5 motivos y 5 técnicas para levantarse temprano incluso si odias hacerlo.

“If you snooze you lose” dicen en inglés. Si oprimes snooze pierdes.

Levantarse temprano es uno de los retos más grandes. Nuestro cerebro siempre juega en contra de nosotros pidiéndonos permiso para dormir 5, 10 o 15 minutos más.

Así no te consideres una persona madrugadora, la ciencia ha encontrado que existen técnicas que pueden ayudarte a convertirte en una, en tan solo unas semanas. Solo debes adoptar simples hábitos y por supuesto necesitas una motivación, una razón para hacerlo.


Las personas que se levantan temprano, son más felices, productivas y mejores para resolver problemas. Esto se debe al seguimiento de los ciclos de sueño y a la sincronía del cuerpo humano con su entorno, que al dormir exactamente lo que necesita regula el ritmo cardiaco y prepara al cuerpo para empezar el día correctamente.

Estudios han demostrado que oprimir snooze, interrumpe los ciclos naturales de sueño y altera por completo el día. Esto, sumado con malos hábitos alimenticios y poco o nada de ejercicio es lo que produce que te sientas cansado y somnoliento todo el día.

Desde este punto de vista levantarse temprano se convierte en un deber, pues tu nivel de productividad determinará que tantos resultados puedes obtener en un periodo de tiempo. Algo clave en tu trabajo, para tu emprendimiento o en ambos si estas creando empresa mientras trabajas.

Existen 5 beneficios científicos que puedes experimentar si te levantas temprano:

1. Creas más tiempo para despertarte de manera apropiada antes del trabajo.

Despertarte temprano disminuye los aspectos negativos de la inercia del sueño (Es el estado de somnolencia, desorientación y disminución de la destreza motriz inmediatamente después de despertarse). Este estado puede durar entre una y dos horas.


Levantarte temprano te dará la oportunidad de preparar al cuerpo para salir de este estado antes de llegar al trabajo, mejorando tu memoria y tu capacidad de atención.

2. Hacer ejercicio en la mañana ayuda a quemar más grasa.

Investigadores han encontrado que aquellos que se ejercitan en la mañana, antes del desayuno, queman 20% más grasa corporal que aquellos que lo hacen en la tarde.

Lee también: Cómo levantarme temprano incluso si amo dormir hasta tarde.

3. Tendrás un mejor temperamento.

Esto se debe a que levantarte temprano te da la posibilidad de planear mejor el día. Adicionalmente podrás usar este tiempo para trabajar en proyectos personales que te ayudarán a sentirte más estable psicológicamente.

4. Podrás tener un buen desayuno.

La mayoría de las personas prefieren dormir un poco más y dejar el desayuno para después. Algunos solo toman un café y consumen su primer comida del día horas después de levantarse.

Lo cierto es que el cuerpo necesita consumir altas cantidades de proteína en la mañana. Un buen desayuno te ayudará a mejorar tus niveles de energía, a regular las concentraciones de glucosa y a mejorar la memoria.

5. Serás más productivo.

Esta parte es obvia. Si tienes más tiempo y lo aprovechas, podrás hacer más cosas. Podrás anticiparte a los problemas y salir de tareas complicadas a primera hora del día.

Una encuesta encontró que aquellos que se levantan temprano afirman tener tiempo suficiente para ellos mismos, lo cuál les da la oportunidad de pensar en objetivos personales y sentirse en control de su vida.

Lee también: Si haces estas 19 cosas eres más productivo de lo que piensas.

Teniendo en cuenta todos estos beneficios, seguramente te estarás preguntando ¿Cómo hago para empezar a levantarme temprano?


5 técnicas que te sacarán de la cama muy temprano.

Si eres de los que afirma que odia levantarse temprano, pero reconoces que tiene grandes ventajas, no te preocupes, es cuestión de adoptar ciertos hábitos y usar las siguientes técnicas para que te conviertas en un madrugador

1. Levántate con el sol.

La naturaleza es sabia. El momento en el cual debes levantarte es cuando amanece. Levantarte con el sol te ayuda a sincronizar naturalmente el ciclo de sueño. Estudios han demostrado que cuando tienes poca exposición a la luz del sol, esto produce retrasos en tu reloj biológico.

Duerme con las cortinas abiertas. Asegúrate que entre bastante luz en tu habitación a primeras horas de la mañana.

Lee también: Las ventajas de levantarse temprano y cómo lograrlo así lo odies.

2. Levántate temprano poco a poco.

Estudios han demostrado que establecer objetivos incrementa tu motivación. Los pequeños retos son más fáciles de realizar permitiéndote avanzar con mayor entusiasmo hacia una meta más grande.

Levántate 20 min más temprano cada día hasta que te acostumbres a hacerlo a la misma hora todos los días. Incluso los fines de semana.

Lee también: Cómo aprovechar al máximo el fin de semana para crear empresa.

3. Toma un baso de agua.

Análisis científicos han concluido que tomar agua te hace sentir más alerta y en algunos casos aumenta tus capacidades cognitivas.

No obstante, esta técnica es más básica. Si te tomas un baso de agua justo antes de acostarte, deberás levantarte temprano a orinar. Aprovecha ese momento para empezar tu día y no regreses a la cama.

4. Apártate de tu teléfono al menos una hora antes de acostarte.

Permanecer cerca de dispositivos tecnológicos, como tu teléfono, estimula tu cerebro y libera cortisol (La hormona del estrés), lo que te impide dormir. En vez de mirar tu celular cuando estás en la cama, lee un libro.

5. En vez de un café, come una manzana. 

Una manzana contiene aproximadamente 13 gramos de azúcar natural, además de sacarosa y glucosa. Es una excelente alternativa para reemplazar la cafeína.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios