5 errores que sólo los principiantes cometen al crear empresa.

Ve a Google y escribe “cuántas empresas fracasan”. Las estadísticas no son muy alentadoras. Los resultados dicen lo siguiente:

  • En México 8 de cada 10 empresas fracasan antes de cumplir los 5 años y el 90% de las pymes no sobreviven los 10 años.
  • Después un portal en España afirma que el 80% de las empresas nuevas quiebran el primer año.
  • En el tercer resultado el portal la República de Perú, afirma que solo el 30% de las microempresas perdura en el tiempo.

Unas cifras muy desalentadoras. Sin embargo, aprender de los errores de otros empresarios acelerará tu curva de aprendizaje y le dará a tu emprendimiento mayores probabilidades de éxito.

Presta atención a estos tres errores comunes que comete un emprendedor principiante al crear empresa. Que esto no te suceda.


1. No pensar en los impuestos.

Equilibrar un presupuesto es uno de los mayores desafíos para los dueños de nuevos negocios. Administrar los gastos diarios es algo que no se debe tomar a ligera, y mucho menos los impuestos.

Los impuestos son de suma importancia, si no los tienes en cuenta, este podría ser un tonto motivo para cerrar tu empresa. Si te comportas como muchos empresarios sin experiencia, probablemente subestimarás el monto, o simplemente lo dejarás para lo último. Pensar que al final del año fiscal te ocuparás de eso podría traerte muchos problemas.

Asegúrate de tener la liquidez adecuada. Si no tienes como pagarlos podrías enfrentarte a una multa considerable o, en casos severos, a la cárcel.

Expertos recomiendan reservar un 20 por ciento de tus ganancias para garantizar que puedas pagar tus impuestos.

2. No tener un modelo de negocio. 

Es muy común que un emprendedor subestime el valor de un modelo de negocio. Lo cual es un grave error, ya que ese es el propósito principal de una startup. En sus inicios una empresa está diseñada para buscar un modelo que funcione recurrentemente, es decir, debe encontrar procesos de mercadeo, ventas y de producción que funcionen a lo largo del tiempo, que sean repetibles y escalables.

Así pienses que todo está en tu mente y que no puedes perder el tiempo haciendo un modelo de negocio, hazlo. Un modelo de negocio es una guía, es la estructura de tu empresa. Te permitirá analizar tus actividades y encontrar errores. Si quieres una guía que te permita desarrollar tu modelo de negocio en tan solo 7 días haz click aquí. 

3. Pensar que puedes hacerlo todo.

Al crear tu propia empresa, serás el responsable de todos los aspectos de tu negocio. Pero no confundas esa responsabilidad con hacerlo todo.

Puedes estar increíblemente bien informado sobre tu industria e incluso tener mucha experiencia, pero eso no significa que tengas el conocimiento para manejar todos los aspectos y operaciones comerciales.

Debes ser realista acerca de tu propio conocimiento y experiencia, además de externalizar las tareas que no pertenecen al núcleo del negocio. Siempre habrá personas más capacitadas que tú para ocupar determinadas posiciones.

Es posible que conozcas sobre contabilidad, pero va a llegar un punto en el que necesitarás ayuda. Puedes contratar un contador una vez al año para asegurarte de que ese trabajo se realice correctamente.

También debes encontrar un abogado para contactar de vez en cuando, no sabes en qué momento puedan surgir problemas legales.

Si bien la contratación de estos profesionales puede tomar un bocado de tu presupuesto, sus tarifas serán mucho más pequeñas que las sanciones en las que podrías incurrir si cometes un error tonto.

Al principio está bien que trates de ahorrar, pero llegará un momento en que necesitarás incluir estos gastos y pensar en ellos como una inversión.

Contratar personas con otras habilidades también te permitirá concentrarte en las cosas en las que eres bueno y así trabajar eficientemente.


4. Sólo pensar en crecimiento.

Es natural que al empezar tengas grandes planes para tu empresa. Pero adoptar un enfoque agresivo para el crecimiento del negocio es un error demasiado común.

“Sucede mucho”, Así lo afirmó para el portal Entrepreneur, Erik Rannala, cofundador y socio de Mucker Capital, “Las personas recaudan dinero, piensan que están llenas de efectivo y luego lo gastan en cosas equivocadas. Pero cuando se dan cuenta de que el gasto no los está llevando a ninguna parte, a menudo es demasiado tarde”.

Es cierto que debes reinvertir las ganancias, pero solo debes invertirlo en cosas esenciales para tu empresa en este momento. Si bien es bueno pensar en lo que está por venir, es más importante establecer una base sólida para tu negocio. De lo contrario, puede que no tenga un futuro en absoluto.

5. Mezclar tu vida profesional y personal.

Si bien tu salud financiera es importante, la salud mental no debe subestimarse. Los hábitos comunes de las personas que están creando empresa, como trabajar desde casa y atender llamadas de los clientes los fines de semana, pueden provocar una fusión de vidas profesionales y personales, aún cuando mantener estos aspectos separados es esencial para crear el equilibrio que todos necesitamos para una buena salud mental.

Aprende cómo configurar tu correo de voz para que pueda recolectar tus llamadas profesionales fuera del horario de trabajo. Si trabajas desde tu casa, asegúrate de restringir tus actividades a lugar y hora específica. Cuando estés con tu familia, debes cambiar de marcha y regresar a tu vida personal.

Evita dejar de lado los compromisos sociales para poder trabajar, porque pasar tiempo con familiares y amigos te ayudará a recargar tus energías.

No dejes que las estadísticas al inicio del artículo te depriman. En cambio, aprende de los errores más comunes que cometen otros emprendedores novatos. Al hacer las cosas de manera diferente, puedes maximizar tus posibilidades de triunfar en el competitivo mundo de los negocios.

Y recuerda que si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

 

Comentarios