Inicio » Motivación » 19 métodos para automotivarte y conseguir lo que quieres

 

“Si lo puedes soñar lo puedes lograr” – Walt Disney

Sin importar lo que quieras lograr, ya sea en los negocios, en el campo académico o personal, tus resultados dependen de tu motivación para trabajar, estudiar o para cualquier actividad que realices. Las frases motivacionales como la que está al principio de este artículo son excelentes para generar motivación temporal. Tristemente esta motivación dura muy poco.

Incluso, cuando estés verdaderamente motivado por los objetivos de un nuevo proyecto, no todos los elementos del mismo será placenteros. Muchas veces, el trabajo se torna monótono, aburrido y en ocasiones incómodo.


La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la idea de empezar un proyecto, sentirnos increíblemente motivados y eventualmente, luego de no tener los resultados que buscábamos, perdemos la motivación y nuestro proyecto muere inmediatamente.

Las personas que logran sus objetivos, lo hacen porque soportan el trabajo desagradable que vendrá inevitablemente en todo proyecto

Esto está perfectamente ilustrado en la respuesta que le dio el co-fundador de Facebook, Dustin Moskovitz a un periodista cuando le pregunto ¿cómo se sentía por el éxito que había experimentado Facebook de la noche a la mañana?, a lo que Moskovitz respondió: Si para usted “éxito de la noche a la mañana” significa permanecer levantado todas las noches por seis años escribiendo código, entonces me siento cansado y estresado.

Por ejemplo, Malcom Gladwell popularizo la idea de que se necesitan 10.000 horas de practica continua para alcanzar la perfección.

Aunque este preciso número de horas ha sido muy debatido, el punto fundamental de la teoría, el cuál es basado en la investigación del psicólogo Anders Ericsson, es que ser grandioso en algo toma mucho tiempo.

Es muy difícil trabajar de manera repetitiva y más aún si debes hacerlo por tanto tiempo.

Entonces, ¿Cómo replicamos lo que las personas exitosas hacen para eventualmente lograr lo que se proponen?, ¿Cómo atravesar todos los obstáculos manteniéndonos motivados durante todo el viaje?

Necesitas aprender como automotivarte.

Muchos intentan motivarse descargando aplicaciones y siguiendo consejos dispersos. Esto no te llevará muy lejos y en el peor de los casos, solo te mantendrá distraído. Entender que es lo que verdaderamente te motiva y como puedes crear un plan es lo único que te llevará a encontrar resultados definitivos.

En su núcleo, muestras motivaciones explican nuestro comportamiento: Tanto el comportamiento de largo plazo, como escribir un libro, y aquellos de corto plazo como alimentarnos. La motivación explica incluso por qué tu estas leyendo este artículo. Tu quieres entender como motivarte a ti mismo de manera efectiva para alcanzar tus metas.

De acuerdo a la psicóloga experta Kendra Cherry, La motivación consiste en tres componentes principales.

1. Activación: Es cuando tomas decisiones para iniciar un comportamiento, como planear una rutina de ejercicios y tal vez ir al gimnasio solo una vez.

2. Persistencia: Este es un continuo esfuerzo que tu decides tomar a pesar de los obstáculos o dificultades.

3. Intensidad: Es la energía que le pones a un proyecto. ¿Cuando vas al gimnasio estas trabajando muy duro para obtener resultados o simplemente estas dando el mínimo esfuerzo mientras miras tu teléfono?

La mayoría de nosotros empezamos un proyecto y probablemente trabajemos intensamente en él, pero al final fallamos en ser persistentes.

La mayoría empieza un proyecto pero fracasa en ser persistente Click To Tweet

Caemos en algo que parece ser mas divertido, fácil, menos estresante o más urgente (pero no importante), dejamos todo para después y nos rendimos. Como resultado fallamos en lograr nuestro objetivo.

Tu motivación depende de persistir al máximo y no posponer lo que debes hacer Click To Tweet

La razón por la cuales no logramos ser persistentes son múltiples.

