¿Has pensado en una idea de negocio que crees puede ser exitosa pero no has empezado a trabajar en ella para hacerla realidad?. Algunas personas piensan en ideas de negocio regularmente, las imaginan por unos minutos pero luego las olvidan por completo. Inclusive, aquellas conversaciones de tragos con tus amigos se convierten en una creativa lluvia de ideas, donde cada cual expone las suyas.

Se habla sobre estos nuevos millonarios que dieron con esa gran idea que los hizo famosos pero siempre se piensa en ello como algo imposible de lograr. Finalmente todos regresan a su trabajo, el cual piensan dejar en algún momento de la vida. Toda esta desbordante conversación sobre posibles nuevos negocios queda en el limbo. Este tipo de eventos se pueden repetir varias veces, pero nuestra mentalidad nos lleva siempre al mismo resultado.

Un emprendedor puede construirse a si mismo alimentando su mente con las ideas correctas Click To Tweet

Ser emprendedor es una manera de pensar y de actuar frente a la vida. No solo acerca de los negocios, pero si frente al estilo de vida que deseas en el futuro y como vas a conseguirlo. Es decir, un emprendedor puede construirse así mismo alimentando su mente con las ideas correctas. Para despertar tu espíritu emprendedor y comenzar a construir tus ideas de negocio presta atención a los siguientes tips.


1.    Toma acción.

Este es uno de los problemas más comunes entre los emprendedores. Grandes habilidades, ideas muy creativas y en algunas ocasiones el dinero para invertir pero no se da el primer paso. El miedo a fracasar, las inseguridades y el pensar en la dificultad de iniciar un proyecto propio los llevan a detenerse antes de haberlo intentado. Aún teniendo un trabajo podrías dedicar una o dos horas diarias investigando el mercado en el cual se encuentra tu idea, cuanto tiempo y dinero necesitas para desarrollarla y a quien o quienes necesitas para ejecutarla. Las mas grandes empresas se han construido en pequeñas habitaciones y garajes con un simple sueño, así que si tienes uno da el primer paso, no te constará nada y podría cambiar tu vida.

Las más grandes empresas se han construido en habitaciones y garajes Click To Tweet

2. Confía en ti mismo.

La confianza en si mismo es un factor fundamental para desarrollar cualquier iniciativa. Esta confianza esta construida a partir de tu experiencia y de tus habilidades. Entre mas experiencia tengas y mas desarrolles tus habilidades la confianza que tengas en ti mismo será más fuerte.  Muchas personas piensan “Yo no tengo lo que se necesita”, “Yo no soy ese tipo de persona”, “Nunca aprendí nada sobre eso”, con este pensamiento es normal que se detengan, no confíen en sus capacidades y como consecuencia no tomen acción. Si no tienes conocimientos sobre algo, ve y adquiérelos, si no eres esa persona que admiras pero anhelas ser, conviértete en eso que quieres. El conformismo es el primer asesino del emprendedor.

Si no tienes conocimientos sobre algo, ve y adquiérelos Click To Tweet

Lee también: Creer en ti mismo y en tu idea, la diferencia entre el éxito y el fracaso.


3.    Aprende algo nuevo cada día. 

La única manera de tener éxito en tu vida profesional es entregándole valor al mercado donde te encuentres. Para tu mercado eres un único producto, por lo cual debes trabajar aún más duro en ti mismo que en tu propio trabajo. Aprende nuevas habilidades cada día, enfócate en aquellas que te apasionen, que incrementen tu valor y tu confianza. Aprender cosas nuevas te ayuda a salir de la rutina y a mantenerte actualizado, así mismo generarás nuevas ideas que podrías usar en tu beneficio.

4.    Automotivate.

El camino del emprendedor esta marcado de fracasos, errores, miedos y en algunas ocasiones mitos que terminan por desmotivar y finalmente por apagar nuestra energía para emprender. De tal manera que depende únicamente de ti que esta energía no se apague, sin importar que tan buenos resultados estés obteniendo.  Por internet circula un gran numero de videos, entrevistas y libros de casos reales, donde emprendedores exitosos cuentan sus historias e inspiran a otros a tomar este camino. No pares nunca de verlos, busca un modelo a seguir y aférrate para mantener viva tu motivación. Si tu entorno no te motiva debes encontrar tus propias fuentes de automotivación.

5.    Compromiso.

Evidentemente todo esto depende de tu compromiso y cuanto creas en lo que piensas. Muchas veces son las situaciones difíciles las que nos empujan a comprometernos y en pocas palabras a no tener más opción que triunfar con nuestra idea. Sin embargo comprometerse a cambiar, a crear, a mejorar puede llevarte muy lejos.

Estos tips se terminan convirtiendo en 5 pasos que forman un ciclo, el ciclo en el que todo emprendedor debe entrar para poder desarrollar sus ideas de negocio.

Libros recomendados:

Si te gustó este artículo y quieres seguir recibiendo información como esta, danos un like en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter, Instagram y Google Plus. Somos una comunidad en expansión y con tu ayuda podremos crecer cada vez más. Gracias por compartir este artículo y contribuir con esta iniciativa.

Artículos relacionados

Comentarios