos para conquistarlas y terminar la semana con éxito.

Adquiere estos buenos hábitos y empieza a disfrutar más tu día a día. Enfrenta cada reto con creatividad y fuerza. Tendrás claro que es importante dedicar un tiempo determinado a ciertas actividades que relajan tu mente y sobrepasar así la rutina de la semana.

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Artículos relacionados

Comentarios