Esencialmente procrastinar es un rasgo humano y todo se reduce a la neurología cerebral.

De acuerdo al experto en procrastinación Piers Steel, nuestro cerebro tiene dos sistemas de toma de decisión.

Esta conectado de tal manera que cuando decides trabajar, necesita evaluar el premio o la recompensa por dicho trabajo dos veces. Una por el sistema límbico y otra por la corteza prefrontal.

La corteza prefrontal es la que nos permite diferenciarnos de otros animales. Es nuestro pensamiento de largo plazo, es lo que controla nuestra voluntad. El sistema límbico esta solo involucrado en la recompensa inmediata.

La razón por la cuál mantener una rutina de ejercicios es complejo es porque tu sistema límbico entra en acción y tu solo puedes ver cuál será el beneficio inmediato. Por ejemplo, prefieres ver el siguiente episodio de Game of Thrones  cuando deberías estar haciendo ejercicio.

Tu sistema límbico no puede apreciar las recompensas de largo plazo. Esto explica porque eliges recompensas inmediatas en vez de aquellas de largo plazo, incluso cuando sabes que la recompensa inmediata será pasajera y en el futuro estarás molesto contigo mismo.

Ahora que sabes por qué procrastinamos y fallamos en persistir ¿Te gustaría saber cómo prevenir esto y mantenerte altamente motivado?


Encuentra a continuación 19 tips para mantenerte motivado.

1. Optimiza la selección de tus objetivos.

Las metas y objetivos que han sido establecidos por nosotros mismos o por otros son nuestra motivación. Las metas nos motivan y nos ayudan a mantenernos enfocados. A través de las metas podemos identificar caminos que nos ayuden a obtener los resultados deseados.

Lo que muchas personas no entienden es que no todas las metas son iguales ni nos motivan en las mismas magnitudes. Si no sabes como establecer tus objetivos, no podrás obtener ventaja de ellos.

Puedes usar SMART, una serie de reglas para la selección de objetivos, creadas para guiarte a elegirlos sabiamente.

Existen diferentes definiciones para el acrónimo SMART, sin embargo, Michael Hyatt las define cómo: Specific, measurable, actionable, realistic y time bound (Especificas, realizables, reales y limitadas en el tiempo)

Entre más específicos son tus objetivos más te comprometerás a realizarlos. Un estudio en el 2006 encontró que dar vagos objetivos a los empleados los desmotiva y los aleja de cumplir sus metas. Entre mas específico es tu objetivo mejor.

Las metas deben ser medibles para que puedas medir su progreso. De otra manera no podrás saber si estas avanzando. Objetivos que indiquen claramente lo que se espera de ti, que se puedan cuantificar y ser evaluados por métricas son los mejores para mantenerte comprometido.

Tus metas deben ser realizables para que hagan parte de tu motivación. Michael Hyatt recomienda que comiences todas tus metas con un verbo que no tenga nada que ver con ser o estar, sino con acciones como empezar o correr.

Las metas deben ser reales, o te arriesgas a perder tu motivación. Debes encontrar un punto en donde tu objetivo este justamente por debajo de tu rendimiento y fuera de tu alcance.

Tus metas deben tener un tiempo limitado para agregarle urgencia a realizarlas. De no ser así, corres el riesgo de distraerte por cosas menos importantes o más urgentes.

Libros Recomendados:

2. Trabaja para dominar tus objetivos.

Cuando tienes una meta en particular, la tratarás de lograr de diferentes formas. Este comportamiento se explica por la orientación de metas. Existen dos tipos, orientación de dominio y orientación de rendimiento.

Cuando una persona asume la orientación de dominio, se enfoca principalmente en el aprender, mejorar y desarrollarse individualmente. Por el contrario la orientación de rendimiento se trata de superar a otros en un campo determinado.

Varios estudios han demostrado que la orientación de dominio es superior a la de rendimiento, aunque la sociedad esta enfocada en una gran proporción a tratar de superar a otros.

La orientación de dominio desarrolla la perseverancia del individuo e incrementa la voluntad para buscar nuevos retos. Como ejemplo, Thomas Edison eventualmente invento la bombilla eléctrica a través de la orientación de dominio, al desarrollar sus propias invenciones constantemente.

La orientación de rendimiento, hace que las personas más ansiosas y nos hace preocuparnos más.

Cuando trabajas para lograr tus objetivos, debes estar preparado para compararte con tus propios resultados y tratar de superarte a ti mismo. A nadie más

3. Aplica los incentivos correctos.

Existen diferentes incentivos para tu motivación: La motivación intrínseca y la motivación extrínseca.

La motivación intrínseca es aquella que parte de la motivación natural que dirige nuestras vidas, la que nos da la capacidad de mejorar continuamente y ser parte de proyectos más grandes que nosotros.

La motivación extrínseca se refiere a los incentivos que provienen de nuestro entorno, no parten de nuestro interior. Un incentivo de este tipo podría ser los aplausos de un público. Este tipo de motivación es principalmente beneficiosa para tareas repetitivas o para empezar algo, mientras que la motivación intrínseca se necesita para mantener óptimos niveles de productividad y para alcanzar logros de largo plazo.

4. Controla tus impulsos.

De acuerdo a la profesora de psicología Susan Krauss, tus impulsos tienen un efecto directo en tus hábitos. Como consecuencia, pierdes la visión de tus logros de largo plazo y los remplazas por los de corto plazo. Por este motivo tiendes a dejar todo para después.

Afortunadamente, existen maneras para controlar nuestros impulsos.

Puedes hacerlo al establecer objetivos de largo plazo más concretos y específicos. Cómo lo notamos en párrafos anteriores, debes crear objetivos que sean realizables y específicos. Si defines un resultado en particular como por ejemplo correr media hora todos los días, establecerás objetivos mas viables y concretos.

También puede controlar tu impulsividad por medio del pre-compromiso.

Normalmente sabemos cuales son las tareas que no nos gustan y por lo tanto cuales son las que posiblemente dejemos para después. Por medio del pre-compromiso hacia alguna de estas tareas, te asegurarás de no aplazar este tipo de actividades.

Pre-comprométete planeando exactamente donde y cuando vas a hacer este tipo de tareas. Si lo haces y eres consciente de tus impulsos tu compromiso incrementará drásticamente.

También puedes implementar intensiones o condicionales para planear y prepararte para una tarea determinada, como lo planteó Gollwitzer y Paschal Sheeran en 2006.

Por medio de esta técnica serás capaz de crear patrones particulares de comportamiento: Si la situación Y sucede, entonces actuaré de la forma X”

Si alguien te pide que pares de trabajar y tomes un descanso, seguirás tu plan y tomarás el descanso únicamente después de haber terminado la tarea que empezaste. Si sientes una increíble necesidad de revisar tu correo electrónico en la mitad de tu trabajo, entonces tomarás la decisión de revisarlo solo cuando hayas terminado.


5. Trabaja en tu propia eficacia.

La procrastinación es alimentada por una creencia irracional en donde crees que eres incapaz de completar una tarea. Esta creencia determina un nivel bajo de auto-eficacia que consiente o inconsciente no te permite completar una actividad en particular.

Las creencias de auto-eficacia están formadas por 4 fuentes diferentes.

En primera instancia, tu auto-eficacia esta determinada a través de la interpretación de tu desempeño en tareas anteriores.

La segunda fuente es cuando desarrollas auto-eficacia mediante la observación de otras personas.

La tercera, es llamada persuasión social como estimulo o desaliento, juega también un papel importante.

Por último, la auto-eficacia esta determinada por tu estado emocional, por ejemplo el estrés. Explicaré más a fondo estas fuentes en los puntos 6-9.

Nótese que la auto-eficacia necesita estar acompañada de expectativas de un resultado positivo, por lo tanto necesitas creer en tu meta para mantenerte motivado, De la misma forma si crees en lo que estas haciendo, es posible que no necesites de la auto-eficacia para alcanzarlo.

6. Obtén pequeños resultados.

El psicólogo Tim Pychyl afirma que el progreso en nuestras metas es crucial para mantener nuestra motivación.

Así mismo el especialista en economía del comportamiento Dan Ariely demuestra en un estudio que las personas que presentan avances en sus trabajos son más propensos a mejorar su desempeño, lo que resalta lo dicho por Pychyl.

Pero, cómo puedes presenciar buenos resultados cuando estas trabajando en metas grandes, como por ejemplo crear tu propia empresa, y tu progreso puede tomar incluso años en ser evidente.

Divide tus objetivos en pequeños pasos de tal manera que puedas ver los resultados en cada uno y no te desanimes.

7. Consigue gente que te apoye.

Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que cuando confiamos en nuestras habilidades actuamos con mayor motivación y tenemos mejor desempeño.

En este análisis, los estudiantes fueron evaluados mientras hablaban con personas que presentaban tanto actitudes positivas como negativas (Sonreír, cruzar los brazos o negar y afirmar con la cabeza). El grupo de estudiantes que fué expuesto a estímulos positivos se desempeño notablemente mejor que el otro grupo.

Sin embargo, se ha demostrado que los estímulos que no están basados en el rendimiento pueden ser perjudiciales, ya que refuerzan una condición en la que las personas tienen un sentido de impotencia para aprender.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Stanford, las personas presentan altos niveles de motivación al decirles que serán grandiosas si trabajan duro. Por el contrario decirle a alguien simplemente que es inteligente en un estimulo mucho menos efectivo.

8. Observa a las personas exitosas.

Un factor que forma nuestras creencias es nuestra habilidad para desarrollar actividades basadas en las experiencias de otros. Esto significa que al observar a alguien que consideramos exitoso en una actividad, esto tiene un impacto en como percibimos nuestras habilidades para realizar la misma tarea.

Si ves a un amigo correr una maratón, esto puede tener un efecto positivo en cómo valoras tus habilidades para correr una maratón.

No obstante, si observas a alguien con el cuál no te sientes identificado, como por ejemplo un atleta famoso, su rendimiento o resultados no tendrán un gran impacto en tu auto-eficacia.

Si desarrollas tu auto-eficacia por medio de la observación de otros, asegurate de comparar tus propias experiencias de éxito y no las de otros.

Como consecuencia si observas a alguien tener éxito con la intensión de hacer lo mismo y fallas, esto afectará tu auto-eficacia de manera negativa.

La mejor forma es que te enfoques en superarte a ti mismo comparando tus propias experiencias personales.


9. Debes estar consciente de tu estado de animo.

Tu estado de animo determina como te sientes acerca de tus metas y tus habilidades para completar una tarea.

Si eres capaz de transformar aquellas tareas que “tienes que hacer” por aquellas que “quieres hacer”, podrás motivarte para empezar. Si sientes que hacer ejercicio es algo que tienes que hacer, debes revaluar este sentimiento y pensar acerca de el como algo que quieres hacer. Piensa en cómo el ejercicio tendrá beneficios para tu salud.

Sin embargo, no podemos negar que hay días en los que nos sentimos ganas de nada. Afrontémoslo, somos humanos y es perfectamente natural que te sientas de esta manera. No trates de forzar tus emociones porque puedes sentirte más desmotivado aún.

10. Baja tus estándares.

El perfeccionismo nos conduce a dejar todo para después. Incluso si no eres un perfeccionista puro, hay un rasgo que nos caracteriza y es el hecho de preocuparnos por lo que piensan las otras personas.

Por lo general siempre vamos a querer agradar y ser los mejores, lo que nos infunde miedo a equivocarnos o que otros nos juzguen basados en nuestro bajo rendimiento.

Como resultado, postergamos las cosas demasiado debido al estrés de los detalles, lo que nos lleva a no avanzar en nuestras metas.

Senia Maymin afirma que existen diferentes maneras de superar el perfeccionismo. De acuerdo a un estudio de Carol Dweck, psicólogo de la Universidad de Stanford, los niños que se enfrentan a tareas difíciles tienen dos caminos para interpretar la situación.

Algunos se rinden antes de intentar porque piensan que necesitan un cierto nivel de inteligencia. Es decir sentían que no eran suficientemente inteligentes para enfrentar el reto.

Los otros niños pensaban que entre más se esforzaran, más oportunidades tendrían de tener éxito.

Si estás dentro de la primera categoría, existe una cura. La investigación también encontró que los niños con pensamientos negativos pueden ser persuadidos a pensar que tienen todo para lograrlo si se esfuerzan lo suficiente. Esto aplica en adultos también.

Jeff Goins sugiere diferentes caminos para superar las tendencias hacia el perfeccionismo y una de ellas es que actúes, muévete, haz así no sea perfecto. En ves de enfocarte en el resultado, concéntrate en el esfuerzo que estas haciendo.

También es bueno que compartas tu trabajo con otros, no te tomes muy enserio y baja tus estándares.

11. Supera tus barreras mentales.

El perfeccionismo está ligado al auto-sabotaje y es una creencia irracional que afecta directamente tu motivación hacia el logro de objetivos.

El auto-sabotaje se refiere a tu inconsciente miedo al éxito o también el miedo al fracaso.

Ambos están basados en el miedo que nos genera lo que otros piensan de nosotros. El miedo al éxito parte del miedo de pensar que las personas a tu alrededor puedan rechazarte por tu éxito. El miedo al fracaso se soporta en la vergüenza de no haber sido lo suficientemente hábiles para terminar un proyecto.

Elizabeth Grace Saunders sugiere las siguientes soluciones.

Acepta tus decisiones: En algún momento tomaste una decisión que te transportó a la situación en la que estás actualmente. Piensa en el pasado, tal vez decidiste crear tu propia empresa o estudiar una carrera. Ahora entiende que fuiste responsable de esa decisión y por eso estás donde estás.

Enfócate en avanzar: Es posible que estés llenando tu agenda con tareas poco importantes para disculparte por tu bajo rendimiento. No pierdas el tiempo y concéntrate en realizar tu meta final y pregúntate ¿Qué puedo hacer para avanzar?

Reconoce tu progreso: No inviertas todo tu esfuerzo pensando acerca de los resultados que necesitas, por el contrario déjalos que lleguen. Recuerda que es mejor hacer poco que no hacer nada.

12. Acepta el fracaso.

Todos le tenemos miedo a fracasar. Como mencioné al inicio de este artículo al referirme a la entrevista de Dustin Moskovitz, tenemos una creencia infundada de que existe el “éxito repentino” y nos decimos lo siguiente:

Nunca digas nunca, probablemente el éxito repentino si existe.

Sin embargo, muchas de las historias de éxito que escuchamos o vemos en los medios están basadas en hechos que las personas quieren conocer (Jóvenes exitosos de la noche a la mañana).

Años y años de trabajo son poco mencionados en estas historias.

Las personas fallan más de los que piensas. La mayoría no tienen idea de lo que están haciendo y solo algunos se mantienen trabajando hasta que lo descifran. Como tu, la mayoría tenemos una curva de aprendizaje antes de encontrar el camino correcto.

Esta frase de Michael Jordan ilustra esta afirmación:

“He fallado más de 9000 lanzamientos en mi carrera. He perdido 300 partidos. 26 veces, me han confiado el balón para hacer el lanzamiento para ganar el partido y lo he fallado. He fallado una y otra vez. Y esa es la razón por que he tenido éxito.”

Fallar es perfectamente aceptable. Si fallas, fallas, y por si no lo sabias fallarás en algún momento. Las personas te rechazarán y probablemente no lograrás cumplir tus metas en años. Encontrarás muchos obstáculos.

Ten confianza en el hecho de saber que encontrarás el camino en algún momento.

Para ver lo que significa ser persistente y enfrentar el rechazo en repetidas ocasiones, la entrevista de Jeff Haden con Gillian Zoe Segal es una lectura muy interesante. Ella logró varias entrevistas con personajes muy reconocidos como Warren Buffett. Ella logró esto por medio de la persistencia.


13. Concéntrate.

Hay una historia famosa que dice que Warren Buffett le pregunto a su piloto que nombrara 25 objetivos que él quería alcanzar dentro de los años siguientes. Aquellos objetivos que lo impulsaran a perseguir sus sueños.

El piloto nombró sus 25 objetivos. Buffett le pidió que eligiera los solo 5 de ellos.

Cuando se le preguntó, qué lo había hecho escoger esos 5 respondió que había seleccionado los 5 más importantes y que mantendría los otros 20 en mente para trabajarlos paralelamente.

“Cometes un error”, dijo Buffett “todos los que no elegiste hacen parte de la lista de objetivos que vas a evadir a toda costa. Nunca les pondrás atención hasta que no logres cumplir los 5 más importantes.”

Muchas metas solo te llevan a fracasar. Probablemente no lograras cumplir ninguna, y terminarás completamente desmotivado.

El blogger Scott H Young recomienda que te enfoques en un solo objetivo a la vez.

Si lo haces, obtendrás resultados mas rápido. Esto te hará sentir motivado para continuar.

14. Haz que sea fácil mantenerte trabajando en tus objetivos.

Trabajar arduamente en un objetivo parte de aceptar que para llegar al punto B desde el punto A, necesitarás completar tareas repetitivas una y ora vez en un periodo largo de tiempo.

Únicamente confiando en tu motivación, es posible que no logres los resultados que estas buscando, ya que tu sistema límbico entrará en juego haciendote pensar las retribuciones de corto plazo.

Por este motivo, de acuerdo a Sue Falcon, necesitas crear estrategias que faciliten mantenerte constante trabajando en tus objetivos.

Si quieres establecer como rutina levantarte temprano en las mañanas para salir a correr, deja toda tu ropa deportiva lista para que la veas apenas te despiertes. Si quieres levantarte temprano, deja tu alarma lejos de tu alcance, de tal manera que tengas que levantarte para apagarla.

15. Identifícate con tu futuro yo.

Un estudio realizado por Hal Hershfield, demostró que los seres humanos son poco propensos a identificarse con sus seres futuros. Consideramos como extraños a nuestros yo futuros, un fenómeno aún más común entre los procrastinadores.

Por el contrario los no procrastinadores tienden a experimentar ciertas relaciones entre su ser en el presente y su ser en el futuro.

Cómo consecuencia, puedes reducir tu tendencia a dejar todo para después al considerar las consecuencias que tus acciones presentes tienen para ti en el futuro.

Por ejemplo, si quieres ahorrar dinero debes considerar las consecuencias de tus hábitos de gasto tienen en tu futuro, el año que viene, o incluso la siguiente semana.

16. Trabaja como parte de un equipo.

Un estudio de la Universidad de Kansas y otro de la Universidad de Stanford, concluyeron que los seres humanos encontramos mayor motivación al trabajar como parte de un equipo.

El estudio de la Universidad de Kansas demostró que cuando un individuo sabe que será parte de un equipo y sus aportes contribuirán a los resultados del mismo, sus esfuerzos se triplican.

Así mismo el estudio de la Universidad de Stanford explica los estados psicológicos del individuo al sentirse motivado por ser parte de un grupo de trabajo.

Basado en estos resultados, debes trabajar como parte de un equipo o al menos pensar que haces parte de uno o trabajar para alguien más. Esto puede ser realizado trabajando desde una oficina donde hayan otra empresas colaboradoras o buscando un colega que te ayude con alguna labor.

17. Visualizar o no visualizar, esa es la cuestión.

Existe cierta controversia al rededor de la visualización motivacional o la idea de usar tu imaginación para crear imágenes al rededor de la meta que quieres cumplir. Investigaciones han comprobado que la visualización si te ayuda a estar más cerca de alcanzar tus metas.

Sin embargo, un estudio publicado en Journal of Experimental Social Psychology, concluyo que las fantasias positivas sobre el éxito disminuyen nuestra ambición para alcanzarlo. Tu cerebro se acostumbra a estos pensamientos y como consecuencia entras en una zona de confort.

Una sugerencia es aplicar la visualización critica, donde también consideramos los contratiempos y obstáculos, dice David DiSalvo.

De acuerdo a Gregory Ciotti de Sparring Mind, Un estudio de UCLA, demostró que aquellas personas que visualizan el proceso completo (Todo lo que necesitan hacer para alcanzar su meta) son más propensas a permanecer encaminadas para lograr sus objetivos.


18. Se consiente de tus pensamientos.

Tus pensamientos afectan sus acciones, es por esto que muchos tratan de controlar sus pensamientos. Esta demostrado que si tratas de controlar tus pensamientos, esto solo aumentará tu pensamientos en torno a los pensamientos que quieres evitar.

Por ejemplo, si quieres parar de consumir azúcar, que tus pensamientos acerca del consumo de azucar aumenten más de lo normal. El blogger J.D Andre afirma, “El actual contenido de tus pensamientos no importa.”

Lo que importa es la manera en que permitas a tus pensamientos controlar tus acciones. J.D aconseja ver los pensamientos como nubes, sé consiente de ellas, pero déjalas pasar para que no te atrapen.

19. Crea un sistema.

Cada objetivo alcanzado es el resultado del los buenos hábitos y el uso de sistemas.

Como se describió anteriormente, los objetivos SMART, hacen nuestras metas específicas, realizables y medibles. Para que sea más fácil trabajar hacia el cumplimiento de tus metas y mantener tu motivación, debes planear por adelantado un sistema que asegure el cumplimiento de tus metas y los hábitos que necesitas seguir.

Adicionalmente, esto te ayudará a trabajar más allá de tu objetivo. Si vas a correr una maratón, es posible que pares de ejercitarte después del evento porque ya has alcanzado la meta que te habías propuesto. Crear un sistema y apegarte a ciertos hábitos te ayudará no solo a cumplir metas individuales sino a construir un nuevo estilo de vida.

Como lo afirma el reconocido blogger en temas de liderazgo George Ambler, debes preguntarte a ti mismo “¿Cuáles son los pasos que debo dar para lograr mis objetivos?” y “¿Qué hábitos necesito desarrollar para dar estos pasos?”

Por ejemplo, si quieres correr una maratón, tu sistema debe ser correr diariamente. Los pasos serán empezar a correr, incrementar las distancias y comer bien.

Tus hábitos son aquellas tareas diarias que realizas sin falta para lograr tus metas, por ejemplo correr 30 minutos todos los días.

Sistematizar tu trabajo aumentará tus posibilidades de generar resultados todos los días y por consiguiente aumentará tu motivación. Por este motivo considero que crear un sistema es una de las mejores formas para mantenerte motivado y lejos de abandonar tus tareas o postergarlas.

Si leíste todo el artículo ¡¡TE FELICITO!! ahora tienes 19 formas de mantenerte motivado.

Aplicando estas técnicas de automotivación, creando metas SMART y siendo consciente de lo que debes hacer para adoptar los hábitos correctos y sistematizar tu trabajo, lograrás persistir más, procrastinar menos y motivarte para finalmente lograr lo que te propones.

Si estás realmente interesado en crear tu propio negocio y quieres encontrar más información sobre este tema, adquiere nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

 

Comentarios

¡Suscríbete a nuestra comunidad!

Y recibe nuestros mejores artículos, información y regalos en tu correo electrónico.

¡Excelente! Eres parte de la comunidad de ModoEmprendedor

Share This