7 señales que te indican que tu lugar de trabajo es tóxico para ti.

¿Crees que tu lugar de trabajo es el mejor para ti? Llega un momento en que todos debemos evaluar si nuestro sitio de trabajo y las personas con las que trabajamos perjudican nuestra carrera o, lo que es peor, nuestra salud y bienestar.

Si sientes que tu lugar de trabajo es tóxico, pero a pesar de eso decides quedarte, protegerte recae directamente sobre tus hombros. Sin importar el nivel o función del empleado, todos deben cuidarse los unos a los otros, eliminando las pocas manzanas podridas que pueden estar dañando el ambiente laboral.


En su libro, Eye of the Storm: Cómo los líderes conscientes pueden transformar lugares de trabajo caóticos, Ray Williams describe las características de los lugares de trabajo tóxicos, y la parte que desempeñan los líderes disfuncionales al crearlos.

Williams afirma que los lugares de trabajo tóxicos se manifiestan de las siguientes siete maneras:

1. Mucho palo y poca zanahoria.

La gerencia se centra únicamente en lo que los empleados están haciendo mal o corrigiendo problemas. Pocas veces invierten tiempo en retroalimentación positiva sobre lo que está funcionando bien.

2. Demasiada burocracia.

Hay demasiados niveles de aprobación y administración para hacer las cosas. Están enfocados principalmente en la microgestión de los empleados.

3. Los empleados no son importantes.

Las ganancias, superar a la competencia y recortar de costos es el único enfoque de la compañía. No se tiene en consideración a los empleados.

4. Se hace un mal uso del poder.

La administración intimida a los empleados, o tolera la intimidación cuando ocurre entre los empleados.


5. Pérdida del toque humano.

Se considera que las personas son objetos o gastos en lugar de activos, y hay poca preocupación por su felicidad o bienestar. También hay poca evidencia de la compasión y empatía de los líderes hacia los empleados. Como resultado, encontrarás altos niveles de estrés, rotación, ausentismo y agotamiento.

6. Competencia interna.

Los empleados deben competir internamente, lo que se aplica mediante un sistema de evaluación del rendimiento que se centra en el rendimiento individual en lugar del rendimiento del equipo.

7. Poco o nada de preocupación por el equilibrio entre la vida personal y la vida laboral.

Las vidas personales o familiares de las personas deben sacrificarse por el trabajo. El exceso de trabajo o la adicción al trabajo se evidencia comúnmente por semanas laborales de 50 horas o más, poco o ningún tiempo de vacaciones, y disponibilidad 24/7 para la comunicación laboral.

Hay poco o ningún compromiso para hacer contribuciones a la comunidad, causas valiosas o hacer del mundo un lugar mejor.

¿Cómo se detiene esto?

Un buen punto de partida es asegurarse de que los mismos empleados mantengan el pulso de la organización para asegurarse de que se esté cuidando al personal. Si la empresa cuida al personal, el personal va a cuidar a la empresa por medio de su excelente trabajo.

Cuando los comportamientos tóxicos persisten, aquí hay algunas estrategias a considerar:


  • Lleve a cabo una encuesta de cultura o participación de los empleados que refleje el ambiente de trabajo y el desempeño o liderazgo de la gerencia. Si ellos son el problema, los recursos humanos deben intervenir y desempeñar un papel en la evaluación de la salud de la organización.
  • Los gerentes de recursos humanos deben crear estrategias para evitar que buenas personas se vayan.
  • Para eliminar a los empleados tóxicos, incluya comportamientos como “respeto”, “trabajo en equipo” en su planificación del desempeño y luego mídalos.
  • Invertir en coaching para gerentes y personal.
  • Cuando se trata de un compañero de trabajo tóxico que es capaz de convertir una discusión en un él-dijo o ella-dijo, traiga a un tercero para documentar las reuniones para protegerse del drama.
  • Cada empleado necesita aprender el valor de establecer límites. Defina qué es un comportamiento aceptable y qué no, luego comuníquese con firmeza con los límites apropiados.
  • Exponga el problema promoviendo una cultura saludable, eliminando chismes, acoso, sabotaje, falta de respeto e insubordinación. Cuanto mayor sea el grupo que hace campaña contra los comportamientos tóxicos, mejor será eliminado.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente.

 

Comentarios