5 decisiones financieras que lamentarás en el futuro.

Es muy común que al inicio de nuestra vida financiera cometamos muchos errores. Gastar es muy fácil y con tantas tentaciones a nuestro alrededor, tomar buenas decisiones con nuestro dinero es más difícil de lo que parece.

La buena noticia es que podemos aprender de las experiencias de otras personas para ayudarnos a tomar mejores decisiones hoy, ya que no querrás lamentarte en el futuro.

Encuentra a continuación cinco errores comunes en el manejo del dinero y cómo puedes evitarlos:

1. Priorizar cosas materiales sobre experiencias.

La publicidad nos ataca todos los días. Es difícil evitar los anuncios de nuevos productos y las promociones irresistibles. He aquí un gran problema y aunque todos lo saben, es muy fácil caer.

Hay una gran cantidad de investigaciones que muestran que gastar dinero en cosas materiales no solo no nos hace felices, sino que en algunas ocasiones, puede hacernos sentir realmente miserables. Si quieres gastar y no quieres arrepentirte de la compra, usa tu dinero para comprar una de estas dos cosas:

  • Experiencias.
  • Servicios que creen más tiempo en tu día.





Lee también: 3 simples y efectivos pasos para hacer dinero y construir verdadera riqueza.

2. No definir tus valores.

Puede que esto no suene como una decisión monetaria, pero comprender tus valores puede tener un impacto directo en cómo usas tu dinero y cuán felices te hacen tus decisiones de compra.

Cuando comprendes tus valores, puedes asegurarte de que tus gastos y la forma en que utilizas tu dinero se alinean con lo que es más importante para ti. Esto puede ayudarte a evitar decisiones de dinero lamentables.

Las presiones de tu familia, amigos o expectativas sociales son reales y masivamente influyentes. Cuando no conoces tus propios valores, es más fácil terminar tomando decisiones financieras que no son adecuadas para ti.

Por ejemplo, si sabes que valoras la aventura y el crecimiento personal, estás en una mejor posición para no sentirte presionado a comprar una casa antes de estar listo.

Lee también: Arrendar o comprar una propiedad. ¿Cuál es la mejor decisión?


Sin esas prioridades en mente, es posible que termines comprando una casa porque todos dicen que es mejor que alquilar, a pesar de que no se ajusta a tus necesidades particulares.

Determina qué es importante para ti, define tus valores y alinea tus metas financieras para evitar malas decisiones de las cuales puedas arrepentirte.

3. Sacar dinero de fondo de pensiones o cesantías.

Sacar dinero de estos fondos siempre será una mala decisión. El mejor consejo es: simplemente no lo hagas.

Por el contrario, crea un fondo de emergencia que puedas utilizar si necesitas pagar un gasto inesperado, como un accidente. Tu fondo de emergencia te ayudará a evitar endeudarte y te brindará un colchón de efectivo que podrás usar libremente, sin interrumpir tus ahorros para la jubilación.

Si eres empleado asegúrate de que tu empleador esté realizando los aportes necesarios en estos fondos. Si eres independiente, asegúrate de estar haciendo los pagos correspondientes para asegurar tu futuro financiero.

Lee también: Cómo hacer un presupuesto para mi vida personal.

4. Ceder al estilo de vida inflacionario.

¿Tienes buenos ingresos y consideras que puedes darte un estilo de vida que muchos no pueden?. A fin de cuentas trabajas duro y te lo mereces.

“Me merezco esto” puede ser una puerta de entrada a la inflación del estilo de vida, o al estilo de vida lento, que es cuando tus gastos aumentan constantemente para mantener el ritmo de tus ganancias.

Desafortunadamente esto se convierte en un círculo, donde nunca podrás acercarte a tus objetivos financieros de largo plazo.

Aumentar tus gastos te impide ahorrar, invertir y ganar aún más dinero. No es suficiente evitar gastar más de lo que ganas, minimizar tus gastos te brinda más para ahorrar e invertir, junto con más opciones, libertad y flexibilidad en el futuro.

Al practicar hábitos frugales hoy, podrás hacer más con el dinero que elijas para ahorrar e invertir.

5. No ahorrar hoy.

Cuando tienes entre 20 y 30 años, tienes una gran ventaja de tu parte: el tiempo. Cuanto antes comiences, más podrás beneficiarte de los rendimientos combinados de tus inversiones, del poder del interés compuesto.

Lee también: Cómo ahorrar y tener cada vez más dinero.

Si deseas evitar decisiones monetarias de las que puedas arrepentirte más adelante en tu vida, el mejor momento para comenzar a ahorrar, fue ayer. El segundo mejor momento para comenzar es ahora mismo.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios